19 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

"Hay una edad en la que trabajas menos porque los papeles los escriben los hombres", afirma a 'Elcierredigital.com'

La actriz Montse Alcoverro se convierte en un fenómeno en Italia por el éxito de 'Acacias 38'

Montse Alcoverro.
Montse Alcoverro.
Montse Alcoverro lleva décadas trabajando en el cine, el teatro y la televisión. La actriz catalana está ahora mismo arrasando en Italia gracias al éxito de la serie española 'Acacias 38'. Alcoverro se puso en la piel de doña Úrsula, la antagonista de esta exitosa serie diaria que se emitió en Televisión Española con gran éxito de audiencia entre 2015 y 2019. La actriz charla con 'Elcierredigital.com' sobre este éxito y la situación de la cultura en España tras la pandemia.

Montse Alcoverro es el paradigma de muchos actores y actrices en nuestro país. Tiene a su espalda una larga trayectoria en cine, teatro y televisión y uno de los grandes éxitos recientes de la televisión en nuestro país, el culebrón Acacias 38. Una serie que se ha convertido en todo un fenómeno en Italia. A pesar de todo, Montse, como otros compañeros del sector, se queja de la situación del sector de la cultura y la falta de protección por parte de las instituciones. 

- ¿Cómo se vive un éxito como este en Italia?

- Trabajando he podido conocer muchos lugares. Trabajando, no como turista, se descubren de verdad los países. He tenido la gran suerte de trabajar en varios idiomas. Pero no vivo en Italia. Mi casa es Barcelona y es también una suerte porque es un lugar fundamental en la historia más reciente. Una ciudad siempre en la vanguardia, donde empezó el movimiento gay. 

- ¿Cómo ve la Barcelona de hoy?

- Está en un momento cambiante. Se abrió una puerta para apostar por el turismo. Ha sido un error. Juegas tu sustento económico a una carta. En Praga, pasaba lo mismo. La masificación era tremenda. Ahora pasa lo mismo en Barcelona. Además, es un turismo que no está interesado en la cultura. Ese punto goloso de llenar las arcas los cegaba, pero esta pandemia ha demostrado que es un error. Ha evidenciado errores estructurales. Tiene que haber un cambio radical. Ahora tenemos un Ayuntamiento con ganas de cambiar las cosas. Tocando mi ámbito, la cultura, es para echarse a llorar. En la anterior crisis pensaba que qué pena que no se use para cambiar las cosas. Es junto a la educación y la sanidad el tridente sobre el que se sostiene una sociedad. También es una industria que aporta parte del PIB. 

En 'Acacias 38'.

- Muchos compañeros de profesión se han quejado de cómo Rodríguez Uribes, el ministro de Cultura, ha tratado la crisis del sector por la pandemia. ¿Cree que con Iceta en ese ministerio la cosa cambiará?

- Cuando vi la noticia se me dibujó una sonrisa de oreja a oreja. Nunca he entendido lo de juntar Cultura y Deportes, pero aún así me ha dado mucha alegría. Iceta es alguien que siempre ha estado interesado en la cultura, creo que si le dan herramientas y dinero puede hacer grandes cosas. Con respecto al señor Uribes, con todo mi respecto, creo que no fue una buena elección. Se necesita ayuda aunque sea para poner paños calientes. Nuestro sector siempre ha sido muy solidario. Por ejemplo, hemos creado Ayuda Actúa Alimenta que tiene el soporte de las Academias de cine de España y Cataluña y de Aisge y de manera altruista buscamos alimentos y repartimos cestas de comida una vez al mes a compañeros que no tienen ni ayuda social. La situación del sector es dramática. Sólo un 8% pueden vivir de su trabajo. 

- ¿Usted en qué situación está? 

- Como actriz llegas a una edad donde en vez de ir a mejor, la curva es inversa y cada vez hay menos trabajo. Porque hay menos personajes femeninos. Si a eso le sumamos la pandemia... Creo firmemente que cuando la mujer accede a los puestos de decisión, las cosas cambian radicalmente. La inspiración de Acacias 38 fue de una mujer y de 25 personajes, cinco éramos mujeres de más de cincuenta años. Eso es por algo. Cuando los equipos son más paritarios, la forma de entender el mundo varia, cuando existe una paridad no hay tanta testosterona. Por eso me parece una tontería lo del Premio Mejor Interpretación en San Sebastián y eliminar los premios de Mejor Actriz y Mejor Actor. ¿A quién beneficia eso? Pues a lo señores, ya que ellos tienen el 80 % de los papeles. Es un falso feminismo. No han entendido nada.

La actriz siempre ha sido una defensora de la igualdad. 

- Todo esto a pesar del éxito de Acacias 38 en España.

- Lo de que nadie es profeta en su tierra podemos aplicarlo aquí también. Doña Úrsula duró cuatro años y medio, pero que en Italia haya arrasado no importa. Es un premio a mayores, desde luego. Es una serie que la ven hasta en Australia, es un producto honesto. No había ínfulas, era un buen culebrón, bien vestido, bien iluminado... Se alimentaba de la Historia para contar lo que le ocurría a los personajes. Es la responsabilidad de una tele pública. Acabaron con ella a pesar de las audiencias. Yo, sin embargo, no me aflijo por nada y tengo en la cabeza un proyecto para un programa de libros. Las televisiones públicas deben apostar por la cultura sin miedo. Se ha dejado de creer que hay un público potencial al que le interesa la música, el cine, el teatro... Se menosprecia la inteligencia del espectador.

COMPARTIR: