20 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Este burgalés ha dirigido series como 'Crónicas de un pueblo' y películas como 'Vestidas de azul', además de presidir durante años la Academia de Cine

Ha fallecido el cineasta Antonio Giménez Rico: Repasamos sus obras más influyentes

Antonio Giménez Rico.
Antonio Giménez Rico.
Antonio Giménez Rico falleció el viernes 12 de febrero a los 82 años. El popular cineasta dirigió algunas obras fundamentales, destacando sus adaptaciones de Miguel Delibes como 'Retrato de familia', 'Las ratas' o 'El disputado voto del señor Cayo' así como el documental 'Vestidas de azul' que fue todo un revulsivo en los años 80. Además, en televisión dirigió espacios dramáticos y series como 'Crónicas de un pueblo' o 'Página de sucesos'.

El cineasta y expresidente de la Academia de Cine Antonio Giménez-Rico falleció en la tarde del día 12 de febrero a los 82 años. Tras una etapa dedicado a la crítica, la radio y el periodismo cinematográficos, en 1963 comenzó su actividad profesional en el cine como ayudante de dirección de Vittorio Cottafavi, Eugenio Martín, Antonio Mercero y Javier Setó, para rodar su primer largometraje como guionista y director en 1968 El hueso.

Sus últimas cintas fueron Primer y único amor (2001); Hotel Danubio (2003), preseleccionada por la Academia de Cine para representar España en los Oscars; los documentales Castilla y León, patrimonio de la humanidad (2005), El son del agua (Cerca del Duero) (2006); Espacios entre muros (2007), y el largometraje El libro de las aguas (2008).

Además, ocupó diversos cargos institucionales: fue fundador y presidente de la Asamblea de Directores-Realizadores Cinematográficos de España (ADIRCE) entre 1977 y 1983, y en 1988 fue elegido presidente de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España, cargo que desempeñó hasta 1992. 

Sus obras clave

Retrato de Familia (1976) fue una adaptación de la novela de Miguel Delibes Mi idolatrado hijo Sisí, autor que llevaría al cine en varias ocasiones. Rodada pocos meses después de la muerte de Francisco Franco, el filme generó mucha polémica con la censura aún instaurada oficialmente. El desnudo de un joven Miguel Bosé, antes de dar el salto a la música, fue muy comentado pero el verdadero escándalo lo protagonizó Mirta Miller, la que años más tarde mantendría un romance con Alfonso de Borbón-Dampierre, que fue denunciada por la Asociación de Padres de Familia Cristianos por una escena en la que simulaba tener sexo con un menor de edad.

Al fin solos...pero (1977) es posiblemente la película más llamativa de toda su filmografía. Se trata de un musical producido por Luis Sanz para lanzar como niña prodigio a una adolescente Rosario Flores. La hija menor de Lola Flores se presentaba con este filme bajo el nombre de Rosario Ríos ya que fue Miguel Ríos su padrino artístico. En esta cinta, la joven de 14 años estaba rodeada del cantante y actor mexicano Enrique Guzmán y de la sex-symbol de la época, Ágatha Lys. La película hacía una especie de autoparodia de las cintas de niños prodigios. No funcionó en taquilla. 

Vestidas de azul (1983) fue otra de sus obras. Recientemente este documental pionero ha sido reivindicado por la periodista Valeria Vegas en un libro donde lo analiza. A lo largo de hora y media asistimos al día a día de cinco transexuales en el Madrid de los ochenta. La perspectiva del tiempo le ha dado aún más valor a este largometraje con momentos que hoy nos parecen políticamente incorrectos y que hace entender el punto de partida del colectivo transexual y que se combina con momentos hilarantes, voluntariamente o no. 

El disputado voto del señor Cayo (1986), fue una adaptación de una novela de Delibes, considerada por el propio autor castellano como su mejor traslación a la pantalla grande junto con Los santos inocentes (1984) de Mario Camus. Al igual que en esta película, la interpretación de Paco Rabal fue elogiada por crítica y público. 

Primer y último amor (2002), interpretada por Lola Herrera, esta coproducción con México volvía a ser una adaptación literaria. En este caso, de Torcuato Luca de Tena. En Hotel Danubio (2003) hizo una nueva versión del clásico Los peces rojos (1954) que dirigió José Antonio Nieves Conde, un thriller a mayor gloria de Emma Penella. Giménez Rico escogió a Carmen Morales, hija de Rocío Dúrcal y Junior.  

Sus trabajos en televisión

Sus primeros años como director se desarrollaron en Televisión Española. En los años 60 y 70 dirigió adaptaciones de textos literarios en distintos programas dramáticos como Novela, Estudio 1 o Leyendas

Además, estuvo detrás de una de las series más recordadas de la primera etapa de la cadena estatal, Crónicas de un pueblo. Esta ficción fue un encargo de Luis Carrero Blanco para hacer más digerible el Fuero de los Españoles que se había aprobado mediante referéndum en 1966.  Antonio Mercero, creador de la serie, convirtió el aburrido encargo en una serie costumbrista. 

En 1982 dirigió el programa Rasgos, en el que la actriz Mónica Randall entrevistaba a figuras internacionales como Olof Palme, Yves Montand o Sikirit de Tailandia. Tres años más tarde dirigió la serie Página de sucesos que tuvo gran aceptación entre el público. 

COMPARTIR: