25 de noviembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Serrat, Sabina o Rozalen se congregaron en el Instituto Cervantes para homenajear al recordado escritor uruguayo recitando sus composiciones

Cien años de Mario Benedetti, el autor de los poemas que han cantado las mejores voces de la música

Mario Benedetti, uno de los escritores más consagrados de Uruguay.
Mario Benedetti, uno de los escritores más consagrados de Uruguay.
El genio de la literatura uruguaya, Mario Benedetti, cumple un siglo de su nacimiento. Para rendir tributo a su trayectoria como escritor cantantes como Sabina, Serrat o Rozalen acudieron al Instituto Cervantes para recitar sus poemas. Benedetti tuvo una vida de éxitos, muestra de ello son su poemario Poemas de otros (1974) y La casa y el ladrillo (1977) y su novela Primavera con una esquina rota. Ambas creaciones compuestas una vez que se exilia, tras el Golpe de Estado de 1973.

Pocas letras de canciones como “Hagamos un trato”, cantadas con la voz melódica de un genio de la música como es Joan Manuel Serrat, o “Te Quiero”, interpretada con la pasión de Nacha Guevara, llegan a lo más profundo del corazón y hacen aflorar los sentimientos más íntimos a quienes los escuchan

Esto es posible, a parte de estar interpretadas por las mejores voces de habla hispana, es que estas compuestas por el talento del verso del poeta uruguayo, Mario Benedetti. Del que se conmemora un siglo de su nacimiento.

Para rendir homenaje al escritor uruguayo cantantes como Rozalen, Sabina o Serrat, quien puso música y voz a sus poemas, se congregaron en el Instituto Cervantes para recitar sus creaciones.

Varios artistas en el homenaje a Benedetti en el Instituto Cervantes.

Benedetti nació en la ciudad de Paso de los Toros el 14 de septiembre de 1920. En estos momentos Uruguay se encontraba con una Constitución recién nacida. El 25 de noviembre de 1917 los uruguayos concurrieron a las urnas para refrendar el proyecto de reforma constitucional, aprobado por mayoría en la Asamblea Nacional Constituyente. Para muchos historiadores Uruguay iniciaba un nuevo periodo de verdadera Democracia dentro de un Estado republicano.

Dentro de este clima satisfacción y esperanza por la nueva etapa en la historia del país, llegó al mundo Mario Benedetti. En los tres primeros años de su vida residió en Paso de los Toros pero por negocios él y sus padres, Brenno Benedetti y Matilde Farrugia, se trasladaron a vivir al municipio de Tacuarembó.

En esta ciudad Mario y sus padre vivieron uno de los episodios más turbulentos de sus vidas, sufrieron una estafa. Este acontecimiento provocó que cambiaran su residencia a Montevideo. Una vez instalados allí Mario comienza sus estudios en el Colegio Alemán.

En 1933 se pasa al Liceo Miranda para continuar su formación académica. Pero los problemas económicos hicieron que Benedetti dejara sus estudios y continuara formándose de manera autodidacta.

Con catorce años tuvo su primer empleo en una empresa de recambios de vehículos pero no fue el único. También ejerció de recadero, taquígrafo o funcionario público para poder ayudar a la economía familiar.

Desde muy pequeño encontró su vocación en la escritura pero sacarle rendimiento económico a su pasión era muy complicado. En 1944 le llegó su primera oportunidad para darse a conocer como escritor. Se dirigió a la revista literaria Marginalia con Peripecia y Novelas, un volumen de ensayos que logró publicar.

Los ensayos tuvieron gran acogida en el público lector y le sirvió para abrirse camino en la literatura. En 1945 el semanario Marcha le contrató para que se incorporase en su equipo de redacción. Pocos años después, fue nombrado director literario. En Marcha trabajó casi tres décadas hasta que el gobierno de Juan María Bordaberry decidió clausurar la publicación.

Construyendo una leyenda

En 1950 comenzó a consagrarse como un referente del mundo literario. Fue en este año cuando se hizo miembro del consejo de redacción de una de las revistas literarias de la época, Número y el Ministerio de Instrucción Pública le concedió un galardón por su primera composición de cuentos, titulados Esta Mañana.

El escritor junto a un amigo en una de sus reivindicaciones políticas.

Esta etapa de plenitud laboral convivió con su faceta de activista político. Benedetti participó de lleno contra el Tratado Militar con los Estados Unidos. Benedetti llegó a ser representante del Movimiento de Independientes 26 de Marzo en la Mesa Ejecutiva del Frente Amplio desde 1971 a 1973, sin embargo, esta alternativa se vio frustrada por un Golpe de Estado que instauró en el país una dictadura cívico-militar.

En estos años publica Crónica 71, con creaciones de editoriales políticos del semanal Marcha y es nombrado director del Departamento de Literatura Hispanoamericana en la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Universidad de la República, de Uruguay.

Escribiendo desde el Exilio

Con el Golpe de Estado en Uruguay en 1973 decide renunciar a su cargo en la Universidad y decide marcharse a Buenos Aires. Después se traslada a Perú. Una vez instalado en el país Inca, las autoridades lo detienen y lo deportan. Pero finalmente fue amnistiado.

El cantante Joan Manuel Serrat junto al escritor Mario benedetti.

En 1977 viaja a España para vivir en Madrid y alejarse del modo de vida que existía en Uruguay. Fueron diez largos años los que vivió alejado de su patria y de su esposa, quien tuvo que permanecer en Uruguay cuidando a las madres de ambos.

También en el exilio cosecha éxitos como su cuento El Olvido, el cual sirvió de inspiración para el guion de la película Dale nomás de Osías Wilenski. Y crea sus mejores poemarios: Poemas de otros (1974) y La casa y el ladrillo (1977), así como una de sus novelas más conocidas, Primavera con una esquina rota.

Regreso a Uruguay y últimos años

En 1985 decide abandonar el exilio y regresa a Uruguay. Es nombrado miembro del consejo editor del nuevo semanario Brecha, que va a dar continuidad al proyecto de Marcha.

Una de sus mayores sorpresas se las lleva de la mano del cantautor Joan Manuel Serrat que ese mismo año graba su disco El sur también existe, donde incluye poemas de Benedetti y cuenta con su colaboración.

Sus últimos años significaron el reconocimiento de una trayectoria literaria vertiginosa. En 1997 fue investido con el título doctor honoris causa por la Universidad de Alicante y galardonado con el Premio León Felipe, en mención a los valores cívicos del escritor. Dos años después, fue galardonado con el VIII Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, dotado de 6.000.000 pesetas y la Fundación Cultural y Científica Iberoamericana José Martí el primer premio Iberoamericano José Martí.

También en 2005 se adjudicó el XIX Premio Internacional Menéndez Pelayo, consistente en 48.000 € y la Medalla de Honor de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo. Y en 2006 la Fundación Lolita Rubial condecoró a Benedetti con el premio Morosoli de oro.

Uruguay dando el último adiós a Benedetti.

El 17 de mayo de 2009 Mario Benedetti fallece a los ochenta y ocho años en su casa de Montevideo tras una larga enfermedad. El Gobierno uruguayo decretó duelo nacional y dispuso que su velatorio se realizara con honores patrios en el Salón de los Pasos Perdidos del Palacio Legislativo. Su cortejo fúnebre fue encabezado por integrantes de la Federación de Estudiantes Universitarios del Uruguay y la Central de Trabajadores (PIT-CNT) entre otras personalidades 

 

COMPARTIR: