15 de octubre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El autor de canciones como 'Castillos en el aire' es velado en la sede de la SGAE en Madrid luego de fallecer por una insuficiencia cardíaca

Cuando un amigo se va: Alberto Cortez, adiós a una inolvidable voz y al poeta de la simplicidad

Alberto Cortez.
Alberto Cortez.
Alberto Cortez, argentino de nacimiento, pero español de adopción, renovó la canción popular latinoamericana y puso letras a infinidad de canciones que hicieron populares otros grandes artistas como María Dolores Pradera.

El cantautor argentino Alberto Cortez falleció este jueves a los 79 años de edad, según han confirmado fuentes de la SGAE. La capilla ardiente del músico será instalada a partir de las 17.00 del jueves 4 de abril en la madrileña sede de la SGAE, en la Calle de Fernando VI.

El artista argentino había sido ingresado de urgencia el 27 de marzo en el Hospital Universitario HM Puerta del Sur, en Móstoles. La causa del deceso fue insuficiencia cardiaca, información confirmada por fuentes de su entorno. Las complicaciones de salud del también poeta, lo obligaron a cancelar varios conciertos en Latinoamérica e internarse en el centro de salud.

El cantante y poeta, nació en Rancul, La Pampa, el 11 de marzo de 1940 con el nombre de José Alberto García Gallo, era autor de canciones como Callejero, Mi árbol y yo, A partir de mañana, Te llegará una rosa, Castillos en el aire o El Abuelo.

Además, durante su trayectoria colaboró con artistas como María Dolores Pradera, con quien grabó a dúo la canción En un rincón del alma, o Serrat, para quien puso música para sendos poemas de Miguel Hernández o Antonio Machado.

El fallecido, que poseía cuatro Discos de Oro y cuatro Heraldos de Oro y la Medalla de Oro al Mérito de las Bellas Artes, tras su paso por Bélgica, donde conoció a su esposa, la pintora belga Renée Gevaert, instaló su residencia en España. en 1964 y ya en 1965 participó en el Festival de Palma de Mallorca con la canción Me lo dijo Pérez, que más tarde interpretarían artistas como Karina, Mochi o Los Tres Sudamericanos. 

Cortez llegó a España en un momento en el que la música ligera vivía un momento glorioso y supo adaptarse dando su peculiar toque propio de la tradición latinoamericana. Sus letras trataban temas sencillos y conectaban enseguida con el público. Su tono de voz como de eterna confidencia también ayudó a su éxito.

En los ochenta, consolidada su carrera musical, realizó diversas giras por Chile, Perú, Colombia, Venezuela, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, México y EEUU, donde tuvo la oportunidad de cantar en el célebre Carnegie Hall de Nueva York.

En 1992 celebró sus 25 años como cantante con un concierto en el Teatro Colón de Buenos Aires y dos años después presentó un espectáculo con su amigo Facundo Cabral llamado "Lo Cortez no quita lo Cabral", una puesta en escena que recorrió México, España y Argentina.

Cuatro discos llegó a grabar con este también filósofo argentino y su asesinato en Guatemala en 2011 representaría un duro impacto para él, como lo había sido el fallecimiento de su padre, en cuyo honor escribió 'Cuando un amigo se va', que se convirtió en pieza imprescindible de funerales y despedidas.

Destacado miembro de la influyente generación de cantautores de finales de los años 60 y 70, amén de premio Grammy a la Excelencia artística en 2007, en su última etapa reprochaba a la industria discográfica que se desentendiera de "los viejos carrozas".

Fue galardonado además con la Medalla de Plata en el New York Film Festival de Estados Unidos (1980), como "Cantante extranjero más popular" en Cuba (1982) y con la Medalla de Oro al Mérito de las Bellas Artes en España. A lo largo de su carrera se presentó en varios países de América Latina como así también en España y en Estados Unidos. En 2007 ganó un premio Latin Grammy a la excelencia musical.

COMPARTIR: