26 de mayo de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La crisis sanitaria hace que las librerías no estén abiertas y, al no haber competencia,los grandes distribuidores no aplican el 5% de rebaja habitual

El Día del Libro más lucrativo: Las grandes plataformas aprovechan el Covid-19 para no hacer descuentos

Tradicionalmente el Día del Libro, 23 de abril, las librerías físicas y online hacían un descuento del 5 por ciento en todos los libros sabedores de que esas fechas son en las que más libros se venden. Sin embargo, este año las excepcionales circunstancias que estamos viviendo debido al confinamiento las librerías físicas están cerradas y, al no tener competencia, las grandes plataformas han decidido no aplicar el tradicional descuento por la festividad internacional del libro.

Las editoriales saben que los días previos al Día del Libro, 23 de abril, es una de las fechas del año en la que más libros se venden y suele dar el pistoletazo de salida a las Ferias del Libro que se celebran en el país, arrancando con la de Sant Jordi en Barcelona y seguida por la de Madrid que normalmente tiene lugar en el mes de mayo en el Parque del Retiro y que se ha retrasado para octubre.  

Para animar a la compra de libros, normalmente en los días precedentes y en la propia jornada del día 23 de abril se suele aplicar un descuento del 5 por ciento en todos libros que se adquieren. Es habitual ver en esas fechas, que coinciden además con el arranque de la primera, que las librerías saquen a la calle puestecitos con libros, donde, además de las novedades del mercado editorial, se pueden encontrar publicaciones del stock de otros años a las que no se ha dado salida por un precio muy rebajado.

Sin embargo, este año debido a la crisis sanitaria del coronavirus Covid-19 las librerías, que son establecimientos no catalogados como de primera necesidad, permanecen cerradas y la única forma de adquirir libros es mediante compra online.

Así las cosas, las grandes beneficiadas son, por lo tanto, las grandes plataformas como FNAC, Amazon, Casa del Libro o El Corte Inglés que este año, al no tener la competencia de las librerías físicas no hacen el descuento habitual del Día del Libro.

Si adquirimos en una de estas plataformas cualquier libro, Los renglones torcidos de Dios de Torcuato Luca de Tena, por ejemplo, sólo se nos aplicará el 5 por ciento de descuento por adquirir el producto en la tienda online y no el 5 por ciento adicional que se aplica habitualmente con motivo del 23 de abril.

Las librerías físicas están cerradas desde el 14 de marzo. 

Este año, las excepcionales circunstancias, hacen que grandes plataformas como las citadas no tengan la competencia en estos días de las librerías físicas y, por lo tanto, la única forma de poder adquirir un libro, una de las formas de entretenimiento a las que se puede recurrir en pleno confinamiento, sea mediante la compara online sin poder elegir aquel lugar donde, con motivo del Día del Libro te hagan un descuento. A esto hay que sumar el desconocimiento de aquellos que no compran habitualmente por internet y que pueden llegar a pensar que el 5 por ciento de rebaja que se les aplica tiene que ver con el 23 de abril y no con el habitual descuento por comprar vía online.

Una vez más las grandes plataformas salen ganando en unas circunstancias que perjudican a los pequeños negocios, cerrados y con un negro futuro por delante y a los compradores. Tal vez, en este día tendríamos que leer Los Miserables de Victor Hugo en vez de El Quijote de Miguel de Cervantes.

COMPARTIR: