25 de junio de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El periodista asturiano marcó un antes y un después en la pequeña pantalla con 'La clave' censurada tanto en TVE como en Antena 3 TV

José Luis Balbín, retrato de un revolucionario de la televisión y militante de la independencia

El Cierre Digital en José Luis Balbín al frente de 'La clave'.
José Luis Balbín al frente de 'La clave'. / El periodista asturiano ha fallecido a los 81 años.
José Luis Balbín un histórico de la comunicación escrita y audiovisual, un maestro de periodistas, ha fallecido a los 81 años. Balbín revolucionó la televisión con su programa 'La clave', un formato que creció conforme evolucionaba el país en su paso de dictadura a democracia. Se emitió en TVE entre 1976 y 1985 y, finalmente, TVE decidió suspenderlo. Tuvo una segunda etapa entre 1990 y 1993 en Antena 3 que también acabó con su expulsión de la cadena privada con el cambio de accionariado.

La muerte de José Luis Balbín supone la desaparición de uno de los grandes nombres de la historia del periodismo y, sobre todo, un profesional militante radical de la independencia informativa la cuál pagó con su despido obligado en varias ocasiones. 

Asturiano de Pravia (19 de agosto de 1940), empezó su trayectoria en el diario regional La nueva España y se formó en la Escuela Oficial de Periodismo donde coincidió con Manuel Martín Ferrand y Juan Luis Cebrián, nombres que de una manera o de otra marcaron su trayectoria. 

Su primera experiencia a nivel nacional fue en la agencia PYRESA a las órdenes de Vicente Cebrián, padre del exdirector de El País (Juan Luis). El entonces mandamás informativo, Vicente Cebrián, llegó a decirle a Balbín que nunca llegaría a nada en la profesión. Sin embargo, un artículo suyo en la agencia PYRESA, titulado Este Papa, sobre un perfil de la figura de Pablo VI, hizo que se fijara en él Emilio Romero y lo fichara para Pueblo

Esta histórica redacción del diario Pueblo hace años que ya entró en el terreno de lo mítico dentro de las ciencias de la comunicación. Romero convirtió el diario vespertino, entonces en poder del Sindicato Vertical, en una escuela de periodismo en la que se formaron y forjaron nombres como Julio Merino, Rosa Villacastín, Arturo Pérez Reverte, José María García, Carmen Rigalt, Andrés Aberasturi, Manuel Marlaska padre o Rosa Montero. Un periódico que, además, renovó la encorsetada forma de entender la profesión durante el franquismo. 

José Luis Balbín al frente de 'La clave' en TVE. 

Aunque José Luis Balbín quería ser el crítico de cine del periódico, Romero le envió a 'la tercera', posiblemente la parte más importante del periódico. A partir de ese momento, Balbín se convirtió en una firma relevante. Tanto que le acabó pasando factura y Romero, para protegerle, decidió alejarle de la redacción convirtiéndolo en corresponsal del periódico en Alemania. Sin embargo, la dirección de la casa acabó por despedirle. 

La Clave

Años después la vida le dio su merecido sitio. A la vuelta de la esquina se encontraba el que sería su trabajo más recordado. Tuvo lugar en TVE y en el momento perfecto, recién muerto el dictador Francisco Franco

José Luis Balbín se puso al frente de La clave un programa que ha pasado al cuadro de honor del periodismo español. Considerada la primera tertulia libre de la historia de la televisión, La clave no tenía nada que ver con la derivación que sufriría el género. Acudían expertos, no se sentaban en función de la ideología los invitados, apenas se elevaba el tono de voz y aún no existía la figura del 'tertuliano que habla de todos los temas'. 

El primer programa se emitió el 18 de enero de 1976 y estaba dedicado el tema del juego, todavía prohibido en España, con invitados como Jaime de Mora y Aragón y José Luis Sampedro

La Clave seguía el mismo modelo de un programa clásico de la televisión francesa, Les dossiers de l'écran (Los archivos de la pantalla), y la estructura era una tertulia sobre un tema concreto con la emisión de una película que ilustraba el asunto. 

El programa evolucionó al ritmo del país y así se iban variando las temáticas. De esta manera, se dedicaron programas concretos a nombres propios, como Federico García Lorca o José Antonio Primo de Rivera, y a asuntos que generaban mucha controversia en el momento como el Opus Dei, la represión franquista o la legalización del Partido Comunista de España. 

Líos en RTVE

Conforme avanzaba la Transición, José Luis Balbín fue teniendo más poder en el Ente y llegó a influenciar en el nombramiento de Fernando Castedo, director de RTVE entre 1981 y 1982, al terciar a su favor ante el PSOE, entonces en la oposición, que tenía que consensuar el asunto con el partido de Gobierno, UCD. 

Fernando Castedo. 

La etapa de Castedo, considerada una de las más libres de la cadena estatal, supuso la primera intentona de que Balbín fuese director de informativos pero desde UCD alegaron que era demasiado cercano el PSOE. Fue Iñaki Gabilondo quien ocupó el puesto. Para contentarle, le nombraron Director de Programas Especiales, un cargo de nueva creación que buscaba estrenar programas de tipo experimental. Muy pocos de los que proyectó llegaron a verse en la pantalla. 

De cara a las elecciones de 1982 se especuló mucho con el primer debate electoral de la historia de España entre Calvo Sotelo y Felipe González con Balbín como moderador. Sin embargo, las dos partidos políticos más importantes del momento no llegaron a un acuerdo. 

El último programa, en el Palace

Tras el triunfo del PSOE en octubre del 82, el nuevo director del Ente, José María Calviño padre de la ministra Nadia Calviño, decidió que Balbín se pusiera al frente de los informativos. Sin embargo, pronto empezaron los problemas. Se habló de incompatibilidad entre su cargo y llevar La clave. Se llegó a especular con que le sustituyera en el programa Victoria Prego. Nunca ocurrió. 

El descontento de Alfonso Guerra, en ese momento vicepresidente del Gobierno y hombre que controlaba el aparato del PSOE, con la línea editorial de Balbín hizo que antes de cumplir un año en el puesto dimitiera. 

Las tensiones entre el partido de Gobierno y Balbín serían muchas en los meses siguientes. Un caso muy comentado en la prensa fue cuando el Ejecutivo intentó vetar la presencia de Alonso Puerta en un programa dónde se iba a debatir sobre la primera legislatura de los ayuntamientos controlados por la izquierda (1979-1983). Puerta había sido expulsado del PSOE por denunciar una presunta corruptela en al Ayuntamiento de Madrid donde era concejal. El programa se retrasó una semana pero, finalmente, se emitió. 

Después de meses de tensiones entre el Ejecutivo y Balbín, el 20 de diciembre de 1985 se emitió el último programa. El programa de la semana siguiente, que iba a emitirse el día 27, iba a estar dedicado al fenómeno de la 'Movida Madrileña' pero TVE decidió suspenderlo emitiendo un comunicado acusando a Balbín de ser parcial y buscar sólo la crítica del PSOE. El verdadero motivo era que en 1986 se celebraban nuevas elecciones y el referéndum de la OTAN y el PSOE temía voces disidentes. 

Balbín tomó la decisión de emitir el programa desde el hotel Palace de Madrid, enfrente del Congreso de los Diputados, en un circuito cerrado para los medios que quisieran y seguido por pantallas por el público desde la plaza de Neptuno. 

Su última etapa

Tras su salida del Ente, Balbín pasó por Interviú y las tertulias de Antena 3 Radio. En 1990 estuvo en el equipo fundador de Antena 3 Televisión, auspiciado por su antiguo compañero de estudios Manuel Martín Ferrand, poniéndose de nuevo al frente de La clave. A finales de 1992 cuando el accionariado de la cadena privada cambió, se tomó la decisión de relegar la emisión al horario de madrugada y que no se emitiera película. En julio de 1993 se canceló el programa y en temporada siguiente se puso al frente del programa de entrevistas La senda. Realmente a los nuevo dueños de la cadena no les interesaba un programa abierto a todo tipo de opiniones. 

Estuvo al frente de la revista 'La clave' entre 2000 y 2008. 

En 1994 terminó su andadura en la cadena de San Sebastián de los Reyes y tras  'el antenicio' de Antena 3 Radio dio el salto a la COPE. Todavía hubo un intento de recuperar su histórico programa tras llegar a Moncloa el PP.  Finalmente, entre 1998 y 1999 presentó Las claves, un programa que se basada en hacer entrevistas en profundidad a personalidades nacionales y extranjeras. Tras cumplir su primera temporada el programa fue retirado. En diciembre de 1998 sí presentó una edición especial de La clave dedicada a los 20 años de la Constitución. 

Lejos ya de la televisión entre 2000 y 2008 dirigió el semanario de papel La clave, que destacó por sus grandes reportajes de investigación, alguno de ellos hechos por el director de elcierredigital.com, Juan Luis Galiacho, que trabajó a su órdenes. Y, también, por lograr no tener una línea ideológica clara que marcara su tendencia informativa. Finalmente, la revista cerró por falta de financiación debida a su libertad periodística. 

En sus últimos años, José Luis Balbín estaba alejado de los medios de comunicación y todavía dio muestras de sus ganas de pelea al denunciar a TVE por el uso de su histórico formato en el programa Las claves del siglo XXI que presenta Javier Ruiz en el primer canal de la cadena estatal. Descanse en paz un MAESTRO de periodistas. 

COMPARTIR: