30 de noviembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Las favoritas de las llamadas, Tanxugueiras y Rigoberta Bandini, quedaron fuera del festival de Eurovisión y será Chanel quien represente a España

Polémica Benidorm Fest: RTVE permite recaudar más de 300.000 euros por el televoto que luego no tiene en cuenta al público

Exclusiva
El Benidorm Fest, certamen creado para escoger al representante de España en el festival europeo de la canción, se ha visto envuelto en polémica. Desde la relación de la ganadora Chanel con la coreógrafa y miembro del jurado, Miryam Benedited, hasta el coste del voto telefónico, dos euros, han hecho que las redes ardan contra RTVE, que ha dejado fuera a las dos favoritas del público. Lo que parecía ser idóneo para que ilusionar a los españoles con Eurovisión ha resultado todo lo contrario.

Como prácticamente cada año, la candidatura de España para Eurovisión se ha visto salpicada por la polémica. Sin embargo, este año, con la celebración del Benidorm Fest, se esperaba algo distinto. Bajo el lema “El festival que quieres, el que tú quieres”, la Corporación Pública RTVE dejaba claro el propósito del festival: la participación de la gente y su involucración en la elección del representante español para el festival de Eurovisión. Sin embargo, la realidad fue otra. Todo estaba controlado. 

Así, el voto del que han llamado jurado profesional tenía un peso del 50%, el llamado voto demoscópico (que nadie tenía claro muy bien lo que era) sumaba otro 25% y sólo el voto del público llegaba al 25% restante.

Pero lo más significativo es que el voto de este público, no vinculante para ninguna decisión, se realizaba a través de llamadas, con un coste de 2 euros por minuto, y SMS a 1'45 euros, un hecho nada democrático para una Corporación Pública que permitía a la productora de este evento musical, Boomerang, recaudar fondos por llamadas para un acontecimiento considerado de interés público y que conllevaba la elección del representante de España para el Festival de Eurovisión, donde se supone que no hay intereses lucrativos. 

¿El desenlace? Un resultado completamente enturbiado por el veredicto de un jurado, empeñado en contradecir los gustos populares pagados a 2 euros por minuto (y en el mejor de los casos a 1'45 por mensaje) por los votantes y una gran polémica que ahora envuelve al Benidorm Fest, un festival creado por RTVE precisamente para que la gente se implicara más con Eurovisión.

Chanel Terrero en su actuación en el Benidorm Fest.

Aunque las grandes favoritas eran Rigoberta Bandini y Tanxugueiras, con dos propuestas innovadoras, repletas de personalidad y con un mensaje potente, fue Chanel Terrero quien resultó vencedora con su canción ‘SloMo’, gracias, sobre todo, al apoyo del jurado, que le otorgó la máxima puntuación. Sin embargo, tanto el voto demoscópico como el voto del público arrojaron otros resultados: para ellos, las ganadoras y representantes de España en Eurovisión eran las gallegas Tanxugueiras.

El precio del voto

El principal elemento que ha encendido los ánimos es el método de votación, a través de llamada o SMS, con un precio elevado para el que opinaba, sobre todo, al tratarse de un evento organizado por una cadena pública donde el interés lucrativo no debe predominar. "Si lo hubiese hecho Telecinco para elegir al ganador de Gran Hermano no tendría ninguna importancia, sería lo esperado, pero estamos hablando de la televisión del Estado y, además, de un evento en el que se va a elegir a la persona que represente a España en un Festival como es Eurovisión, en el que participan las televisiones públicas de Europa", aseguran a Elcierredigital.com fuentes del sector audiovisual. 

Así, la llamada para votar en el Benidorm Fest desde un teléfono fijo o con un SMS tenía un coste de 1,45 euros, mientras que si se llamaba desde un móvil, el precio ascendía hasta los dos euros. Se calcula que se registraron hasta 1.000 votos por segundo, alcanzando más de 192.000 votos entre mensajes de texto y llamadas. Las nuestras, según estos datos, superan con creces los 300.000 euros.

Coste del voto telefónico.

Así, con el Benidorm Fest, a pesar de que RTVE consiguió expectación y participación del público, objetivo que se había marcado, no parece que haya sabido aprovechar esa disposición, provocando el enfado general por el poco peso del voto popular que es quien, en realidad, está costeando con su dinero un evento público, aparte del Gobierno de la Generalitat valenciana que, según información que obra en poder de Elcierredigital.com, ha invertido un millón de euros en el evento emitido por TVE y producido por la productora privada Boomerang

#TongoFest

No hizo falta esperar para que la polémica estuviera servida en las redes, que se incendiaron con hashtags tan variados como #TongoFest, #tongo o #tongazo. Las gallegas Tanxugueiras y Rigoberta Bandini dividieron la opinión popular y consiguieron que todo el mundo estuviera volcado en el debate sobre quién debería representar a España en Eurovisión, justo lo que se pretendía con el Benidorm Fest. Sin embargo, la votación del jurado impidió que ganasen las preferencias del público.

El pasado domingo, Màxim Huerta, presentador del Benidorm Fest, aseguraba en una intervención en televisión que “tanto Felix (Bergsson) como Marvin (Dietmann) estaban emocionados con Tanxugueiras, pero claro, el voto es individual, y si las otras las ponen muy abajo (refiriéndose a las tres mujeres españolas que conformaban la parte española del jurado) y votan muy arriba a la otra, pues claro, ya se desmonta”. Estas declaraciones parecen seguir la línea de la noticia de que Miryam Benedited, miembro del jurado, conocía a la ganadora, Chanel Terrero, algo que ha hecho saltar todas las alarmas de los seguidores del festival.

La ganadora del Benidorm Fest, Chanel Terrero, junto a un elenco de baile y Miryam Benedited, miembro del jurado.

Se ha sabido también que la canción ganadora, ‘SloMo’, era un proyecto que RTVE intentó vender a varias discográficas, pero que no llegó a cuajar. Además, en las bases del concurso se indica que una lengua extranjera no puede suponer más del 35% del total de la letra de la canción, y en el caso de la canción que presentó Chanel parece que tiene un peso de más del 40%.

Estas mismas bases también establecen que al menos el 50% de los compositores del tema han de ser españoles o tener la residencia permanente en España, algo que tampoco se cumple con esta obra ya que los compositores son estadounidenses, canadienses y brasileños, junto a un español, Leroy Sánchez.

Las otras ganadoras

Rigoberta Bandini se presentó al Benidorm Fest con una “tetamundi” de cinco metros de diámetro, y prometió tener preparada una de 25 metros de diámetro para el festival de Eurovisión si ganaba el certamen. Sin embargo, y pese a ser una de las favoritas del público, su himno feminista ‘Ay mamá’, que homenajea a todas las madres del mundo, quedó fuera del festival de la canción europeo. Sin embargo, Paula Ribó –su nombre real– se muestra totalmente agradecida en sus redes sociales: “Nuestra victoria ha sido que hayáis convertido esto en un himno eterno”. La “pija de las Teresianas” viste hoy, con más orgullo que nunca, su uniforme del colegio: “Con esta misma ropa me subiré ahora a todos los escenarios que la vida me tenga preparados”.

Rigoberta Bandini en su actuación en el Benidorm Fest.

Las pandereteiras gallegas se convirtieron en las grandes favoritas del público. Aida Tarrío y las gemelas Olaia y Sabela Maneiro conforman el grupo Tanxugueiras, que mezcla la tradición gallega y sonidos actuales. ‘Terra’ fue su propuesta para el festival, una canción que nos lleva a las raíces más profundas de Galicia y que afirma, en galego, en català, en euskera, en asturiano, en español y en lengua de signos española que “non hai fronteiras”. Aunque el público las votó como favoritas tanto en el voto demoscópico como en el voto telefónico, el voto del jurado dinamitó la decisión de la población española y la representación de las gallegas en Eurovisión. Ellas, por su parte, se han mostrado completamente agradecidas en sus redes sociales por todo el apoyo recibido.

Tanxugueiras en su actuación en el Benidorm Fest.

Tanto Rigoberta Bandini como Tanxugueiras han mostrado su apoyo a la ganadora, Chanel Terrero, y han animado a todo el mundo a apoyarla en el festival de Eurovisión. Sin embargo, la gente aún está sufriendo la resaca de una competición que ha acabado con la ilusión de muchos por el festival. Al final, parece que sí “dan tanto miedo nuestras tetas” y que sí, sí “hay fronteras”, como dicen las letras de las canciones referidas. 

COMPARTIR: