03 de diciembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El patriarca y director, enfermo de Alzheimer falleció a los 89 años de edad en su residencia de Somosaguas que compartió con su mujer e hijos

Así es la saga de los Berlanga: De la popularidad en la Movida Madrileña a las tragedias familiares de sus hijos

El director Luis García Berlanga junto a su esposa María Jesús Manrique.
El director Luis García Berlanga junto a su esposa María Jesús Manrique.
El aniversario del fallecimiento del director valenciano Luis García Berlanga rememora a uno de los pesos pesados del cine nacional. El creador de la trilogía nacional inició una saga junto a su esposa Maria Jesús Manrique, con quien tuvo cuatro hijos. Su descendencia ha continuado el legado artístico en cine y han sido rostros relevantes en la Movida Madrileña. Lejos de las alegrías, el clan ha hecho frente a las tragedias familiares con el fallecimiento de sus hijos Carlos y Jorge.

“El dolor me jode, pero morirme me jode más”. Así hablaba el cineasta Luis García Berlanga en una de las entrevistas que concedió antes de su fallecimiento el 13 de noviembre de 2010 en su residencia de Madrid. Cinco años antes había sido diagnosticado de Alzheimer, una enfermedad a la que él no dudó en referirse como “una censura peor que la de Franco”. 

Aquella madrugada de noviembre el cine español perdía a uno de sus referentes, capaz de rescatar a la España franquista con títulos como los que componían la trilogía de la familia Leguineche (La escopeta nacional, Patrimonio Nacional y Nacional III), El Vaquilla o Bienvenido Mister Marshall. El legado que dejó el valenciano en el ámbito cinematográfico fue tan valioso que con motivo del centenario de su nacimiento, la Real Academia Española incorporó el término “Berlanguiano/a” en el diccionario de la lengua española. Además del legado profesional, Berlanga fue el patriarca de una saga de artistas.

Luis García Berlanga, el director de cine que combatió en la División Azul

La picaresca que tanto caracterizaba a los personajes de las obras creadas por Berlanga la adquirió durante los años que pasó como soldado. Vivió en primera persona el alzamiento del 18 de julio de 1936 y, de hecho, su padre, el republicano José García Berlanga estuvo a punto de morir a manos de unos milicianos anarquistas por su posición como cacique. 

A punto de ser reclutado para combatir en 1939, logró librarse gracias a un enchufe médico y por su propio pie se alistó para luchar junto a la División Azul con el pretexto de impresionar a una chica. Pese a haber nacido en el seno de una familia republicana, Berlanga no dudó en declarar junto a sus compañeros que era un falangista más y de hecho, regresó a los 26 años como un joven que apoyaba el falangismo.

Un recorrido por la Valencia de Luis García Berlanga

El director de cine Luis García Berlanga.

Los años que pasó como soldado en el frente le valieron para poder acceder como alumno al Instituto de Investigaciones y Experiencias Cinematográficas, fundada por el Régimen. Allí entablaría amistad con colegas de profesión como Juan Antonio Bardem a pesar de las diferencias ideológicas que mantenían. La relación entre ambos directores parecía idílica y aunque juntos trabajaron en grandes películas de la época como Esa pareja feliz ( 1951) o Bienvenido Mister Marshall (1953), lo cierto es aquel vínculo escondía una rivalidad que pocos conocían.

Los Berlanga: De la Movida Madrileña a ‘La Viuda Nacional’

Un año después del lanzamiento de Bienvenido Mister Marshall, Berlanga había iniciado un romance con la soriana Maria Jesús Manrique. El cineasta confesó años más tarde que su esposa le hizo comprender "toda la magia que se esconde en el interior de Castilla”.

Contrajo matrimonio con ella en 1954, en una ceremonia lejos de la opulencia de algunas bodas de la época. La pareja funcionaba a la perfección. Maria Jesús era la compañera perfecta para Berlanga y el genio recurrió a su esposa en numerosas ocasiones para que apareciera en algunas de sus cintas.

Recreó su boda en El Verdugo y su esposa no dudó en aparecer como figurante. Tras la muerte del cineasta, Maria Jesús se retiró de la vida pública y, de hecho, bromeaba con la idea de pasar a la historia como “La Viuda Nacional”. La que fuera esposa de Berlanga pasó sus últimos años, hasta su fallecimiento el pasado mes de agosto, en su residencia de Somosaguas.

El matrimonio formó una familia numerosa y sus hijos, Carlos, José Luis, Jorge y Fernando han seguido, de una forma u otra, el legado artístico de su progenitor y, desgraciadamente, han sido protagonistas de algunos de los episodios más dramáticos que marcaron la vida del cineasta.

Luís García Berlanga: cuatro hijos varones y un legado eterno

El matrimonio Berlanga junto a sus hijos.

Carlos Berlanga se convirtió en una estrella musical durante la Movida Madrileña, aunque renegaba de la popularidad, pues era un joven extremadamente tímido. Formó parte del elenco de los grupos Kaka de Luxe, Alaska y Los Pegamoides y Alaska y Dinarama. Al igual que en la música, desarrolló una carrera como dibujante, ya que fue el creador del cártel de Matador, una de las películas de Pedro Almodóvar. El que fuera compositor de A quién le importa, arrastraba problemas hepáticos desde su juventud y falleció a los 42 años.

La mala racha para el clan Berlanga no cesaría con la muerte de Carlos, pues años más tarde Jorge Berlanga fallecería a la edad de 52 años víctima de un cáncer de hígado. El segundo hijo del matrimonio trabajó junto a su progenitor en varias de sus creaciones como Todos a la cárcel y, al igual que su hermano Carlos, fue parte importante de la Movida Madrileña y probó suerte en la literatura mediante la publicación de dos novelas humorísticas.

El primogénito del cineasta, José Luis Berlanga continúo el legado artístico que inició el director valenciano y orientó su trayectoria profesional al ámbito televisivo, pues participó como miembro del equipo técnico de series como Hospital Central o Sin Tetas no hay paraíso. Desde el año 2020, regenta el Restaurante Berlanga, un espacio en el que el apellido de la dinastía está presente en el recetario.

Aunque Fernando García Berlanga, el benjamín del clan, creció entre grandes rostros del cine nacional, decidió encaminar su trayectoria profesional al ámbito de la comunicación. El pequeño de la saga inició la carrera periodística mediante la fundación de su propia emisora de radio en su propia casa.  

Tras licenciarse en Ciencias de la Comunicación desarrolló su labor como comunicador en los principales grupos como RTVE Corporación. Durante la celebración del centenario del nacimiento de su progenitor, expresó que “el año Berlanga debe servir para que las nuevas generaciones se acerquen a una obra que, en mi opinión, es un libro de la historia de España”. 

COMPARTIR: