23 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

AUMENTA NÚMERO DE ESTUDIANTES EN EL CONSERVATORIO, sin embargo son POCOS LOS QUE ACABAN LA CARRERA, SEGÚN INDICAN LOS DATOS DEL MINISTERIO de Cultura

Casi el 90 por ciento de los alumnos que empiezan la carrera de música la abandonan en algún punto

Conservatorio de música en la Comunidad de Madrid
Conservatorio de música en la Comunidad de Madrid
La dificultad de combinar la Educación Primeria con el conservatorio es una de las razones por las que se abandona la enseñanza de la música. Catorce años es lo mínimo que se tarda en completar una carrera de música en España, por ello, nueve de cada diez alumnos no han logrado terminar sus estudios en el curso 2019- 2020, según estima el último informe del Ministerio de Cultura y Deporte.

La carrera de músico comienza en España a partir de los ocho años de forma habitual. Es cuando los niños comienzan a familiarizarse con los instrumentos, las partituras o escribir en pentagramas. Sin embargo, la situación se complica cuando los alumnos tienen que compaginar sus estudios de música con la Educación Primaria, una fase difícil de superar para muchos de los estudiantes que se quieren dedicar a la música.

Según los últimos datos disponibles del Ministerio de Cultura y Deporte del curso 2019-2020, en nuestro país hay más de 100.000 personas que se encuentran en algún curso del conservatorio de música, una cifra alta si se compara con el número de estudiantes que acaban siendo músicos. Nueve de cada diez alumnos abandonan la carrera en algún punto

Las personas que entran a un conservatorio de música deben de hacer una prueba adaptada según la edad, con el fin de examinar los conocimientos y formación previa del estudiante. Esta prueba es valorada por un tribunal que da el visto bueno, o no, al ingreso del aspirante según sus aptitudes, prueba eliminatoria por la que no se pasa en las escuelas de música.

En total, son catorce años de carrera en el Conservatorio los necesarios para recibir un título de enseñanza profesional (equivale a un grado universitario). Superar los estudios permite al alumno graduado dedicarse profesionalmente a la música. Sin embargo, según los datos del Ministerio de Cultura y Deporte, sólo uno de cada diez alumnos del Conservatorio logran finalizar sus estudios.

Bachillerato artístico

El Bachillerato de Artes Escénicas, Música y Danza es la formación preuniversitaria para aquellos jóvenes que muestren destrezas manuales, creativas y artísticas en la pintura, la escultura, el diseño, la danza o la música.

Conservatorio en la Comunidad de Madrid.

En España, el único requisito que deben de superar estos estudiantes para ingresar en estos estudios, es haber aprobado la Educación Secundaria Obligatoria (ESO). Es una opción de Bachillerato donde además de asignaturas comunes con otras opciones de estudios secundarios, se imparten materias específicas de música. Entre ellas, análisis musical, lenguaje y práctica musical o coro y técnica vocal.

Menos mujeres doctoradas en la carrera

Las mujeres conforman el alumnado mayoritario en los cursos elementales y en las enseñanzas profesionales, sin embargo, el número disminuye a la hora de hacer un grado superior al universitario, el doctorado. Hay más mujeres estudiantes que terminan su grado, pero menos doctoras, según indican los datos del informe del Ministerio.

Tal y como explicó en el periódico ABC, Matteo Giuliani, pianista, hay personas que quieren ser músicos profesionales pero esa profesión requiere de "muchas horas de práctica del instrumento", lo que hace que muchos de estos alumnos abandonen los conservatorios.

Más estudiantes en los últimos años

Los datos del Ministerio también muestran el número de personas que han ingresado en los conservatorios españoles en los últimos años. En 2020, la demanda de la guitarra eléctrica aumentó hasta registrar 168 alumnos matriculados, una cifra alta si se consideran los 56 estudiantes que había en 2010.

La opción que más alumnos ha ingresado ha sido la de los instrumentos de viento. En el otro extremo se encuentran la guitarra y el piano, que son los que menos número de alumnos han registrado en 2020. La guitarra flamenca se mantiene con una tendencia baja y no consigue un aumento de matrículas.

Existe otro tipo de salida profesional para aquellas personas que no encuentran una oportunidad en el Conservatorio o que tienen claro que su amor por la música se mantiene en una categoría amateur. Según indica Manuel Tomás, profesor del conservatorio de Gijón, existen otras opciones para aprender música: “Hay mucha gente que quiere ser músico y disfrutar, da igual que tengan 10, 50 o 90 años. Para ellos debe existir un espacio adecuado a sus intereses y expectativas. No hay que dar el modelo de conservatorio a los aficionados, porque entonces el abandono está servido”, opinó en el medio.

COMPARTIR: