11 de julio de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Este film hace que funcione y perpetúe la valiente estrategia de la compañía cinematográfica

'Harley Quinn: Aves de presa', se trata de la nueva película del estudio DC tras el exitazo de 'Joker'

Margot Robbie interpreta a Harley Quinn en Aves de Presa
Margot Robbie interpreta a Harley Quinn en Aves de Presa
Una de las actrices más cotizadas en Howllywood, Margot Robbie, ha vuelto a las pantallas desde el 7 de febrero interpretando de nuevo a la mítica Harley Quinn del universo DC, ya sin el Joker. La australiana, es de sobra conocida en el mundo cineasta, después de su paso por grandes películas como “El Lobo de Wall Street” o “Yo, Tonya”.

Desde el viernes 7 de febrero tenemos en cines “Aves de presa y la emancipación de la fabulosa Harley Quinn” que recientemente ha sido renombrada “Harley Quinn: aves de presa”, la película que coloca de protagonista a la artista de la cinta veraniega que tan bien funcionó en salas y tan mal en críticas: “Escuadrón Suicida” (2016). Había cierto consenso en que el icónico personaje que interpretó Margot Robbie (la novia del Joker, Harley Quinn) era lo mejor de la cinta.

La actriz de “El lobo de Wall Street” o “Yo, Tonya”, que tanto éxito ha tenido con su propia productora, ha conseguido lo que propuso a Warner Brothers y DC hace 4 años: hacer una película de superhéroes con calificación +18 protagonizada por mujeres.

La sinopsis trata de una Harley Quinn que ha roto con el Joker y con su libertad también llega la vulnerabilidad. Cuenta la historia de las desventajas inmediatas que sufre Harley Quinn tras su ruptura y cómo durante ese proceso se acaba viendo envuelta en la protección de una niña que estaba en el lugar y en el momento equivocados.

Margot Robbie en sus dos últimas películas

A Robbie tampoco le vino mal que en los últimos tres años la empresa de cómics DC haya decidido cambiar su estrategia en el cine, de intentar imitar a su principal competidora (Marvel) a hacer películas originales y con personalidad, dando libertad a sus directores. Desde “La liga de la justicia”, cada filme que ha estrenado DC tiene una personalidad, un descaro y un tono únicos: “Shazam!”, “Aquaman”, “Joker” y ahora “Aves de Presa”. Y pronto veremos “Escuadrón Suicida 2” de la mano de James Gunn.

Por supuesto, la cinta tiene tintes feministas, desde el argumento y el reparto hasta el equipo de detrás de las cámaras, pero este contenido secundario nunca es trasmitido de forma exagerada, siempre es sutil y sin clichés. Nunca se entromete en primer plano. Encantadora es la que maquinaria tan gigantesca como Hollywood haya dado la llave de la película a una chica asiática con solo una película en su currículum, Cathy Yan.

A pesar del entusiasmo, en ningún momento puede tomarse esta historia demasiado en serio porque no pretende serlo y porque cualquiera que lo haga, no podrá disfrutarla. Es muy colorida, con buen ritmo, un metraje reducido y posee coherencia. Una bendita coherencia que no tenían anteriores títulos del estudio: “Batman vs. Superman” o “Escuadrón Suicida”.

Además, lo ideal del film es que además no hay un villano intentando destruir el mundo, solo un Ewan McGregor haciendo de un antagonista sádico que nunca intenta ser nada más. El humor de la historia y del carismático personaje principal se desborda gracias a la calificación +18 en forma de números musicales o festivales de cocaína.

Se ha dado cierta ola de odio hacia “Aves de presa” bastante ridícula. Su primer fin de semana no ha funcionado tan bien como se esperaba con una recaudación mundial de 80 millones con unas expectativas de 100 o 120. Esto ha dado lugar a varios artículos titulados “Aves de presa: el peor estreno de DC” algo correcto pero sacado de contexto ya que “Aves de presa” también es la segunda película más barata que ha hecho el estudio.

Puede apreciarse mucha hambre porque fracase una cinta comercial que se sale del monopolio Disney/Marvel. La mitad final de “Star Wars 9” estaba en piloto automático y es la que peor ha funcionado en taquilla y no se ha visto tanta reseña.

Tráiler de Aves de Presa

No es perfecta, algunos de sus recursos no los manejan bien y acaban en su contra como la voz en off, su montaje o las escenas de acción que no esconden las coreografías.

Sin embargo, es increíble la adaptación tanto de Harley Quinn como de cada una de las aves de presa y es más que decente el orgullo de la cinta en saber lo que es, la influencia “tarantiniana” de “Kill Bill” y el Gotham tan mitológico y noir que han conseguido crear.

COMPARTIR: