24 de octubre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

A pesar de ganar una cantidad importante de dinero junto a su pareja Irene Rosales, en Gran Hermano Dúo, los fondos se destinaron a saldar deudas

La vida actual de Kiko Rivera: Dice que está en quiebra y que resiste gracias a la ayuda mensual de 700 euros del Estado

Kiko Rivera y su mujer, Irene Rosales, como participantes de Gran Hermano Dúo
Kiko Rivera y su mujer, Irene Rosales, como participantes de Gran Hermano Dúo
El cantante e hijo de Isabel Pantoja confesó en un directo en Instagram junto a la modelo Tamara Gorro que debido a la cancelación de sus eventos durante el verano no le quedan ahorros y no cuenta con ninguna otra fuente de ingresos además de las ayudas de 700 euros que le proporciona el Estado como autónomo. Todo el dinero ahorrado junto a su pareja, Irene Rosales, durante su participación en Gran Hermano Dúo sirvió para pagar todas sus deudas, entre ellas, una con Hacienda de 200.000 euros.

El hijo de Isabel Pantoja, Kiko Rivera, ha aparecido en un directo de Instagram a modo de entrevista junto a la modelo Tamara Gorro donde confiesa que se encuentra actualmente sin dinero y se ha acogido a la ayuda del Estado como autónomo. Recibe una ayuda de 700 euros, pero también asegura no estar pasando penurias económicas gracias al apoyo de su familia.

“…Feliz, tengo para comer, tengo para pagar la casa. Yo siempre he sido un gastador y pues ahora te arrepientes de todo”, aseguró durante el directo.

La situación de Rivera tiene varios culpables, pero los más destacados serían la deuda de 200.000 euros que tenía pendiente con Hacienda desde 2015 hasta el año pasado y la crisis del coronavirus que ha cancelado todos sus conciertos del verano y, por consiguiente, ha perdido una importante fuente de ingresos.

Kiko Rivera durante el directo en Instagram

En el directo de esta red social aseguró que para el verano esperaba tener una buena fuente de ingresos que le otorgase garantías con respecto a las necesidades básicas de su familia y para comprar una casa, sin embargo, ahora le será imposible debido a las cancelaciones de sus eventos, principal fuente de ingresos para el artista este año.

“He tenido que pedir la ayuda por ser autónomo. Esto me ha pillado muy jodido de pasta. Todo lo que he ganado en mis entrevistas y en 'Gran Hermano' lo he utilizado para pagar mi deuda con Hacienda, que ya se ha acabado, gracias a Dios”, explicó el cantante a sus seguidores a través de la transmisión en directo en Instagram.

Finalmente, Rivera lamentó ante sus fans el gran despilfarro de dinero cometido durante los años previos y aseguró que a partir de ese momento no volvería a gastar nunca de la misma manera.

“Ahora me arrepiento de ello. No tengo problema en decirlo, solo estoy ingresando 700 euros al mes, que es lo que me da el Estado, pero sigo teniendo los mismos gastos de siempre. Es una locura, no hay derecho”, confesó a Tamara Gorro y a sus seguidores.

Deudas y sueldo de GH Dúo

En 2018 Kiko Rivera y su mujer, Irene Rosales, confesaron que la única razón por la que entraban a Gran Hermano Dúo, un popular programa de reality donde varias parejas convivían en una casa conjunta y eran expulsados según lo decidía la audiencia, era para poder pagar la deuda con Hacienda. A pesar de que no ganaron el premio, la pareja consiguió una bolsa de 400.000 euros brutos entre los dos que fue a parar no solo a la deuda con Hacienda, sino también al pago deudas y otras responsabilidades económicas que el cantante y DJ aún mantenía con otros individuos y entidades.

Así, entre las otras deudas del hijo de Isabel Pantoja, se encontraba el embargo de su sueldo del citado programa por el Juzgado de Primera Instancia nº18 de Sevilla para pagar la deuda que había contraído con el empresario David Navarro por no presentarse a un bolo promocional en Fuerteventura. En 2018 esa deuda se situaba en unos 5.000 euros más los intereses que se han ido acumulando.

El cuantioso dinero ganado en el programa de Gran Hermano Duo también le sirvió al cantante para pagar una deuda de 24.000 euros por impago a una comunidad de vecinos en el municipio madrileño de Alcobendas, donde tenía en propiedad un Loft. Kiko Rivera lleva intentando vender esa propiedad desde 2015, sin resultado positivo, como va siendo desgraciadamente toda su vida.

COMPARTIR: