19 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El accidente entre ambos pilotos que tuvo lugar en el Gran Premio de Silverstone ha dañado gravemente la relación entre el holandés y el británico

Guerra abierta en la Fórmula 1: Max Verstappen y Lewis Hamilton llevan al límite su rivalidad

Hamilton y Verstappen durante una rueda de prensa.
Hamilton y Verstappen durante una rueda de prensa.
En la última carrera del mundial de Fórmula 1 que tuvo lugar en Reino Unido, el líder del campeonato, Max Verstappen, sufrió un grave accidente como consecuencia de una batalla por lograr la primera posición que tuvo con Lewis Hamilton. El piloto holandés fue trasladado al hospital, lugar desde el que vio cómo su máximo rival celebró efusivamente la victoria en la carrera, un gesto que no gustó nada al holandés y que ha provocado una guerra entre ambos.

Los aficionados a la Fórmula 1 están disfrutando este año de una de las temporadas más apasionantes de los últimos tiempos. El gran dominio que ha ejercido la escudería Mercedes y su piloto número uno Lewis Hamilton durante la última década, parecía mermar la emoción de los aficionados por conocer el resultado de la competición. Sin embargo, la irrupción del monoplaza de Red Bull como un sólido competidor de Mercedes y la calidad de su piloto franquicia, Max Verstappen, están poniendo en serios problemas a los vigentes campeones.

La última carrera disputada en el circuito de Silverstone (Reino Unido) demostró la gran rivalidad existente entre estos dos pilotos, de hecho, esta lucha en el asfalto por la primera posición dio como resultado un grave accidente que obligó a Max Verstappen a ver desde el hospital cómo Hamilton se alzaba con el trofeo de campeón, un triunfo en su país natal que no dudó en festejar efusivamente.

Si la relación que existía entre ambos competidores (a los que solo separan cinco puntos en la clasificación general) hasta ahora era cordial, el accidente sufrido parece que cambiará la situación a partir del próximo gran premio que tendrá lugar la semana que viene en Hungría ya que, las declaraciones de Max Verstappen y su equipo después del grave accidente no dejaron indiferente a nadie.

Después de la carrera, el piloto holandés publicó en sus redes sociales que se encontraba bien físicamente pero muy decepcionado por el accidente que, en su opinión, provocó Lewis Hamilton y aprovechó para criticar la celebración del piloto inglés por ganar la carrera sabiendo que su rival se encontraba en el hospital, un comportamiento que catalogó como “irrespetuoso y antideportivo”.

Por su parte, Red Bull, el equipo en el que pilota Verstappen, atacó duramente al piloto inglés afirmando que la culpa del accidente se debía a su actuación, criticando la penalización de diez segundos que recibió como consecuencia  y pidiendo la suspensión de Hamilton de la carrera.

La reacción de Lewis Hamilton a las declaraciones no tardó en llegar. No solo culpó a su rival del accidente sino que afirmó que “estaba llamado a ocurrir”, ya que la maniobra del holandés “fue ilegal” y él era el que “tenía la posición” ganada.

Coches de Hamilton y Verstappen emparejados.

Parece que los implicados en esta lucha no lograrán acercar sus posturas y que, en alguna de las once carreras que quedan por disputar de este mundial, volveremos a ser testigos de incidentes similares entre los dos pilotos. De hecho, Max Verstappen echó aún más leña al fuego al dejar de seguir en sus redes sociales a Hamilton.

Lo cierto es que, pese a que adivinar el ganador del mundial en un deporte tan imprevisible como este resulta prácticamente imposible, la escudería Red Bull ha demostrado a lo largo de este campeonato que se encuentra un pequeño paso por delante de Mercedes ya que sus pilotos han logrado la victoria en seis grandes premios, mientras que los de la escudería alemana lo han hecho en cuatro y su segundo piloto, Valtteri Bottas, no ha conseguido ganar ninguna.

En cuanto a los pilotos españoles, Fernando Alonso está viviendo un regreso a la competición algo complicado pues su escudería Alpine no le ofrece un coche lo suficientemente rápido como para luchar por los puestos de cabeza de carrera, sin embargo, esto no ha impedido que el piloto asturiano demuestre su gran calidad a los mandos de un monoplaza. Por último, el debut en Ferrari de Carlos Sainz está siendo más que correcto. Las sólidas actuaciones que está teniendo dentro de la pista y su frialdad en los momentos más complicados están demostrando que, en un futuro, Sainz puede soñar con alcanzar la tan ansiada victoria en una carrera.

COMPARTIR: