23 de febrero de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

En esta obra, el psicólogo pone en valor la unión entre la mente y el alma en la búsqueda de la autenticidad, la verdad personal y la intimidad

'La vida íntima', un libro de Javier Urra para la autorreflexión: "A veces no está mal engañar al ser humano"

El Cierre Digital en 'La vida íntima', una obra para la reflexión
'La vida íntima', una obra para la reflexión
En su última obra, 'La vida íntima', el psicólogo Javier Urra aborda una cuestión esencial para el bienestar emocional. El autor destaca la relevancia de buscar el 'yo' interior y, sobre todo, del entendimiento y la conciencia de nuestros pensamientos, que permiten conocernos a nosotros mismos e interactuar con los demás de manera óptima, entendiéndolos a ellos de igual manera. El libro es, por tanto, una obra para la intimidad y el autoconocimiento.

La autoreflexión es uno de los pilares que sustenta nuestro bienestar emocional. Así, es de gran relevancia mirar hacia el interior y adentrarse en el ‘yo’ más profundo. Esta cuestión es abordada por Javier Urra en su último libro, La vida íntima, donde se propone la exploración de la condición humana.

Javier Urra es doctor en Psicología y en Ciencias de la Salud. Además, es el director clínico y presidente de la Comisión Rectora Recurra-Ginso (Clínica de Salud Mental, Hospital de Día Retiro y Centro Terapéutico Residencial), así como académico de número de la Academia de Psicología de España.

portada

Portada de 'La vida íntima' de Javier Urra.

Como ha expresado el autor para elcierredigital.com, su libro, publicado en la editorial Desclée de Brouwer, parte de la creencia de que “el ser humano es un ser social, pero que también tiene su intimidad”. Urra explica que la obra es “un libro para pararse a pensar, para serenarse y para ver qué cosas nos decimos, qué cosas nos callamos, quiénes somos y quiénes queremos ser”.

Y es que sin intimidad no hay personalización, pues la intimidad es una presencia de autoconocimiento. Tal y como indica el autor, la vida, en ocasiones, se convierte en un lugar lleno de ruido. Es por ello que plantea un viaje hacia la comprensión del desencantamiento del mundo y el sufrimiento que esto conlleva, y la reconexión con el interior.

Llegar al interior

“Este es un libro para la intimidad, para el cariño. Para seguir siendo sociables, porque lo importante son los demás, pero intentando ahondar en conocerse un poquito a uno mismo”. En este contexto, el autor explica que la vida íntima se convierte en “un faro que ilumina el viaje interior, inspirándonos a explorar las profundidades de nuestra psicología y espiritualidad”.

Así mismo, entra en valor otro concepto clave: la unión entre la mente y el alma en la búsqueda de la autenticidad y la verdad personal. "Emoción y espíritu nos definen como seres bio-psico-sociales. Así, contamos con un ‘yo’ físico, y otro que está unido, el ‘yo’ psíquico, de componente interno", explica.

31b635a6-c37f-46e0-9b9a-16c76538b016

Javier Urra en la presentación de su libro La vida íntima.

En este proceso de introspección primero debemos ‘parar’. “Te puedes ir a un monasterio”, indica el autor, “pero también puede ser que tú, cuando te estés duchando, cuando te vayas a la cama, cuando vayas conduciendo o cuando pongas la radio, te preguntes ‘quién soy yo’”.

Todo ello partiendo de preguntas como “¿Qué es lo que me planteaba de niño?, ¿cómo va ahora mi vida en lo personal, en lo familiar?, ¿qué quisiera hacer yo en lo que me queda de vida? Sin embargo, también es importante reflexionar sobre qué temas nos planteamos y cuáles, sin embargo, nos ocultamos. Qué temas no me hablo a mí mismo, qué me callo, qué cosas me engaño”, indica Urra.

“Yo tengo el criterio de que en muchos casos el ser humano miente a los demás. Y no me parece mal: a veces mentir o engañar al ser humano es necesario”. El autor expone casos como un ser humano que sabe que va a morir o cuestiones que sabemos que harían mucho daño al interlocutor. “Sería un problema contar todo lo que pensamos y sentimos”.

c4be1ed8-35ed-4ffa-b11d-d7d89cd6f7d6

Javier Urra en la presentación de su obra La vida íntima.

Sin embargo, “también hay veces en las que el ser humano se autoengaña. No es capaz de decirse todas las verdades. Hablaremos entonces de un autoengaño, aun en la vida secreta, en la biografía íntima, en la intimidad trascendental y en el núcleo de la conciencia", explica.

Y es que existe un lenguaje hacia los demás que debemos y tendemos a cuidar, “pero también hay un lenguaje hacia uno mismo” que tiene una gran importancia. “Estamos hechos de silencios, que nacen de nosotros, de quienes nos rodean, de quienes nos acompañaron”, pero también de conversaciones.

El autor indica que en lo más íntimo guardamos palabras y sentimientos que nunca compartiremos y que sabemos que moriremos sin verbalizarlas, porque no van a cambiar nada o porque a quien tendríamos que decírselo ya no está. Resulta entonces esencial conocerse a uno mismo, pues es una competencia que permite intentar conocer a los demás.

La soledad y autoestima

La soledad es inseparable al ser humano. Cuando hablamos de esta en relación a la mirada íntima, describimos “una soledad buscada”. Y es que, como explica Javier Urra, "la soledad es parte de las personas”.

El ser humano se siente solo y se sabe solo. Convive con otras personas, se relaciona, pero en el fondo ‘somos’ solos: Venimos al mundo sin saber muy bien por qué. Morimos sin saber muy bien para quién. Tenemos confianza en que la última palabra no esté dicha, pero no lo sabemos”, expresa.

La obra plantea, por tanto, que podemos estar solos, y aun cultivar la soledad como espacio necesario de intimidad con nosotros mismos. “Nos sentimos muy solos en el universo, esta es la realidad del ser humano. Por lo tanto, dentro de esa soledad, yo no pediría volcarse en uno mismo, ya que es muy importante estar, tratar y pensar también con los demás”.

Sin embargo, todo con los demás es imposible, explica Urra. “Me parece que tenemos que tener un punto de soledad, un punto de no huir de uno mismo y buscar ese ‘conocerte a ti mismo’”. Por ello el autor nos invita a ser sinceros con nosotros mismos, un camino hacia la autorreflexión y la comprensión de nuestra propia esencia.

c3e65176-f541-4ad3-9c42-0ed0b7b3d523

Javier Urra en la presentación de su libro La vida íntima.

El autor también introduce una reflexión sobre la autoestima: “Mucho se habla de potenciar la autoestima, menos de que ocasionalmente encubre estimular la vanagloria narcisística”. Y añade: “Me da mucho miedo la palabra autoestima porque la gente a veces la confunde, precisamente, con el narcisismo”.

El autor explica que su obra no es, en absoluto, un libro para reforzar la autoestima o de autoayuda. Es una lectura para pensar, sentir y tener la idea de que uno lleva la vida en los propios brazos.

El autor indica que la reflexión, una cuestión que ha tratado en otros libros previos como El ser humano, un ser espiritual, es un tema que despierta verdadero interés en los lectores. “La gente lo lee despacio porque es un libro para leer a cucharadas. Hay que reflexionar; hay que pensarlo”.

COMPARTIR: