25 de mayo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El matador fue descubierto por 'el Pipo' tras dejar este a 'el Cordobés' y se convirtió en el icono de las corridas más duras del escalafón taurino

Adiós a José Fuentes, el torero de Linares que fue el ídolo de las fiestas de San Fermín

José Fuentes Sánchez.
José Fuentes Sánchez.
El torero José Fuentes, conocido como el 'matador de Linares', ha fallecido a los 79 años a causa de una larga enfermedad. Fue descubierto por 'El Pipo' y se convirtió en icono de las corridas más duras, convirtiéndolo en ídolo de las peñas en las fiestas de San Fermín. El cuerpo de Fuentes, que ha fallecido en Sevilla, será trasladado a su Linares natal, donde será velado en la cripta del Hospital de los Marqueses de Linares.

El 29 de mayo ha fallecido el torero José Fuentes Sánchez en el Hospital San Lázaro de Sevilla, donde se encontraba ingresado para mitigar las irreversibles consecuencias de una larga enfermedad que padecía. A sus 79 años el matador de Linares deja atrás un gran legado en el mundo de los toros y siempre será recordado por su gran trayectoria como novillero, donde fue apoderado por 'el Pipo'

Fuentes fue uno de los principales diestros de varias temporadas, con varias despedidas y regresos hasta que se retiró en 1994. Sin embargo, regresó en 1999 y no fue hasta 2007 cuando toreó su último novillo en Alcudia de Guadix, en un homenaje a su gran trayectoria. El cuerpo del diestro será trasladado desde Sevilla a Linares, lugar donde será velado en la cripta del Hospital de los Marqueses de Linares.

El matador de Linares

El maestro nació en Linares el 6 de febrero de 1944, fue allí donde comenzó a trabajar como aprendiz de zapatero a la vez que despertaba su afición por el mundo de los toros. Su primer terno de luces lo vistió en esa localidad en 1962. Ese año Rafael Sánchez, ‘el Pipo’, comenzó a trabajar con el maestro de Linares y le consiguió numerosos contratos como novillero.

Y es que Fuentes fue descubierto por el Pipo tras dejar a 'el Cordobés', otro de los grandiosos toreros que salieron de su factoría. No sólo lo descubrió y apoderó, sino que se convertiría en su yerno. Su eslogan fue “Linares se lo llevó, Linares nos lo devuelve”. Refiriéndose a Manolete y Jose Fuentes. Posteriormente, como se ha dicho, 'El Pipo' pasaría a ser el suegro de José Fuentes.

Javier López-Galiacho, presidente de Foro Taurino Universitario Luis Mazzantini, afirma a elcierredigital.com que "José Fuentes ha pasado a la historia del toreo por ser un matador que supo ganarse el aprecio de la profesión y el aplauso del público, tenía el don del arte y también una valentía extraordinaria. Fue muy apreciado en las plazas del norte y también en las del Sur. Principalmente ha pasado a la historia del toreo por dos acontecimientos, uno de ellos aquella tarde en la que el público le estaban diciendo pico que está utilizando el pico de la muleta en la plaza de toros de Madrid, se fue hacia la barrera cogió una navaja y cortó el pico. Paso a la historia como ‘se acabo el pico’".

"El otro acontecimiento fue con el toro 'Maquilero' de la ganadería de Miura que le hizo pasar una tarde muy dura en Albacete. Fue objeto de comentario porque el miura lo desbordó tanto que el diestro no quería matar al toro. Tanto fue el escándalo que el delegado de la Autoridad en el callejón le quería arrestar y esposar. Fue una tarde muy polémica que si no es por el banderillero  rodense Jose Luis Díaz lo habrían detenido. Al final, lo mató. Es una anécdota más en la dura trayectoria del torero y maestro de Linares", concluye Javier López-Galiacho.

José Fuentes y 'El Pipo'.

El 19 de abril de 1963 hizo su presentación como novillero con picadores y el 24 de junio de ese año se presentó en la Ciudad Condal. El 3 de octubre de 1964 pisó por primera vez la plaza Monumental de las Ventas, donde despenó reses bravas que pertenecían a la ganadería de Antonio Pérez de San Fernando, en cuyo cartel estuvo acompañado por los novilleros Vicente Punzón y Agustín Castellano, ‘el Puri’

En la plaza de toros de Málaga con toros de Carlos Núñez, Antonio Ordóñez fue el padrino de la alternativa de José Fuentes el 18 de abril de 1965 y de su confirmación como doctor de la tauromaquia el 30 de mayo de ese año en Las Ventas, con toros de Pablo Romero, hechos que situaron al matador de Linares entre la primera fila de figuras de la codiciada década de los 60. La notable carrera de Fuentes dejó una gran huella en la historia de los novilleros. 

En 1966 cortó dos orejas y rabo en el Puerto de Santa María. Ese año, en Linares, mano a mano con ‘el Pireo’ cortó seis orejas y tres rabos. Un año después, en la confirmación de 'Paquirri' en Las Ventas los asistentes hacían gala de una gran crispación que estalló con el toro de José Fuentes. Cierta parte de las gradas le gritaba al de Linares antes de coger la muleta que no torease con el pico. Cansado de esta situación, el matador se dirigió a las tablas donde pidió una puntilla, rajó su muleta hasta arrancarle la parte denominada como pico y volvió a la cara del animal. Hecho que animó a la plaza.

Casi diez años después, su popularidad descendió y en la feria de Huesca de 1975 sufrió una gravísima cornada en el cuello que le paralizó la mitad del rostro. Su primera despedida llegó en 1977, aunque fue con su regreso cuando logró su única salida a hombros de Las Ventas el 12 de octubre de 1981, donde desorejó una corrida de los hermanos Fraile. Desde entonces su trayectoria fue complicada hasta que hizo su último paseíllo vestido de luces el 18 de junio de 1999 en Écija, junto a 'el Juli' y Enrique Ponce.

Un torero elegante, potente y lidiador que defendió el culto más clásico, fue ídolo en Pamplona, Madrid o Linares, donde consiguió ocho trofeos Manolete. Además es el diestro que sostiene el récord de galardones como triunfador de la Feria de San Agustín. Descanse en paz el matador de Linares.

COMPARTIR: