14 de diciembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El famoso actor dará vida al personaje en la nueva adaptación que prepara Matt Reeves

Robert Pattinson, el mítico e idolatrado vampiro de la saga Crepúsculo se convertirá en el nuevo Batman

Robert Pattinson será el próximo Bruce Wayne, Batman
Robert Pattinson será el próximo Bruce Wayne, Batman
Grandes noticias para cualquier fan del género del cómic y del cine en general. Marcha atrás del estudio DC y Warner con respecto a la continuación de la saga de películas que había intentado crear con “Batman V Superman” o “La Liga de la Justicia”. Finalmente han decidido empezar de 0, esto significa que no veremos al Batman de Ben Affleck (el último Batman), una buena interpretación del personaje que no pudo hacer nada para evitar la baja calidad del producto final.

Warner y DC, tras una lavado de cara, ha tomado dos decisiones muy importantes y muy acertadas. Primero, dar las riendas de una nueva aproximación al personaje a Matt Reeves, al que conocemos principalmente por haber dirigido una de las mejores películas comerciales recientes “La guerra del planeta de los simios” y que os recomiendo desde aquí. Un realizador y guionista muy visual que ha firmado el guión y planea presentarnos un Bruce Wayne joven con eco del famoso cómic de Frank Miller: “Batman: Año uno”. Hubo un momento en que George Miller (Mad Max: Furia en la carretera) sonó como director, pero creo que Matt hará un gran trabajo. La cinta, titulada “The Batman”, podría empezar a rodarse a finales de año.

 

La segunda decisión bien tomada, y la noticia de la semana, Robert Pattinson interpretará  al cruzado de la capa tras Michael Keaton, Val Kilmer, George Clooney, Christian Bale y Ben Affleck. La elección me parece maravillosa, mucha gente lo relaciona con la saga Crepúsculo (saga de gran éxito comercial sobre vampiros adolescentes) pero basta con ver el tipo de cine arriesgado que lleva haciendo la última década o con saber que el director Christopher Nolan, que realizó la mejor encarnación del personaje (El Caballero Oscuro) y que es especialista en descubrir y redescubrir estrellas (Heath Ledger o Tom Hardy), lo haya elegido para su próxima película de acción (para la que no hay título todavía).

Pude verlo y escucharle en la última edición del Festival de San Sebastián presentando un tipo de película de ciencia ficción que no podría estar más alejada de una película de superhéroes, “High Life”, junto a Juliette Binoche. Durante la pasada década colaboró con Werner Herzog, realizó una de las mejores películas de 2017 que tenéis en Netflix, “Good Time”, (tuvo una ovación de 6 minutos en Cannes), “La ciudad perdida de Z” de James Gray y dos películas junto al director David Cronenberg (Cosmopolis y Map to the stars).

Durante la rueda de prensa en San Sebastián, Pattinson fue preguntado por el motivo que le llevaba a hacer películas tan alejadas de Hollywood, y el dijo que le gustaba trabajar con directores que tenían claro que podía ser su última película, querían que el producto valiese la pena y no tan centrados en conseguir buenos números de taquilla o de no resultar ofensivos.

En otra entrevista de hace un año,  dijo unas palabras muy interesantes sabiendo ahora en el proyecto en el que se ha metido, cuando le preguntan si se veía volviendo a hacer películas comerciales:

“No lo sé, a veces me engaño a mí mismo pensando que hay un plan superior en cuanto a la decisión de mis trabajos pero en  realidad todo se limita a buscar una historia en la que crees que conectas y puedas aportar algo que lo mejore. Meterme en la saga de “Crepúsculo”… Mirando atrás, todo parecía tan accidental o igual es un mecanismo de protección” (ríe).

Robert Pattinson en "Good Time"

Pienso que tiene gran carisma como actor y que ha demostrado que se atreve a jugársela, a arriesgarse en un negocio en el que los fracasos no se olvidan y por ello tiene mi respeto. No me extrañaría que tuviera una conversión como la que hizo Matthew McConaughey en 2014. Encaja en el papel y veo paralelismos con el propio Bruce Wayne con una fortuna maldita que no quiere heredar y que pretende demostrar que vale más que el envoltorio que quieren ponerle, un niño rico en el personaje y un actor mimado playboy en el actor.

Curiosamente, vale la pena recordar que el casting no importará si no hay una buena historia y un buen guión. Warner y DC se están tomando su tiempo en el desarrollo del proyecto y eso es bueno para airearnos de superhéroes y porque las prisas pueden ser fatales.

COMPARTIR: