18 de agosto de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La canción que causó la polémica fue publicada en 1982 y el juicio tuvo lugar en 2013, fallando ya la Justicia a favor del grupo acusado

El cantautor Danny Daniel demanda a Warner y a la SGAE por "no defenderle" tras el presunto plagio de Gipsy Kings

Danny Daniel.
Danny Daniel.
El grupo flamenco francés Gipsy Kings resultó absuelto en un juicio en el que se les acusaba de copiar 'Por el amor de una mujer' en su tema 'La Dona'. El artista asturiano Danny Daniel alega que esta canción era suya y ahora vuelve a la carga al entender que las entidades encargadas de su defensa "no estaban preparadas para pelearla".

El cantautor asturiano Daniel Candón de la Campa, con nombre artístico Danny Daniel ha hecho público que llevará a los tribunales a la productora Warner y a la SGAE el próximo 15 de diciembre. El músico ha demandado a ambas entidades por "no haber defendido" sus derechos de autor en un juicio contra la banda flamenca francesa Gipsy Kings entre 1996 y 2013. Danny Daniel acusaba al grupo musical de haber plagiado Por el amor de una mujer en su canción La Dona, sin embargo, estos fueron absueltos por el juez.

Según ha publicado el diario ABC, el cantante comentaba la actuación de Warner y la SGAE tras los hechos: "La defensa de mis derechos en el juicio contra Gipsy Kings fue desastrosa". Además añadía, acusando a la banda flamenca: "Simplemente le cambiaron el nombre, la registraron en la SACEM – la sociedad de autores francesa– con letra y música a su nombre, y llevan lucrándose a mi costa desde que la publicaron en 1982. Estaba clarísimo que habían plagiado mi canción, pero cuando lo denuncié, la SGAE y la Warner perdieron el juicio porque no se prepararon para pelearlo. Para empezar, sólo se juzgó la melodía. Fueron tan incompetentes que sólo se juzgó la parte musical, no la letra. La sentencia, que salió en 2013, dijo que ni la SGAE ni Warner fueron capaces de demostrar nada, cuando su obligación era defender mis derechos de autor en un caso flagrante".

Veintinueve años atrás, en 1992, llegaba a los oídos de Danny Daniel que los Gipsy Kings habían publicado Por el amor de una mujer con otro nombre. El artista se puso en contacto con su editorial, Canciones del Mundo (después adquirida por Warner) y acudió a la SGAE: "Le conté el caso a Teddy Bautista y cuando escuchó las dos canciones dijo 'estos hijos de puta nos la han vuelto a meter', y me explicó que ya habían tenido un problema parecido con el Obi Oba de El Príncipe Gitano, a la que los Gipsy Kings rebautizaron Djobi Djoba. A pesar de que el plagio era evidente, la SGAE no puso la demanda hasta 1996, cuatro años después. A día de hoy todavía no sé por qué tardaron tanto».

Miembros de la banda Gipsy Kings.

Después de interponer la denuncia y esperar a diecisiete años de juicio, el autor de otros éxitos como El vals de las mariposas, Dieciséis años o Qué bonita primavera fue indemnizado con 40.000 euros por una canción "que había tenido un éxito gigantesco". "Una vergüenza", recoge el ABC en palabras del artista. Además de en el disco Allegria, la canción La Dona ha aparecido en numerosas recopilaciones de los Gipsy Kings, siendo interpretada en directo incontables veces, por lo que la cuantía de su beneficio y, por lo tanto, la demanda de Danny Daniel es de varios millones.

La esposa del cantante, Pity Betancourt, también se ha pronunciado al respecto, comentando que la canción plagiada estaba registrada en la SACEM desde 1975, "pero ni siquiera eso se tuvo en cuenta en el juicio". "Ahora lo que queremos es que se demuestre que la SGAE no defendió a uno de sus socios, incumpliendo su deber. El juicio fue un atropello. Y todo lo que ha ocurrido después ha sido un disparate. Al ver que la SGAE no iba a hacer ni siquiera un peritaje para hacer un cálculo del perjuicio económico, yo terminé haciéndolo por mi cuenta", relata.

Según ha explicado Betancourt, en 2009 contactó con un abogado especializado en propiedad intelectual y elaboraron "un estudio técnico que demuestra que al menos el ochenta por ciento de La Dona pertenece a Por el amor de una mujer, y en el que se recogen todas las apariciones de la canción en los discos y en los conciertos de Gipsy Kings, y lo que han ingresado con cada uno de ellos".

"Recopilé todo, pedí cita con Pablo Hernández, director del departamento jurídico de la SGAE, y le llevé la información. Su respuesta fue 'te doy cinco minutos'. Me cabreé tanto que me fui sin poderle explicar bien lo que pasaba. La actitud de Warner también fue vergonzosa. Pedimos un acto de conciliación y ni siquiera contestaron. Cuando les dijimos a Warner y a SGAE que les íbamos a demandar trataron de intimidarnos", explica Betancourt. "Santiago Menéndez, de Warner, hasta nos dijo que mucho cuidado con denunciarles, que el juicio nos iba a salir rana", expone el artista, denunciante del plagio.

Ante la posibilidad de que tanto Warner como SGAE aleguen que el caso ya tuvo su juicio, su sentencia y su indemnización, la abogada de Daniel, Nuria Elvira, presentará una acción de responsabilidad, que reclama que «la obra no se defendió adecuadamente porque la compensación fue insuficiente por la cuantía, porque no se hizo una valoración económica de lo que supuso el plagio para mi cliente, y porque en el juicio ni siquiera se demandó a la SACEM, que es lo primero que tendría que haberse hecho». La presunta negligencia habría afectado no sólo al resultado, sino al propio procedimiento, ya que «Danny Daniel no fue informado sobre la evolución de la demanda hasta cuatro o cinco años después de ser interpuesta, lo cual es inaceptable».

En otras ocasiones los Gipsy Kings ya habían dado pistas de este posible plagio. En una actuación en televisión en 1998 con el cantante Julio Iglesias, los componentes del grupo fueron preguntados por la canción que iban a tocar, respondiendo estos "Por el amor de una mujer" –título de la canción original de Danny Daniel– en lugar de La Dona. Por lo que respecta a Danny Daniel, el caso de esta posible copia de su exitoso tema sigue sin solución.

COMPARTIR: