05 de diciembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Tras la muerte del general el 20 de noviembre de 1975 se han desvelado detalles inéditos de su intimidad en la que tan solo era 'Paco'

Aniversario muerte Francisco Franco, sus aspectos más desconocidos: De su amistad con Dalí a la inactividad sexual

El 20 de noviembre de 1975 el general Francisco Franco fallecía tras una larga agonía. El país daba por finalizada una dictadura en la que el caudillo se convirtió en un ícono del fascismo en España.Su idílica vida familiar era de sobra conocida por la sociedad aunque tras su muerte se revelaron detalles inéditos sobre su privacidad donde tal solo era Paco. Los malos tratos que sufrió durante su infancia o la falta de actividad sexual junto a su mujer Carmen Polo marcaron su personalidad.

A las 4.58 horas del 20 de noviembre de 1975, el ministro de Información y Turismo León Herrera y Esteban anunciaba en la radio el fallecimiento del general Francisco Franco. Mediante aquella proclama se dió por finalizada la agonía del dictador. Días antes del fallecimiento del general corría un rumor entre los españoles sobre que la clave de su expiración sería la emisión del documental ‘Es duro ser pingüino’. No obstante, aquello se quedó en una leyenda urbana, aunque la serie Cuéntame como Paso rescató aquel momento en el capítulo en el que los Alcántara conocen la noticia de la muerte de Franco. 

Aquella madrugada, España daba por finalizada una dictadura en la que durante cuarenta años la figura de Franco aparecía en la mayoría de las ediciones del NO-DO, copaba portadas de periódicos y era vitoreado en la celebración de los desfiles de la Victoria. El militar se convirtió en un ícono del fascismo en España y aunque su vida era de sobra conocida por todos, a día de hoy hay aspectos sobre la privacidad del caudillo que son cuanto menos sorprendentes

Vida sexual inactiva

Tras la muerte de Franco,muchos historiadores han intentado desvelar diversos aspectos en torno a su vida privada en la que tan solo era Paco. Una de las incógnitas de la privacidad del dictador era la actividad sexual que mantenía junto a su esposa Doña Carmen Polo con la que contrajo matrimonio en 1923.  

Los problemas conyugales de la pareja empezaron en la noche de bodas que pasaron en la finca La Piniella propiedad de la familia de la collares. El general tenía agujetas de levantar el brazo y la botella de champagne Piper Brut que iba a dar comienzo a aquella noche de pasión y desenfreno acabó expuesta en una vitrina ya que no llegaron a descorcharla. La noche de bodas finalizó con el matrimonio Franco rezando el rosario.

El lado más íntimo de Franco: de sus primeros amores a la huida de su padre

El matrimonio junto a su hija Carmencita Franco y Polo.

Tres años después de la boda celebrada en Oviedo, el matrimonio dió la bienvenida a su única hija, Carmencita Polo y Franco.Posteriormente,la vida sexual de la pareja fue prácticamente ilusoria. Para el militar, la cuestión sexual era un tabú que se veía agravado por dos problemas: tenía un solo testículo y padecía fimosis. Ante la recomendación de uno de los miembros de su equipo médico que le propuso pasar por quirófano el general sentenció que “lo que había hecho Dios no debía tocarse”.

Abstemio

La personalidad de Francisco Franco ha estado marcada por los traumas severos que acarreó desde su infancia, una época que se puede calificar de ‘maldita’. Franco fue uno de los cinco hijos que tuvieron Nicolás Franco y Salgado-Araújo y María del Pilar Bahamonde y Pardo de Andrade. No es de extrañar que desde su nombramiento como jefe de estado, el general quisiera esconder el pasado de su familia, en especial, de su padre quien acostumbraba a llamarle Paquita.

El carácter de Nicolás Franco era complicado y muy violento. La dependencia de Nicolás Franco al alcohol era extrema y de hecho, el general se declaró abstemio. Durante la Guerra Civil censuró el consumo de bebidas alcohólicas en la legión por considerarlo ‘un veneno que alentaba a la indisciplina’. Aquel rechazo que Franco tenía al consumo de alcohol se asoció a los problemas de su progenitor con las bebidas alcohólicas.

Su círculo de amistades: De Salvador Dalí a la reina Fabiola de Bélgica

 Lejos de las amistades que el general entabló durante su etapa como soldado, Franco acostumbraba a codearse con personalidades de todos los ámbitos artísticos e incluso de la realeza internacional. Durante las cacerías que organizaba el dictador desvelaba su lado más curioso y de hecho aprovechaba para conocer los secretos de la alta sociedad española.

Una de las amistades más sorprendentes que el dictador mantuvo hasta el final de sus días fue con el pintor catalán Salvador Dalí. Una de las pasiones del general era la pintura y entre sus artistas preferidos se encontraba el artista de Figueres. El primer encuentro entre ambos se produjo en 1956 y años más tarde fue Franco quien le concedió la Gran Cruz de Isabel la Católica.

En 1972, Dalí no dudó en donar su obra al Estado. Su vínculo personal con el caudillo era fuerte y durante la larga enfermedad llamaba habitualmente al círculo personal de Franco para conocer las últimas novedades sobre su estado de salud. Su muerte fue un duro golpe para el Marqués de Púbol.

Dalí, el genio mimado de Franco por el que puja la Cataluña independentista

Salvador Dalí junto a Francisco Franco.

Además del gusto por la pintura, Franco era un gran seguidor de la tauromaquia. Asistía con asiduidad a las corridas de toros y entre los matadores de la época, el general tenía predilección por Luis Miguel Dominguín, al que llamaba ‘mi niño’. El torero era uno de los asistentes a las cacerías que organizaba el caudillo y fue Franco quien le instigó a pasar por el altar junto a la modelo italiana Lucía Bosé si quería continuar en el selecto grupo que pasaba largas jornadas de campo en los Montes del Pardo. 

Fotos: Luis Miguel Dominguín, el torero ojito derecho de Franco, amante de  Ava Gardner y rival de Antonio Ordóñez que acaparaba titulares | Mujer Hoy

Francisco Franco junto al torero Luis Miguel Se cumplen 47.

Si bien el trato que mantenía el caudillo con Don Juan de Borbón era tirante, con los reyes belgas el contacto fue de lo más estrecho. A mediados de los cincuenta, el régimen comenzó su intento de apertura y Franco emprendió relaciones de carácter diplomático con el fin de que España lograra el reconocimiento internacional.

Junto a los monarcas Fabiola y Balduino de Bélgica lo que parecía ser una relación meramente diplomática se convirtió en una amistad que algunos tildaron de interesada. El NO-DO retransmitió la boda de los reyes y durante sus vacaciones se desplazaban a la localidad de Zarautz, donde se dejaron ver junto al matrimonio Franco a bordo del Azor. 

 El recuerdo del general

En el 47º aniversario de la muerte del general Franco su recuerdo continua latente. El pasado jueves un grupo de simpatizantes se congregó en una calle madrileña frente a uno de los nietos del caudillo, Jaime Martínez Bordiú. Junto a él entonaron el himno falangista Cara al sol tras la celebración de una misa en honor al dictador. 

Este hecho ha desatado la polémica pues podría ir en contra del artículo 38 de la Ley de Memoria Democrática la cual 'considerará actos contrarios a la memoria democrática la realización de actos efectuados en público que entrañen descrédito o humillación de las víctimas o de sus familiares, y supongan exaltación personal o colectiva, de la Guerra o de la Dictadura'.La norma sentencia que 'a tal efecto, si en la celebración de un acto público de esa naturaleza se advirtieran hechos que pudieran ser constitutivos de delito, las autoridades competentes pondrán los mismos en conocimiento del Ministerio Fiscal'.

COMPARTIR: