05 de diciembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El hombre que enamoró a la actriz americana Rachel Welch y fue el bandolero más recordado de Televisión Española cumpliría ahora 86 años

Aniversario Sancho Gracia, el legado del gran actor que se formó en Uruguay y fue amigo de Adolfo Suárez

Sancho Gracia como Curro Jiménez.
Sancho Gracia como Curro Jiménez.
Se convirtió en uno de los rostros televisivos más conocidos durante la Transición Española gracias a su aparición pidiendo el voto para el líder de UCD, Adolfo Suárez. Su profesionalidad, carácter canalla y carisma sobre el escenario cautivaron a cineastas de la talla de Pedro Lazaga o Mario Camus y no dudó en ponerse bajo sus directrices. Aunque quizá su éxito televisivo más recordado es su papel protagonista en la serie emitida en Televisión Española 'Curro Jiménez'.

Félix Sancho Gracia pertenecía a la generación de actores que tuvo que hacer frente a la postguerra, al régimen franquista y a la censura impuesta por la dictadura. Coetáneo de intérpretes como Pepe Sancho, José Sacristán, Álvaro de Luna, Terele Pávez o Lucía Bardem, la carrera profesional de Sancho Gracia cautivaría a algunos de los directores más relevantes de la década de los sesenta como Mario Camus, Juan Antonio Bardem o Pedro Lazaga.

Además de ser uno de los personajes televisivos más relevantes de la televisión española, mantuvo su vida personal en absoluta discreción. Junto a la uruguaya Noela Aguirre, tuvo tres hijos: Félix, Rodrigo y Rodolfo. Para el actor su familia siempre fue lo más importante y de su descendencia, los dos hijos mayores han continuado en el mundo de la interpretación.

Familiares y amigos se despiden de Sancho Gracia

Sancho Gracia y Noela Aguirre junto a sus hijos.

Rodolfo Sancho se ha puesto delante de las cámaras en proyectos televisivos como El Ministerio del tiempo, Isabel o Los Herederos de la Tierra. Rodrigo Sancho también se hizo un hueco en el mundo del cine siendo hoy un prestigioso director cinematográfico. El pequeño de la familia, Félix Sancho, sin embargo, ha orientado su carrera al mundo de la ingeniería arquitectónica e incluso probó suerte en el fútbol.

El fallecimiento de Sancho Gracia el 8 de agosto de 2012, víctima de un cáncer de pulmón, supuso una gran pérdida para el mundo de la interpretación y para todos aquellos compañeros que se acercaron hasta el Tanatorio de Tres Cantos para darle su último adiós.

El niño de Lavapiés que se formó en Uruguay

La infancia del intérprete madrileño estuvo marcada por la muerte de su padre, de manera prematura, a los 29 años víctima de una peritonitis. En plena postguerra española, su madre volvió a pasar por el altar contrayendo matrimonio con Gabino Abril. Ambos trabajaron durante varios años en los hoteles Ritz y Palace. A pesar de las penurias habituales durante los años posteriores a la Guerra, la familia de Sancho Gracia logró salir adelante en los barrios de Lavapiés y Embajadores. 

Sancho Gracia en la película

Sancho Gracia en su juventud.

Su estancia en la capital española no duraría demasiado, pues fue su padrastro quien logró un empleo en la delegación española de Montevideo y hasta allí se trasladó toda la familia aunque Gabino Abril fallecería poco antes del viaje a Uruguay. La madre de Félix no dudó en continuar con el plan establecido.

A su llegada a la capital uruguaya, el actor trabajaría en un concesionario y en una empresa dedicada a la venta de jabones Lux. Aunque, sin duda, su vocación era la interpretación, formándose en la Escuela Municipal de Arte Dramático y consiguiendo posteriormente un trabajo en la Comedia Nacional.

“Yo voto a UCD”

España comenzaba a despegar en la década de los sesenta y Sancho Gracia, animado por el también actor y amigo Francisco Rabal, fue uno de los actores que no dudó en regresar al país. A su vuelta, asistió al estreno de grandes cintas como La Gran Familia, El Turismo es un gran invento o El Verdugo. Alentado por la calidad de lo que veía, no dudó en desarrollar su carrera profesional en el cine español.

Sancho Gracia junto a algunos compañeros de profesión.

Bajo el amparo de Damián Rabal, su representante artístico, interpretó sus primeros papeles bajo las órdenes de directores teatrales como José Tamayo o Miguel Narros. Pero, aprovechando la gran habilidad que tenía para los idiomas, en 1964 debutó junto al director de cine francés François Villers en La otra mujer y, en 1969, intervino en 100 rifles, donde una bellísima Rachel Welch se encaprichó del actor y, de hecho, mantuvieron un romance fugaz. 

LA IMAGEN DE TU VIDA - Las primeras elecciones (1977) - YouTube

Sancho Gracia en 1977 mostrando su apoyo a Adolfo Suárez.

Felicín, como le llamaba cariñosamente Paco Rabal, comenzó a ser uno de los rostros conocidos de Televisión Española y en 1977 no dudó en mostrar su apoyo político a Adolfo Suárez en las primeras elecciones generales. Al igual que Arturo Fernández o Barbara Rey, hizo campaña y pidió el voto para Unión Centro Democrático. De hecho, era tal la buena sintonía entre el político abulense y el actor que Adolfo Suárez fue el padrino de bautizo de Rodolfo Sancho, uno de los hijos del actor.

El bandolero más recordado de la televisión

En 1976, Curro Jiménez, la serie creada por crítico teatral Antonio Larreta, llegaba a Televisión Española y nada hacía presagiar que se convertiría en uno de los fenómenos televisivos más recordados de la cadena en plena Transición Española. La trama principal se desarrollaba en torno al bandolerismo andaluz del siglo XIX y la acción principal tenía lugar en la Serranía de Ronda.

Twitter 上的 retrochenta:

Una imagen de la serie Curro Jiménez.

Junto a sus fieles escuderos, El Estudiante, El Algarrobo, El Fraile y El Gitano, Curro Jiménez (Sancho Gracia) luchaba contra la presencia de los franceses durante la Guerra de la Independencia Española. A lo largo de tres temporadas, cada capítulo mostraba un conflicto diferente en el que bandolero se oponía a cualquier poder impuesto. No hay duda de que la serie fue la consagración televisiva del intérprete al igual que la de sus compañeros: Álvaro de Luna, Pepe Sancho, Francisco Algora y Eduardo García.

Rodolfo Sancho, la foto de su vida junto a su padre: “Lo que más extraño de  él es charlar, sentarme a su lado” | Vanity Fair

Sancho Gracia junto a su hijo Rodolfo en el set de 'Curro Jiménez'. 

Tal fue el éxito del proyecto televisivo que no dudaron en lanzar Avisa a Curro Jiménez, una versión cinematográfica de la serie y ya en la década de los noventa, saltó a Antena 3, donde sorprendió la presencia de Rodolfo Sancho en el papel de Juanillo.

La cadena ha rescatado la serie y la ha incluido en el catálogo del archivo. Un motivo necesario para rememorar a aquel héroe dentro y fuera de las pantallas. 

COMPARTIR: