19 de mayo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La intérprete vasca habría perdido varias campañas publicitarias por su activismo, que también hizo que se quisiera boicotear ‘La casa de papel’

Las marcas 'castigan' a la actriz Itziar Ituño tras defender a los presos de ETA y a Otegi: Todas sus polémicas

Itziar Ituño en 'La casa de papel'.
Itziar Ituño en 'La casa de papel'.
El pasado sábado la actriz Itziar Ituño acudía a una manifestación de apoyo a los presos de ETA. Apenas unos días después, el concesionario BMW Lurauto (San Sebastián) ha anunciado el “cese de colaboración” con la intérprete, que era embajadora del concesionario. No es la primera vez que las polémicas sobre la ideología de Ituño la han afectado profesionalmente. En 2017, se pidió boicotear el estreno de 'La casa de papel' por motivos similares.

La actriz vasca Itziar Ituño vuelve a estar en el centro de la polémica por su ideología. Según ha informado El diario vasco, el pasado sábado acudió a una manifestación organizada por Sare para apoyar a los presos de ETA. Las imágenes en las que la actriz se encontraba en primera fila, sujetando la pancarta del evento, fueron rápidamente difundidas. Las consecuencias no han tardado en hacerse visibles.

Y es que, según informa el citado diario, el concesionario de BMW Lurauto (ubicado en Donostia) no ha tardado en querer desvincularse de la actriz, que era “embajadora”, tal y como figuraba en una de sus publicaciones, del concesionario vasco. Lo han hecho a través del comunicado “Cese de colaboración con Itziar Ituño”. Con fecha del 15 de enero, apenas dos días después de la manifestación, afirman no vincularse “con ninguna ideología política” y lamentan “que se haya vinculado la imagen de BMW Lurauto con cualquier tipo de acto de contenido ideológico”.

Por otro lado, hace unas semanas la aerolínea Iberia lanzaba una campaña con la actriz vasca. Ahora ha sido eliminada de su cuenta de X —antiguo Twitter— a pesar de que no han hecho, aún, ninguna declaración al respecto. Sí que han salido en defensa de la actriz políticos como Íñigo Errejón y Pablo Iglesias o actores como Willy Toledo. Ituño ya salió en defensa de Toledo en alguna ocasión con anterioridad.

Esta nueva polémica de Itziar Ituño surge poco más de 15 días después del estreno del último proyecto de Ituño: 'Berlín', el spin-off del personaje homónimo de 'La casa de papel' que ahora protagonizan Pedro Alonso y Begoña Vargas, entre otros. A pesar de que las series de Álex Pina han sido grandes éxitos en Netflix, la ideología de Ituño y las peticiones de boicot han amenazado con hacerlas fracasar en más de una ocasión.

De la fábrica de Fagor a la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre

Nacida en Basauri (Vizcaya) en el año 1974, los orígenes de Itziar Ituño son humildes. Como ella ha destacado en alguna entrevista, pasó su infancia en un barrio obrero y llegó a trabajar en la fábrica de Fagor de Basauri haciendo frigoríficos. Fue su primer trabajo tras acabar la carrera de Sociología. A pesar de sus estudios, el teatro siempre fue una de sus aficiones.

Empezó haciendo pequeños papeles en películas y series vascas hasta que llegó uno de los grandes papeles de su vida: el de Nekane en 'Goenkale', la serie más popular de País Vasco. No obstante, el personaje que terminó por llevarla al estrellato, no solo nacional, sino internacionalmente, fue el de la inspectora Raquel Murillo en 'La casa de papel'. La serie, sobre un grupo de ladrones que atracaba la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre, se estrenó en el año 2017 en Antena 3 y se convirtió en todo un éxito cuando pasó a la plataforma de streaming Netflix. Éxito que llevó a la renovación por tres temporadas más en la plataforma y el recientemente estrenado spin-off Berlín, en el que Ituño vuelve a meterse en la piel de Raquel Murillo.

Itziar Ituño (izquierda) en la manifestación de apoyo a los presos de ETA.

Tras La casa de papel, Ituño participó en películas como Irati o series como Intimidad. Antes de su éxito también había participado en 'Cuéntame cómo pasó', en la que interpretó a una etarra arrepentida.

Boicot por su ideología

Es precisamente ETA y su opinión sobre aquellos que fueron miembros de la organización el centro de las polémicas en las que Ituño se ha visto envuelta. La primera vez que salieron a la luz sus ideas fue en 2017, justo cuando se estrenó 'La casa de papel'.

Los medios de comunicación y las redes sociales comenzaron a difundir que la actriz estaba a favor de que los presos de ETA fueran a las cárceles de País Vasco y que participó en un vídeo que condenaba la dispersión de los presos de la banda, también se la vio en un acto de bienvenida a Arnaldo Otegi tras haber sido puesto en libertad. Había sido condenado por pertenecer a ETA.

Esto fue suficiente para que varios usuarios pidieran a través de sus redes sociales el boicot para 'La casa de papel', ya que Ituño era una de las protagonistas de la serie. Aunque en su estreno en Antena 3 la serie tuvo una audiencia de más de cuatro millones de espectadores, fue mermando considerablemente con el estreno de los siguientes episodios. El número 14, emitido el 16 de noviembre de 2017, no llegó al millón y medio de espectadores. Esto no impidió, sin embargo, convertirse en un éxito tras su llegada a Netflix.

Sobre este asunto, en una entrevista al diario argentino La Nación, Ituño afirmó que no quería que volviera “a pasar nunca más” porque lo pasó “muy mal”. “Me decían barbaridades por Instagram y lo pasas un poco mal”, continuaba. Ahora, con el estreno de Berlín, la historia parece repetirse.

El presunto acoso sexual de los premios Feroz

Otra de las polémicas en las que se vio envuelta, esta vez desde el otro lado, fue la relativa a los Premios Feroz. Y es que tras la denuncia de agresión sexual de la actriz Carmen Jedet Izquierdo Sánchez, conocida como Jedet, Ituño reveló que también había sufrido acoso sexual por parte del productor de cine Javier Pérez Santana. “Se me acercó a preguntarme a ver si quería hacer un trío (…). Pensé que era el típico borracho baboso que no conocía de nada”, declaró ante Europa Press.

Javier Pérez Santana.

La intérprete calificó la actitud del productor como “un insulto”, ya que en la gala se hicieron varias alusiones a las condenas por agresiones sexuales con un “tono muy reivindicativo”. Además, la actriz aplaudió que le “hayan vetado en posteriores premios para que no salga gratuita la cosa” y no dudó en elogiar el protocolo llevado a cabo por la organización de los galardones.

COMPARTIR: