24 de mayo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Tras la marcha del ya exdelantero del Real Madrid, varios jugadores como Sergio Ramos, Busquets o Messi esperan ser 'captados' por el Emirato Árabe

Arabia Saudí, 'retiro dorado' de viejas estrellas de LaLiga española de fútbol: De Benzema a Ronaldo y quizá Messi

Karim Benzema posando con la nueva camiseta de su equipo
Karim Benzema posando con la nueva camiseta de su equipo / Twitter
Karim Benzema será la segunda gran estrella del fútbol de Arabia Saudí tras la llegada después del Mundial de su gran socio en la capital, Cristiano Ronaldo. Arabia sueña con ver reeditado el duelo que durante una década elevó a los altares a la liga española, es decir, volver a enfrentar a Cristiano Ronaldo y Leo Messi. Numerosos nombres icónicos de la liga española también están a la espera de poner rumbo al país asiático. Entre ellos, Sergio Busquets, Jordi Alba o Sergio Ramos.

Karim Benzema será la segunda gran estrella del fútbol de Arabia Saudí tras la llegada después del Mundial de su gran socio en la capital, Cristiano Ronaldo. Ambos se cruzarán como rivales, porque el ya exdelantero del Real Madrid ha aceptado la oferta del Al Ittihad. El decano del fútbol saudí le ha puesto encima de la mesa 200 millones de euros libres de impuestos por dos años más de fútbol y también una nueva ocupación: embajador de la candidatura saudí para el Mundial de 2030. Este trabajo, por supuesto, también será remunerado. Su sueldo en Arabia se multiplicará respecto a lo que percibía en el Real Madrid.

El equipo es todo un clásico de la competición y del fútbol asiático, siendo campeón de su Champions hasta en dos ocasiones. Benzema compartirá equipo con varios internacionales saudíes como Abdulaziz Al-Bishi y Haroune Camara, que formaron parte de una de las selecciones sorpresa en Qatar, los brasileños Bruno Henrique, Igor Coronado, Marcelo Grohe y Romarinho. Todos estarán a las órdenes de Nuno Espírito Santo, ex de Valencia, Wolves o Tottenham entre otros, que ha llevado al conjunto de los tigres a lo más alto a nivel nacional. 

Y es que el gobierno de Arabia Saudí está poniendo todo de su parte para que la denominada mejor Liga del Golfo se plague de estrellas del fútbol y sobre todo se haga un hueco en el panorama mundial. Tras la llegada de Cristiano Ronaldo en enero, el resto de clubes no quieren quedarse de brazos cruzados y han pedido que el gobierno 'ayude' o ponga algo de su parte para que otras figuras puedan aparecer por el fútbol saudí. Y así ha sido. La llegada de Karim Benzema deja la puerta más abierta que nunca a la llegada de otros jugadores como Leo Messi o Sergio Ramos, ambos libres tras acabar su contrato con el París Saint-Germain.

FxUKUYmWAAkQuGF

Benzema y Cristiano Ronaldo en su etapa en el Real Madrid. Twitter

Lo cierto es que Arabia sueña con ver reeditado el duelo que durante una década elevó a los altares a la Liga Española, es decir, volver a enfrentar a Cristiano Ronaldo y Leo Messi, con la disputa del título de Liga. La empresa no es sencilla, pero al menos la mitad de ella ya es una realidad. Diferentes fuentes apuntan a una estratosférica oferta que está sobre la mesa de Leo Messi para convencerle de su llegada a Riad. Se habla de 400 millones de euros. El argentino, tras su salida del PSG, se encuentra como agente libre. El Barcelona parece el mejor colocado para traerlo de vuelta a la ciudad condal, pero el Inter de Miami y Arabia Saudí también han hecho llegar sus cuantiosas ofertas al entorno del campeón del mundo.

Numerosos nombres icónicos de la liga española también están a la espera de poner rumbo al país asiático. Entre ellos, Sergio Busquets y Jordi Alba, ambos íntimos amigos de Leo Messi, y con el que parece que se quieren volver a juntar en Arabia Saudí. Por parte del Real Madrid no solo está prevista la marcha de Benzema hacia el país árabe, ya que también se rumorea que Eden Hazard, tras su nefasta etapa en el conjunto blanco, parece contemplar un retiro dorado en Arabia. De hecho la Federación de Fútbol Saudí también ofreció un suculento contrato de 120 millones al año a Luka Modric, pero el croata ha decidido rechazarlo para poder estrenar el nuevo Santiago Bernabéu como capitán del Real Madrid.

Fxu4FHfaQAAN1ek

Leo Messi y Sergio Ramos recibiendo un homenaje de despedida tras confirmar su marcha. Twitter

Además, desde el propio país se habla de que los clubes de la Liga del Golfo Pérsico han establecido una lista “con más de diez estrellas” del fútbol para incorporarlas al campeonato. Una lista encabezada por Messi y Benzema como prioridades. A los ya mencionados antes se les suman jugadores de clase mundial como Ángel Di María, Roberto Firmino, N’Golo Kanté o Hugo Lloris. El objetivo del país es “cerrar la mayor parte de los acuerdos” antes del arranque de la próxima temporada, el 11 de agosto.

Arabia Saudí, bajo el impulso del príncipe heredero Mohammed Ben Salmane, dirigente de facto del reino, busca mejorar su imagen ligada a un islam severo y atraer turistas e inversores, en parte gracias al deporte. El primer exportador mundial de petróleo bruto, que pretende diversificar su economía, ha gastado ya centenas de millones en los contratos deportivos, como el fichaje de Ronaldo, pero también con la organización del prestigioso Rally Dakar, de un Gran Premio de Fórmula 1 o el lanzamiento de un circuito de golf (LIV Golf Tour) que pretende competir con los tradicionales (estadounidense y europeo).

Con todas estas iniciativas, algunas voces acusan a Arabia de querer “blanquear mediante el deporte” su nefasto historial en materia de derechos humanos.

COMPARTIR: