06 de diciembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La crisis sanitaria ha afectado a un total de 5.888 empresas culturales y hasta 52.997 trabajadores en Cataluña, en situación de ERTE desde julio

El Liceu y el Palacio de la Música Catalana registran pérdidas de más de diez millones de euros en seis meses

Gran Teatre del Liceu. /A BOFILL
Gran Teatre del Liceu. /A BOFILL
En Cataluña, el Gran Teatro Liceu y el Palacio de la Música han registrado pérdidas de más de 10 millones de euros cada uno. Se posicionan así, como las empresas culturales que más han sufrido durante los seis primeros meses del año. La Covid-19 ha llegado a provocar cancelaciones y suspensos de toda la programación que estaba disponible en 2020 y, durante el pasado julio, 5.888 empresas del sector y más de 50.000 empleados están en situación de ERTE.

La pandemia ha provocado estragos en la economía de muchos sectores. Uno de los más afectados es el de la cultura y las artes, donde se han registrado pérdidas de ingresos millonarios y donde miles de trabajadores se han visto afectados por un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE). Una evaluación realizada por el Consell Nacional de la Cultura i de les Arts de Cataluña (CONCA) ha esclarecido los datos acerca del impacto de la crisis sanitaria.

Así, en base a la información recogida en el Informe Anual sobre el Estado de la Cultura y las Artes de 2019, el Gran Teatro del Liceu y el Palacio de la Música Catalana habrían perdido, cada uno, más de 10 millones de euros en ingresos. Estas cifras hacen referencia, únicamente, al primer semestre del presente año.

Por otro lado, también se menciona que, hasta julio de 2020, un total de 5.888 empresas culturales y hasta 52.997 empleados han estado en situación de ERTE. Los datos, difíciles de asimilar, reflejan la realidad a la que se enfrentan, hoy por hoy, miles de compañías y cientos de miles de trabajadores.

Miles de cancelaciones por la Covid-19

El Liceu, junto con el Palacio de la Música, encabezan las pérdidas por ingresos con, como ya hemos comentado, más de 10 millones de euros cada uno. Se posicionan, así, como los emplazamientos culturales que más han sufrido de cara a la pandemia en Cataluña. Ópera Actual se ha hecho eco de estos hechos y mantienen que los motivos que hay detrás de estas cifras son las múltiples cancelaciones en la programación, que han acabado provocando la suspensión absoluta de la actividad durante medio año 2020. Los espectáculos y el resto eventos serían expuestos en los próximos años.

Práctica cultural de los catalanes según la edad. / Departament de Cultura, Enquesta de participació cultural a Catalunya

El Liceu y el Palacio de la Música suponen más de 20 millones en pérdidas. Seguidamente, se agregan los cerca de 5 millones de euros perdidos del Auditori de Barcelona.  Por detrás,  la Fundación Gala-Salvador Dalí y la Fundación Miró, que superan cada una los 4 millones de euros en pérdidas. Les siguen el Museu Nacional d’Art de Catalunya (MNAC) y el Teatre Nacional de Catalunya, que registran pérdidas de casi 2 millones; o el Museu d’Art Contemporani de Barcelona (MACBA) y el Teatre Lliure, con cifras que rondan los 1,5 millones.

No obstante, estos datos son representativos únicamente de las empresas con mayores pérdidas; son las cifras más significativas del primer semestre en los principales equipamientos culturales de Cataluña. Por tanto, solo suponen una ínfima parte dentro del conglomerado empresarial del sector cultural catalán, donde la caída de ingresos ha afectado a todas las empresas.

Además, en muchos casos la situación antes de la crisis sanitaria ya era compleja. En el informe se hace mención a ello: “Documentar el año 2019 con respecto a la música no puede eludir tampoco los años de travesía del desierto de muchas empresas culturales por la que han pasado el último quinquenio, por no decir la última década, y que el impacto de la Covid-19 no hará más que agravar si no se ponen las medidas y las ayudas necesarias para revertir hundimientos anunciados”.

En general, las pérdidas a nivel autonómico ascenderían, según Ópera Actual (aludiendo a la información del sector teatral de Barcelona), a 30,5 millones de euros. “Con un descenso de 850.000 espectadores menos que la temporada anterior y más de 5.300 funciones canceladas de 510 espectáculos, entre ellos las funciones del Liceu”, añaden.

En cuanto al sector musical, este supone el broche para un cierre de año marcado por un mermado ingreso económico. Ópera Actual informa de que, según la Academia Catalana de la Música, “el sector de la música en vivo ha visto que hasta septiembre de 2020 se habían cancelado más de 4.000 conciertos, con pérdidas de ingresos superiores a los 40 millones de euros”.

En ese sentido añaden, “La Academia alerta de que un 70% de los músicos no tiene ningún concierto previsto para el año próximo y de una caída del 65% de los ingresos del sector discográfico, también de las pérdidas de las escuelas de música privadas entre marzo y junio de 2020, estimadas en 725.000 euros”.

COMPARTIR: