18 de agosto de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El coso de origen mudéjar, inaugurado en 1910, reabre sus puertas en unas jornadas culturales de tres días tras más de 80 años

Uruguay reinaugura la plaza de toros del Real de San Carlos, con más antigüedad que la de Las Ventas

La ciudad de Colonia, en Uruguay, vivirá un suceso histórico los días 9, 10 y 11 de diciembre: la reinauguración de la Plaza de Toros Real de San Carlos. Uruguay empezó su lucha contra la tauromaquia en el año 1890 y consiguió erradicarla a mediados de los años 30. En estas jornadas culturales no solo se reabrirán las puertas del recinto, sino que se le conferirá un significado distinto, llenándolo de artistas del lugar que inundarán, con su arte, el espacio.

Durante los días 9, 10 y 11 de diciembre se reinaugurará la Plaza de Toros Real de San Carlos en la ciudad de Colonia, en Uruguay. Se trata de la única plaza que queda en el país. Creada con estilo mudéjar, tiene una arquitectura muy parecida a la que se empleaba en las plazas de toros españolas.

La Plaza de Toros de San Carlos se inauguró el 9 de enero del año 1910 y lo cierto es que, pese a varios intentos para mantenerla activa, solamente lo estuvo durante dos años, pues fue en 1912 cuando las actividades relacionadas con la tauromaquia vieron su fin.

Uruguay y la tauromaquia

El Real de San Carlos no fue el único coso taurino que dejó de celebrar espectáculos de este tipo. La realidad es que en Uruguay nunca caló demasiado el toreo entre la sociedad, siendo los españoles los principales asistentes.

Las corridas de toros serían prohibidas, por vez primera, a principios de 1890, aunque en 1918 se aprobó la ley 5657, una legislación renovada con respecto a este tipo de celebraciones que prohibía todos los espectáculos “que puedan constituir una causa de mortificación para el hombre o animales”. En esta nueva ley no solo se incluía la tauromaquia, sino también espectáculos como las peleas de gallos o el tiro de la paloma.

Colonia, un caso especial

Aunque los espectáculos taurinos estaban prohibidos, el coso siguió activo con actividades centradas en el casino del hotel de la misma plaza de toros. En la década de 1920, tras varias pérdidas de sumas muy importantes de dinero en la ruleta, algunos jugadores acabaron con su vida. Estos sucesos provocaron que el gobierno de su país vecino, Argentina, pusiera aranceles desmesurados a los barcos que llegaban al lugar y la actividad del casino se vio muy mermada.

La Plaza de Toros Real de San Carlos en su forma original.

Fue en 1935 cuando dos españoles, Enrique Queirolo y Carlos Lavarello, intentarían reflotar el lugar firmando un contrato con la Intendencia Municipal de Colonia y consiguiendo una modificación de la ley uruguaya que prohibía los espectáculos taurinos, para que los autorizara, aunque “limitados al Departamento de Colonia”. El proyecto se vio frustrado muy pronto, puesto que en 1936 comenzó la Guerra Civil en España. El abandono del edificio dio comienzo cuando pasó a manos de la Intendencia Municipal de Colonia.

La resignificación del espacio

La reinauguración del Real de San Carlos, una plaza de toros histórica y más antigua que Las Ventas de Madrid, inaugurada en 1931, ha conseguido convertir el lugar en un espacio cultural y deportivo con capacidad para 4.000 personas. En él se podrá disfrutar de distintas exposiciones que se mantendrán en el coso durante esta primera etapa.

Proyecto de restauración de la Plaza de Toros Real de San Carlos. 

Las exposiciones mostrarán escenarios muy diferentes, aunque todos relacionados con ese lugar tan emblemático de Colonia. Por una parte, habrá un espacio dedicado a la historia de la Plaza de Toros de San Carlos y se recrearán escenografías simulando el hotel-casino, el muelle y otros lugares, usando piezas reales para conservar el ambiente de la época.

También se realizará una exposición sobre el proceso de las obras de reconstrucción de la plaza y otra que servirá de escaparate para la obra de 18 expertos en las artes plásticas de Colonia, junto con un espacio dedicado a la Ruta del Vino del departamento.

La plaza, además, acogerá diversidad de espectáculos. El arte inundará el espacio, que se dividirá en cinco escenarios, quince puntos donde encontrar exposiciones, artistas trabajando en directo… Por supuesto, los asistentes contarán con la posibilidad de matar el hambre en las food trucks que se encontrarán en el recinto y podrán disfrutar de un desfile de automóviles clásicos que acabará en la Plaza de Toros.

En definitiva, la Plaza de Toros Real de San Carlos de Colonia ha sabido renacer, resignificando cada uno de sus espacios y dedicándolos al arte local.

COMPARTIR: