16 de agosto de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

SE CUMPLEN 26 AÑOS DEL ENLACE ENTRE EL FALLECIDO BOXEADOR Y LA PELUQUERA, QUE TODAVÍA HOY MANTIENE VIVA LA POLÉMICA CON ROCÍO, SU HIJA CON LA JURADO

La historia de Pedro Carrasco y Raquel Mosquera: Un matrimonio idílico y una guerra mediática

Pedro Carrasco y Raquel Mosquera : un matrimonio idílico y guerra mediática
Pedro Carrasco y Raquel Mosquera : un matrimonio idílico y guerra mediática
Rocío Carrasco ha sentenciado el matrimonio entre el boxeador Pedro Carrasco y la peluquera Raquel Mosquera en el tercer capítulo de la docuserie En el nombre de Rocío. La hija de la más grande ha puesto en entredicho a Raquel Mosquera y ha confirmado que la guerra mediática que mantienen por la herencia de su padre sigue abierta.

Parecía irreal. El divorcio entre el boxeador Pedro Carrasco y la artista Rocío Jurado fue una de las exclusivas que sacudió la prensa rosa en 1993. Se les rompió el amor. Siete años más tarde, el boxeador volvía a enamorarse. Esta vez de una joven de veinte años llamada Raquel Mosquera, peluquera de profesión en el Hotel Ritz de Madrid donde era habitual el “marino de los puños de oro”.

El amor que pasearon por programas de televisión y revistas del corazón mediante exclusivas, finalizó en una boda en la que los novios se mostraron de lo más cómplices. Nada hacia presagiar el revuelo mediático al que se enfrentaría la peluquera tras la muerte del campeón del mundo en boxeo. El estreno de la segunda parte del documental que protagoniza Rocío Carrasco ha recuperado la figura de Pedro Carrasco.

Un flechazo que finalizó en boda

Tras el divorcio de Pedro Carrasco y Rocío Jurado, ambos rehicieron sus vidas. El boxeador sorprendió a todos con su nueva pareja. Una joven peluquera 26 años más joven que él. Raquel Mosquera pronto quedaría encandilada con Pedro Carrasco. “Lo nuestro fue un flechazo, nos presentaron unos amigos, a mí me cautivó su sentido del humor. Empezamos a quedar y estuvimos 10 años juntos, siempre le llevaré en mi corazón”, afirmó Raquel Mosquera. 

Dos años de noviazgo y tres de convivencia acabaron en una de las bodas más recordadas de la década de los noventa. Raquel Mosquera y Pedro Carrasco contrajeron matrimonio el 31 de agosto de 1996 en la localidad onubense de Alosno, pueblo natal del boxeador. La boda estuvo repleta de momentos para el recuerdo y calificada por Rocío Carrasco como un gran error. 

Raquel Mosquera, Pedro Carrasco, Rocío Carrasco y Antonio David Flores 

Una embarazadísima Rocío Carrasco ejercía de madrina, la novia escogió un vestido de Antonio Ardón, uno de los diseñadores favoritos de Rocío Jurado, y la familia de Antonio David Flores, entonces marido de la hija de la más grande, asistía al completo al enlace. La boda fue una sucesión de momentos felices que nada hacían presagiar la tormenta mediática que se comenzaría años más tarde. 

Raquel Mosquera y Rocío Carrasco, una relación complicada

Para Rocío Carrasco, el divorcio de sus padres fue un golpe muy duro. Así lo cuenta en el tercer capítulo de la segunda parte de la docuserie En el nombre de Rocío. La hija de Rocío Jurado tenía catorce años cuando conoció a la nueva pareja de su padre. “Mi padre venía todos los días a casa a ver a mi abuelo y a mí. Nosotros teníamos por costumbre ir a comer los domingos y uno de ellos, vamos a un chino y trae a Raquel. Él ya me había comentado que tenía una novieta y me la presentó”, confirma Rocío Carrasco. 

Raquel Mosquera, Pedro Carrasco y Rocío Carrasco

Por aquel entonces, la pareja era habitual en las portadas de la prensa rosa y en reportajes en los que también aparecía Rocío Carrasco. En un principio, la relación entre Raquel Mosquera y Rocío Carrasco era buena. De hecho, la peluquera hablaba de ella con gran cariño. “Para mí, ella siempre ha sido como una hermana pequeña. Yo nunca podré reemplazar a su madre”, confirmaba Raquel Mosquera.

La muerte de Pedro Carrasco, el inicio de la guerra mediática

El 27 de enero de 2001 el boxeador Pedro Carrasco falleció a causa de un infarto en su domicilio de Madrid. El deportista había tenido varios problemas de salud, desconocidos por su hija. Fue Raquel Mosquera la que encontró a su marido sin vida. La peluquera sufrió varias crisis nerviosas. Rocío Carrasco no se encontraba en Madrid cuando recibió la noticia. 

Raquel Mosquera en el funeral de Pedro Carrasco.

La relación entre la Rocío Carrasco y su padre había cambiado mucho, no se dirigían la palabra. El deportista nunca aprobó la relación de su hija con el ex guardia civil, Antonio David Flores. Ante la tensa situación que existía entre ambos, fue Fidel Albiac, la nueva pareja de Rocío Carrasco, quien intentó mediar entre ellos. Padre e hija mantuvieron una conversación que finalizó en reconciliación

José Ortega Cano, Rocío Jurado, Gloria Mohedano, Fidel Albiac y Rocío Carrasco en el funeral de Pedro Carrasco.

Sin embargo, el fallecimiento del deportista lo cambió todo. Rocío Carrasco recibió abucheos al llegar al funeral y su viuda fue vitoreada. El entierro del boxeador fue desgarrador, y tanto su hija, como su viuda y su exmujer le lloraron desconsoladamente. Para Rocío Carrasco, su padre era un pilar fundamental. "Era pura nobleza, era un hombre muy bueno y estaba muy enamorado de mi madre, ella también lo estaba de él hasta el día que murió”, afirma. 

“No es su viuda”

Tras el fallecimiento del boxeador, Raquel Mosquera realizó varias apariciones públicas en televisión. La peluquera contaba sus vivencias junto al que fue el amor de su vida y en 2016 estallaba contra Rocío Carrasco en un programa de televisión. El reparto de la herencia del boxeador ha sido una de las grandes discrepancias entre la hija de la artista y Raquel Mosquera. Más de dos décadas después, el debate sobre la herencia del boxeador aún sigue abierto.  

Rocío Carrasco

El pasado año, Rocío Carrasco reapareció en televisión para contar su verdad y desmentir las mentiras que Raquel Mosquera había contado sobre ella. La hija de la más grande ha zanjado la polémica con Raquel Mosquera y ha querido hablar en nombre de Pedro. "No es su viuda, el estado civil es casada”, afirma.

En la segunda parte de la docuserie, Rocío Carrasco ha querido aclarar algunos puntos sobre la herencia de su padre y le ha exigido a Raquel Mosquera que le devuelva varios objetos que para ella tienen un gran valor sentimental. “Dame los trofeos de mi padre. Y dame el cinturón de campeón del mundo, que es mío, no tuyo. En el nombre de Pedro, del mío y del Todopoderoso, dame mis cosas”, afirma Rocío Carrasco.

COMPARTIR: