29 de junio de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La artista, madre de Farruquito, el Farru y el Carpeta, regresa tras seis años con su espectáculo 'Gitana de Sonacay' en la Plaza de Toros de Almagro

La Farruca presenta su nuevo espectáculo: “Será flamenco sin aditivos y en estado puro”

La Farruca en 'Farrucos y Fernández. Navidad en Familia'.
La Farruca en 'Farrucos y Fernández. Navidad en Familia'.
Después de seis años en los que no ha parado, actuando junto a sus hijos, en solitario y participando en incontables eventos, la Farruca estrenará en Almagro, el próximo 10 de septiembre, un espectáculo flamenco llamado 'Gitana de Sonacay', en el que contará con artistas invitados. La artista, que pertenece a la estirpe de los Farrucos, rebosa flamenco puro por los cuatro costados y reivindica en cada paso este arte, al igual que sus representantes Antonio Martín y Josué Pisa.

Hablar de los Farrucos es hablar de flamenco y, por supuesto, hablar de Farruca es hablar de raza, pureza y más flamenco. Madre de Farruquito, el Farru y el Carpeta, lleva toda su vida bailando al ritmo de un corazón que palpita flamenco y lo rebosa por los cuatro costados. “Mi corazón solamente tiene piernas para bailar”, cuenta, y es que Farruca se dedica al flamenco “en alma y cuerpo” desde que tiene uso de razón.

Todo comenzó con el maestro Farruco, su padre, quien inició una estirpe de bailaores que se ha convertido en una de las más importantes del flamenco en nuestro país. “Aquí no hay academia, aquí lo que hay es lo que sale de la sangre, lo que sale del tío Farruco, que en gloria esté, que es el padre de Farruca y es el maestro de todos los maestros”, asegura Antonio Martín, activista por los derechos del Pueblo Gitano y cabo 1º de la Policía Judicial de la Guardia Civil.

Después de seis años en los que la artista ha estado actuando con sus hijos y en solitario, el próximo mes de septiembre presentará su nuevo espectáculo: Gitana de Sonacay. “En caló, sonacay significa oro, así que el nombre del espectáculo quiere decir Gitana de oro”, explica. Así, el próximo 10 de septiembre, en la Plaza de Toros de Almagro, en Ciudad Real, Farruca estrenará el espectáculo, que “contará con artistas invitados”.

Los Farrucos, el nombre del flamenco

Forman parte de esta estirpe artistas tan reconocidos como la Farruca, sus hijos Farruquito, el Farru y el Carpeta, su nieto el Moreno, y su nieta, Soleá, quien representó a España en Eurovisión Junior en 2020. “Quedó la tercera”, recuerda con orgullo su abuela. Josué Pisa, representante de Farruca, explica que “no hay que olvidarse de una maestra, que en la gloria está, la tía Pilar, la Faraona, hermana de la maestra Farruca Montoya”. “Esa mujer ha dado muchísimo valor al flamenco, igual que lo están dando Farruca y sus hijos”, asegura.

El flamenco es la vida cotidiana de los Farrucos, “es cante y baile a cada momento”, cuenta Farruca. “Ya me tengo que poner tapones en los oídos (se ríe), porque si no es mi nieto, es mi nieta, si no, mi hijo, y si no, soy yo”, explica la artista sobre su día a día, y es que el flamenco es la vida de esta familia: “el flamenco puro, de sangre, de verdad, de raza, porque otra cosa ni nos han enseñado ni sabemos hacer”, puntualiza Farruca.

La Farruca bailando.

Aunque vienen de la misma raíz, el maestro Farruco, la artista explica orgullosa que cada uno de los miembros de su familia baila distinto, con un estilo diferente. “Es una cosa muy curiosa, porque en mi familia somos todos de la misma escuela, pero tenemos cada uno nuestra personalidad, que eso es muy importante”, cuenta Farruca, a la vez que lamenta que haya tantos artistas bailando flamenco que imitan a su familia: “Para nosotros es un halago que se acuerden de la escuela del maestro Farruco, pero bailan todos igual; deben tener su sello propio, su personalidad, y no pretender ser dos gotas de agua”. Con respecto a esto, Farruca sentencia diciendo que “una falsa moneda no llega a ninguna parte”.

Farruca, la gitana de oro del flamenco

Farruca combina los espectáculos con su escuela de baile, además de que es requerida en muchas ocasiones para impartir clases magistrales de flamenco, así como para actuar en fiestas privadas, tanto en España como en el extranjero: “De hecho, hace poco que he vuelto de México, aunque también he actuado en Japón, Nueva York…”, explica Farruca.

La artista explica que hay algo que “tenía muchas ganas de decir” y es que “tanto que la gente dice que los Farrucos somos los mejores y que los Farrucos somos una estirpe muy pura, la gente debería estar más al tanto de nosotros”. Farruca reivindica que “no se puede llenar un estadio con Rosalía y que los Farrucos estén en una sala, en un segundo plano. No lo veo correcto”.

Antonio Martín (izquierda) y Josué Pisa (derecha).

“Se vuelven locos cuando subimos un vídeo, pero luego organizamos un evento y vienen tres”. Farruca agradece la entrega de sus seguidores en redes sociales, pero le gustaría que esta entrega se tradujera en salas llenas: “Queremos que disfruten de verdad, presencialmente, no solo en las redes sociales. Los Farrucos deberían estar un día en su casa y seis en la calle, trabajando”.

Por su parte, Josué Pisa, representante de la artista, define a Farruca en dos palabras: amor y corazón. “Tiene una estatura baja (bromea), pero corazón tiene más que una persona como un castillo. Pone el corazón en todo lo que hace”, asegura Pisa. Antonio Martín apostilla y añade la palabra “pureza”. Gitana de Sonacay no va a ser menos, y es que lleva todo el cariño, la ilusión y la pureza de Farruca, que llevaba seis años dedicándose a otros espectáculos, tanto acompañada de sus hijos como en solitario, junto a sus músicos.

La Farruca bailando.

“Doy gracias a Dios de haber encontrado a Antonio Martín y a Josué Pisa, con el que llevo muchos años. Gracias a ellos tengo una nueva ilusión”, que no es otra que Gitana de Sonacay, un espectáculo que “es un recorte de lo mío”, asegura Farruca. “Me ha picado la avispa otra vez”, bromea la artista, que llevaba tiempo sin preparar un espectáculo en solitario de este calibre. El espectáculo se estrenará el próximo 10 de septiembre en la Plaza de Toros de Almagro, en Ciudad Real, y aunque es un espectáculo en solitario, Farruca asegura que estará acompañada de otros artistas invitados.

Tanto Farruca como Josué Pisa y Antonio Martín aseguran que el espectáculo es “flamenco puro, flamenco sin maquillaje, flamenco sin aditivos”. Todo el mundo puede disfrutar de este espectáculo, “no hace falta que te guste el flamenco para ir a ver Gitana de Sonacay y disfrutarlo, que Farruca te transmita y acabes gritando un fuerte ‘olé’ sin saber por qué” y es que, en palabras de Martín, “nadie puede respirar flamenco como lo hace Farruca”.

COMPARTIR: