26 de noviembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El catalán, que ha fallecido a los 76 años, estuvo al frente de programas como 'Musical Express' o 'Un día es un día' donde acudían las estrellas

Adiós a Àngel Casas el revolucionario de la televisión que combinó la ironía, el talento y los streptease

Àngel Casas y Ciciollina en 1987.
Àngel Casas y Ciciollina en 1987. / El presentador ha fallecido a los 76 años.
El sábado 1 de octubre fallecía a los 76 años el recordado periodista Àngel Casas. Crítico musical en los 60, 70 y 80, se convirtió en presentador de televisión en 1977 y en 1984 revolucionó la televisión nacional desde el canal autonómico TV3 con el programa 'Àngel Casas Show' donde combinaba entrevistas y actuaciones musicales, una fórmula habitual en la pequeña pantalla pero a la que él dio su particular toque imprimiendo un ritmo de show con figuras internacionales y planteamiento irónico.

Àngel Casas comenzó en el mundo del periodismo como cronista músical. No fue el primero en contar las andanzas del naciente pop español pero si uno de los primeros en analizarlo. Desde la páginas de Fotogramas y Correo Catalán lanzó dosis de ironía a los progatonistas de la música patria. En esos años también se convirtió en entrevistador caústico. Prueba de ello es que Karina todavía recuerda cuando le interrogó en una entrevista sobre cuestiones de cultura general. 

En 1974 en el libro 45 revoluciones en España (Editorial Dopesa) repasó la primera década del pop español (1960-1970) y a sus protagonistas sin ahorrar en sarcasmo y en trazar perfiles rozando la mala leche. En esa época ya había ganado un Ondas por su labor en el programa radiofónico de El tocadiscos en Radio Barcelona (Cadena SER). 

La renovación de la televisión 

En 1977 Casas pasó a la pequeña pantalla. En Televisión Española explotó su peculiar forma de contar la actualidad musical. Primero fue en Popgrama, creación de Carlos Tena y Diego A. Manrique. Entre 1980 y 1983 se puso al frente de Musical Express que también dirige. En él acerca la música desde los lugares donde se realizan actuaciones en directo en diversas ciudades del mundo. 

El primer libro de Àngel Casas. 

Tras el nacimiento de TV3 Casas fue fichado por el canal autonómico como una de sus apuestas fuertes. Se puso al frente de Àngel Casas Show. El programa respondía al formato clásico de combinar entrevistas a famosos y actuaciones musicales. La difrencia estaba en la personalidad de su presentador. Las entrevistas se caracterizaban por su dominio de la ironía y por la capacidad de sacar a los invitados los temas más complicados con una mezcla de sarcasmo con una calculada ingenuidad. Así vivió momentos como el enfado de Rocío Dúrcal cuando se enfrentó a sus preguntas sobre su presunta crisis matrimonial con Junior

Por el programa pasaron políticos, artistas, escritores y personajes habituales de las revistas del corazón. En su momento fue muy cricadao por ser casi el pionero en pagar a los invitados para ir a sus programas. "Llegará el día en que todo el mundo cobrará por ir a la televisión", pronosticó. Gracias a esto pasaron por sus platós en exclusiva internacional uno de los novios de Estefanía de Mónaco o la hermana de Michael Jackson en pleno escándalo judicial del 'rey del pop'. 

Tras cuatro años en la autonómica catalana negoció para volver a TVE y en el segundo canal se puso al frente de Un día es un día. El programa respondía al mismo formato que el catalán pero con el añadido de incluir un striptease al final. Una tendencia que se invirtió en el especial de fin de año en el que fue el público asistente en plató quien se desnudó. 

Joan Collins, Richard Gere, Don Johnson, Tippi Hedren, Alain Delon, Milli Vanilli o nacionales como Lola Flores, Martes y Trece o Ana Obregón pasaron por su programa. En todas las entrevistas consiguió titulares que se reflejaban en la prensa al día siguiente.

La teta de Cicciolina

Las figuras internacionales estaban a al orden del día en los platos que servía al espectador cada semana Casas. Así, el 4 de julio de 1990 recibió a Cicciolina y Bianca Jagger. La que fuera mujer del líder de los Rolling Stones habló sobre la situación política de su país, Nicaragua. Por su parte, la actriz porno, de nombre real Iliona Staller en ese momento era diputada en el país transalpino y estaba de nuevo ante la polémica por la retirada de unas fotos suyas en el Bienal de arte de Venecia. 

Cicciolina a su llegada a Barcelona en 1987 para asistir al programa de Àngel Casas. 

No era la aprimera vez que Casas recurría la figura de Cicciolina para buscar espectación. Ya en 1987 su visita a su programa en TV3 generó todo tipo de comentarios ya que en el momento de su visita la pornostar y parlamentaria estaba atravesando una crisis con el Partido Radical al que ella pertenecía y la entrevista venía precedida por las criticas que, decía, estaba dispuesta a hacer sobre líderes políticos de su país. A su llegada al aeropuerto de Barcelona la italiana mostró un pecho a los fotógrafos. El asunto fue toda una suerte publicitaria para Casas que consiguió que de un programa autonómico se hablara en todos los periódicos del país. Un formato que le reportó un Ondas compitiendo con la televisión de ámbito nacional.

En los últimos años 

Tras el cierre de Un día es un día, Casas estuvo una temporada de barbecho para volver con Tal cual (1993-94) donde repitió la fórmula de entrevistas de actualidad, visita de personalidades y música pero sin desnudos al final. Especialmente tensas fueron las visitas al espacio de Chábeli Iglesias y de Carmina Ordóñez. A la primera jugó a dejarla ser ella misma y se mostró como un personaje muy poco interesante. A la segunda la interrogó sobre su cercanía ideológica con el franquismo y ella salió por donde pudo. 

Luego llegarían los programas de debate Los unos y los otros (1994-1995) y Esto es lo que hay (1995-1996). Con la llegada del PP al poder salió de RTVE y estuvo unos años alejado de la pequeña pantalla hasta volver a TV3 con el formato de historia musical Totes aquelles cançons (2004) para luego presentar en el circuito catalán de TVE Senyores i senyors (2005-2007), un nuevo espacio de entrevistas. 

Por último, en 2008 BTV la televisión local de la ciudad de Barcelona. Llegó al cargo por concurso público y se mantuvo en él hasta 2014. En los últimos años se dedicó a la literatura que ya practicaba puntualmente desde los años setenta.

Sus problemas de salud

Los problemas de salud ya obligaron a Ángel Casas a retirarse de la vida pública en 2020. El presentador lo hizo público tras recibir un riñón de su mujer: "A partir del trasplante todo ha sido infernal, depresivo, maldito. Llevo cinco meses conviviendo con un dolor indescriptible a causa de una enfermedad que te destroza a lo vivo. Por mor de esta extraña circunstancia sanitaria, en plena pandemia, acabo de salir de cuatro meses de hospitalización inenarrable, con toda clase de sustos, que al parecer bordeaban el final. Ah, y un detalle nada despreciable: la noche de San Juan me amputaron la pierna derecha".

La infección se le extendió a la pierna izquierda y a Casas se le amputó la otra pierna el pasado año. El showman explicó que se estaba acostumbrando a perder cosas: "Perdí un trozo de intestino y el duodeno, al que tenía mucho cariño. A la pierna también le tenía, aunque quizás más a la izquierda porque soy zurdo. Le pregunté al médico qué le habían hecho y no me supo responder. Supongo que la debieron de quemar, a pesar de que Albert Espinosa explica que su pierna la enterraron, ¡y con ceremonia y todo!".

Y añadió con sorna: "Me lo continúo tomando con humor. Desde hace quince días tengo estas piernas postizas, 'cosméticas' dicen. Son agradables y fáciles de encajar. Por la noche las guardamos de pie y con los pantalones puestos. Tiene un efecto muy curioso, como si hubiera medio tío de pie en la habitación".

    Ángel Casas.

"Todo eso me ha hecho ver la vida que me queda de otra manera. He alquilado un zulo en el Blue Space donde he guardado los malos recuerdos, las experiencias traumáticas de estos cuatro meses, el dolor y el aburrimiento (la sensación de día de la marmota), los errores de diagnóstico y la abnegación de tantos/as enfermeros/as que han estado conmigo con paciencia y empatía", añadió.

El presentador cerró su blog y su muro de Facebook y anunció que "la vida contemplativa empieza ahora sin ataduras ni compromisos. Desgraciadamente soy otro y quiero aprovechar la vida de otra manera. Los errores descomunales de los que cobran de mí para hacernos la vida más confortable, las aventuras y corrupciones de los chorizos más grandes del reino, los que han hecho de la épica 'nostradíssima' un engaño, los que nos han vendido y han arruinado el país con su incompetencia... No me interesan nada, no me interesan nada, no me interesan nada. Allá ellos".

COMPARTIR: