28 de noviembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El menor de los varones del príncipe Ernest reside en la capital española con su esposa Alessandra de Osma y sus dos hijos alejados de los focos

Christian de Hannover: Así es el tranquilo hijastro de Carolina de Mónaco que vive en Madrid

El hijo menor de Ernesto de Hannover y Chantal Hochuli, Christian, mantiene una relación cada vez más cercana con su padre, con el que se le ha visto paseando en familia por el parque de El Retiro. El segundo varón en la línea de sucesión de la casa alemana intenta esquivar la atención de los medios, que tienen los ojos puestos en su familia debido a la disputa entre su progenitor y su hermano mayor, Ernesto Augusto de Hannover.

El "welfo" y "la princesa de los Andes". Así se suele referir la prensa alemana a Christian de Hannover y su esposa Alessandra de Osma Foy, más conocida como Sassa, las pocas veces que han aparecido en los medios. Christian (Hildesheim, 1985) –segundo hijo del príncipe Ernesto de Hannover y su primera esposa, Chantal Hochuli– y Sassa (Lima, 1988) –primogénita del empresario peruano Felipe de Osma y la modelo Elisabeth Foy– residen en Madrid, donde se han dejado ver en varias ocasiones con sus dos hijos mellizos de un año.

Christian de Hannover y su esposa Alessandra de Osma

 A pesar de formar parte de una de las casas nobiliarias más reconocidas de Europa y dar la impresión de ser una de las parejas más sólidas de la 'jet set' española, el matrimonio prefiere mantener un perfil bajo y disfrutan de los lugares más típicos de la capital madrileña sin dejarse ver mucho por los actos públicos. Aunque el hijo de Ernesto Hannover y la exmodelo y diseñadora limeña comparten amigos con la hija de Isabel Preysler y se relacionan con personajes públicos como Luis Medina y el hermano de Sassa, Felipe de Osma, preservan un anonimato del que gozan siempre que salen a tomar algo o cuando disfrutan de sus aficiones taurinas y de los mercadillos de Malasaña.

Sin embargo, pese a su afán por mantenerse alejados de los focos y las cámaras, el menor de los varones de la dinastía de los Hannover se ha dejado ver en los últimos días paseando junto a su padre, Ernesto, en un ambiente distendido y familiar en el parque de El Retiro. Estas reuniones, que cada vez se repiten con más frecuencia entre padre e hijo, parecen estar motivadas por la permanencia de Ernesto en la capital, donde ha comenzado una relación con la artista Claudia Stilianopoulos, hija de la socialité Pitita Ridruejo.

A pesar de pasar casi desapercibido ante los medios, el príncipe alemán mantuvo durante mucho tiempo la rutina de trabajar con su portátil en terrazas al sol de la ciudad. Christian supervisaba los nuevos proyectos de la empresa de inversión inmobiliaria Logika European Partners –de la que se retiraron todos los activos inmobiliarios de Madrid hace unos meses–, cuya sede se encontraba en la calle Almagro, y ahora también está poniendo en marcha la sociedad Seaworks Spain SL, tipificada en el Registro Mercantil como ‘fabricación de perfumes y cosmética’, según ha adelantado Vanitatis

En medio de la disputa entre su padre y su hermano

Después de los conocidos enredos que giran alrededor de la figura de Ernesto de Hannover, que ha sido pillado en situaciones comprometidas (signos de embriaguez, violentos enfrentamientos con periodistas e incluso descargando sus necesidades fisiológicas en público y en presencia de fotógrafos), el príncipe, que encabeza la Casa alemana, ha dejado su último encontronazo familiar con el mayor de sus hijos en manos de la justicia.

Ernesto no acudió a la boda de su primogénito, pero sí al enlace religioso de Christian con Sassa de Osma en Lima, al que también asistieron todos los hijos de Carolina de Mónaco –exmujer de Ernesto– Andrea, Carlota, Pierre y Alejandra, los tres primeros fruto de su matrimonio con Stefano Casiraghi

Ernesto y Christian de Hannover, hijos mayores del Príncipe de Hannover.

A pesar de que Christian mantiene una relación cada vez más cercana con su padre, su hermano Ernesto solo se reunirá con el aristócrata alemán para aclarar el tema del patrimonio familiar en los juzgados. El nuevo capítulo de esta guerra que mantienen padre e hijo hace años, es la preparación de ambos para el juicio que tendrá lugar el próximo 25 de noviembre, por el que el príncipe acusa al joven Ernesto de "ingratitud" y de haber tratado de hacerse con el control de la fortuna de la casa de Hannover a sus espaldas.

La relación de Christian y Sassa, una historia de cuento

Como su hermano Ernesto, Christian se educó en Londres, continuando sus estudios de grado en la Universidad de Nueva York. En 2005, conoció a Sassa, en un viaje a Perú que hizo como representante de Mercedes Benz y se alojó con la familia Gallesce. Un matrimonio de amigos, Felipe de Osma Berckemeyer y Elizabeth Foy Vázquez, quedaron encantados con el joven alemán y propusieron que su hija Sassa, de 14 años entonces, fuese la guía del príncipe Hannover.

Por su parte, Alessandra de Osma Foy fue rostro de Pepsi en Centroamérica y trabajaba como modelo bajo la dirección de la agencia Ford, desfilando para Missoni y Bottega Veneta en Nueva York. Licenciada en Derecho por la Universidad de Lima, escogió Madrid para cursar ADE especializado en moda en el ISEM Fashion Bussines School, creando su propia marca de bolsos, Moi & Sass. Entonces Christian abandonó Manhattan para acompañar a Sassa a Madrid y se matriculó en el Instituto de Empresa para realizar un máster.

El príncipe Christian mantiene, desde el año 2012, una relación sentimental con la peruana, que a diferencia de la de su hermano Enrique con su pareja, fue aceptada por el patriarca de Hannover. Fue​ en abril de 2017 cuando la pareja anunció su compromiso religioso, que se celebró en Lima en 2018 con muchos invitados de la alta sociedad internacional, aunque Christian no la presentó como su novia oficial ante la nobleza europea hasta una exposición sobre la casa de Hannover y la casa real británica que presidió Ernesto (hijo) en el castillo de Marienburg. Civilmente, contrajeron matrimonio en Londres en 2017 y tres años después anunciaban que esperaban mellizos, Nicolás y Sofía de Hannover, que nacieron en la localidad madrileña de Pozuelo de Alarcón.

Como Isabel Preysler y Paloma Segrelles, entre otros nombres conocidos, el matrimonio reside en Puerta de Hierro, en Madrid, cerca de su amiga Tamara Falcó. Con la intención de formar un hogar con sus dos hijos y alejados de la atención mediática, la pareja ha elegido la capital española que para ellos reúne el equilibrio entre una ciudad cosmopolita con intensa vida cultural y la tranquilidad de una localidad pequeña.

 

COMPARTIR: