20 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La startup logra democratizar la capacidad de tener una presencia online que hasta hace poco solo era accesible para grandes compañías

POM Standard, un modelo de negocio innovador que logra crear cientos de páginas web

POM Standard.
POM Standard.
POM Standard es una startup en la que construyen la marca online de sus clientes con una imagen sofisticada. Marta Goicoetxea, la creadora detrás de este proyecto, explica que, mediante un modelo mixto de SAAS y Marketplace, persiguen un nuevo modelo para el sector del diseño web a medida, que logra democratizar la capacidad de tener una presencia online que hasta hace poco solo era accesible para grandes compañías.

POM Standard es una startup en la que construyen la marca online de sus clientes con una imagen sofisticada. Su misión es inspirar un cambio en la forma de crear webs y democratizar la capacidad de tener una presencia online que hasta hace poco solo era accesible para grandes compañías, para empoderar a las PYMES y emprendedores.

Por ello, persiguen un nuevo modelo para el sector del diseño web a medida, que consiste en un modelo mixto de SAAS y Marketplace. En lo que a SAAS se refiere, el software de gestión de todas sus webs es idéntico, y lo suficientemente versátil como para que puedan crear cualquier diseño y concepto. Esto hace que sus clientes dispongan de mejoras incluso aunque no las pidan, que nunca queden obsoletas las funcionalidades de las que disponen y que sus webs siempre estén seguras, actualizadas y optimizadas.

Por otro lado, y en lo referente a Marketplace, trabajan con diversos diseñadores, y han estandarizado todos los procesos en la forma de hacer webs: desde cómo captan el briefing a la checklist que tienen sus diseñadores para que nada se quede por el camino.

POM Standard. 

El cliente compra online su web y cada proyecto está totalmente parametrizado: "Quedamos con él para hacer el briefing en una videollamada, lo asignamos a un diseñador, éste realiza las tareas asociadas al proyecto, el cliente valida el trabajo y ponemos en marcha". Explica Marta Goicoetxea, la creadora detrás de este proyecto y mujer todoterreno. 

Marta estudió Historia, y después de trabajar en diversos sectores, -guía turística, en un archivo, vendiendo móviles, imprimiendo libros, arqueóloga,...- se decantó por emprender y creó varios proyectos, hasta que en se topó con el marketing y la comunicación. " Con todo ese popurrí a mis espaldas, decidí montar esta empresa de comunicación y desarrollo web" cuenta. 

El resultado es POM Standard, desde donde consiguen la calidad de las grandes agencias, la versatilidad de las plataformas “Do It Yourself” (los clientes son totalmente autónomos para gestionar sus webs posteriormente), y todo por un presupuesto económico y con tiempos de entrega rápidos. "Y cuanto más crecemos más valor aportamos a nuestros usuarios, ya que el software mejora cada día", sentencia Marta. 

COMPARTIR: