31 de enero de 2023
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Emilio Abejón, portavoz de FASFE, expresa que esta decisión acerca al menos a la afición a una participación más activa en el "gobierno del fútbol"

Aprueban la Ley del Deporte que afecta a los aficionados al fútbol: "Es una mejora muy tímida"

El Cierre Digital en
/ Aficionados del fútbol en las gradas.
El Congreso de los Diputados ha aprobado la nueva Ley del Deporte que afecta a los aficionados al fútbol. Tan solo algunas de las medidas propuestas para la participación de la afición en el control de los clubes han sido aprobadas y se han visto plasmadas en la Ley. Desde FASFE explican que "no es la Ley deseada, pero supone una mejora en términos de democracia y sostenibilidad de nuestro deporte y mayores potencialidades para que las aficiones podamos seguir trabajando por un fútbol justo".

Este 22 de diciembre de 2022 el Pleno del Congreso aprobó la Ley del Deporte con la incorporación de todas las enmiendas del Senado. Desde la Federación de Accionistas y Socios del Fútbol Español (FASFE) consideran que se empieza a ver la luz tras más de una década de trabajo exhaustivo para que la nueva Ley elimine los "males que infligía la Ley anterior". Sin embargo, solo algunas de las medidas propuestas por FASFE han sido aprobadas por los parlamentarios y se han visto plasmadas en la nueva Ley del Deporte.

Entre las medidas adoptadas destaca el fomento del voluntariado y del asociacionismo de las aficiones, la creación de una comisión de la afición en la Federación Española de Fútbol, la instauración de un consejero en las SAD elegido por la afición y, por fin, un mayor control económico.

Pero, por otro lado, no se ha llevado a cabo el establecimiento del test de idoneidad para dirigentes y accionistas mayoritarios en las SAD, la creación de una acción de oro para aficionados en los cambios de símbolos o campos de los equipos -un hecho que, sin embargo, sí ocurre en Reino Unido-, la instauración de las competiciones oficiales siempre en España y la regla 50+1

Esta regla está presente en Alemania y en Suecia, es una pauta que obliga a los clubes a estar controlados en la mayoría por sus aficionados, es decir que el 51 por ciento de los derechos de voto tienen que permanecer dentro de los socios de la entidad.

Aficionados del Manchester City

Aficionados del Manchester City.

En relación con las medidas que no aparecen, por ejemplo, en el articulado de la Ley se encuentra que el Enlace con la Afición (SLO) sea una figura obligatoria en clubes profesionales, ni que haya aficionados en la Comisión Antiviolencia. Sin embargo, sí aparecen ambas medidas anunciadas como parte del articulado en la Exposición de Motivo. Desde FASFE indican que “entendemos que se ha producido un error técnico al no incluirlas, error que habrá de subsanarse probablemente mediante una disposición adicional incluida en la Ley”.

“En resumen, podemos decir que no es la Ley deseada, pero supone una mejora en términos de democracia y sostenibilidad de nuestro deporte. Con mayores potencialidades para que las aficiones podamos seguir trabajando por un fútbol que nos tenga en cuenta. Queremos agradecer la colaboración de cientos de aficionados que han formado parte del proceso aportando ideas y trabajo y a todos los que desde todos los ámbitos nos han escuchado y han sido receptivos a nuestras ideas de democratización del fútbol. También agradecemos su apoyo al diputado Joan Baldoví y al Senador Carles Mulet Garcia por el hecho de defender nuestras propuestas en el Congreso y Senado respectivamente”, afirman desde la Federación de Accionistas y Socios del Fútbol Español (FASFE).

Congreso de los Diputados

Elcierredigital.com ha contactado con Emilio Abejón, secretario general de la Federación de Accionistas y Socios del Fútbol Español (FASFE), que indica: “Llevamos mucho tiempo trabajando por aportar mayor democracia y participación de las aficiones en nuestro fútbol, porque entendemos que el fútbol es una actividad social y cultural en donde la afición es más importante que su faceta deportiva. Por lo tanto, creemos que la afición tiene que participar en el Gobierno del fútbol, tanto a nivel de club como a nivel de órganos reguladores”.

“Tras esta Ley del Deporte, el resultado nos parece que es una mejora sobre lo que había, pero nos parece que es una mejora muy tímida. La ley del 90 expropió y eliminó a los aficionados de la ecuación de poder dentro de los clubes y del deporte, y esta nueva ley lo que hace es revertir muy ligeramente esta situación, introduciendo algunos factores estabilizadores democráticos, pero no los suficientes", señala Emilio Abejón.

Para el secretario general de la Federación de Accionistas y Socios del Fútbol Español (FASFE), "después de la reacción de las aficiones ante el proyecto de Superliga varios gobiernos de la Unión Europea comprendieron la necesidad de implantar modelos democráticos de la participación de las aficiones en el fútbol. Y nosotros entendíamos que en España esos vientos deberían haber traído mayor democracia. Sin embargo, hemos visto que nuestros políticos se han visto muy poco influidos por eso y han sido bastante timoratos”, concluye Emilio Abejón.

COMPARTIR: