25 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La prueba de traducción se basó en un texto exactamente igual al que se utilizó en una academia privada para preparar estas pruebas

CCOO denuncia "irregularidades" en el examen de Inglés de las oposiciones a docente en Madrid

Aspirantes a profesor realizando un examen.
Aspirantes a profesor realizando un examen.
El examen de inglés de las oposiciones para convertirse en profesor de secundaria levanta la indignación de los aspirantes cada año. En esta ocasión, el motivo principal de las quejas de las personas examinadas ha sido que, en el ejercicio de traducción, el texto utilizado era el mismo que se usó en una academia privada, por lo que habría alumnos que partían con ventaja. Además, la mala calidad de sonido del examen de comprensión auditiva también supuso un grave problema.

El pasado mes de junio tuvieron lugar en la Comunidad de Madrid los exámenes correspondientes a las oposiciones docentes para convertirse en profesor de secundaria. El 83% de las personas inscritas en estos exámenes en la capital de España se presentó para realizarlos, un dato que supuso el porcentaje más alto de todo el país.

De todas las pruebas que se realizan durante la oposición, hay una que levanta la polémica y la indignación de los miles de examinados cada año, y esta no es otra que la prueba de inglés. Durante este examen, los aspirantes a profesores de secundaria deben demostrar sus conocimientos de la lengua anglosajona mediante la realización de ejercicios como traducción de textos o pruebas de comprensión auditiva, aunque en ellos siempre surgen problemas que los aspirantes no dudan en denunciar públicamente.

En esta convocatoria, el mayor inconveniente tuvo lugar durante el examen de traducción y fue trasladado por los aspirantes al sindicato de Comisiones Obreras (CCOO), que a su vez hizo llegar las quejas a la Consejería de Educación de la Comunidad.

Aspirantes a profesor realizando una prueba.

Según ha explicado la secretaria general de la Federación de Enseñanza de CCOO en Madrid, Isabel Galvín, la mayoría de estas quejas hacen referencia a que el ejercicio de traducción del examen era exactamente igual que el que se usaba en una academia privada para preparar a los opositores. La consecuencia de ello es que los aspirantes que se prepararon en esta academia tenían una gran ventaja sobre los que no lo habían hecho, ya que habían realizado el mismo ejercicio durante su periodo de estudio.

En la respuesta a esta queja interpuesta por Comisiones Obreras, la Dirección General de Recursos Humanos de la Consejería de Educación ha explicado que la elección del texto para el examen de traducción ha sido consecuencia de su “trascendencia en la literatura contemporánea americana”. Por otra parte, la organización responsable de la creación del examen ha informado de que desconocían totalmente que este fragmento de texto había sido utilizado por una academia privada, por lo que considera que su utilización está “completamente justificada”.

Pero este no es el único problema relacionado con el examen de inglés de este año, ya que, tal y como afirmó Madridiario, la prueba de audición también ha estado rodeada de polémica. Debido a la situación provocada por el Coronavirus, en algunas aulas se abrieron las ventanas y en otras no, produciéndose una considerable desigualdad entre los aspirantes en aulas que permanecieron cerradas y los que tuvieron serias dificultades para escuchar el audio del examen con claridad debido al ruido del exterior.

También hay voces que apuntan que un factor que abundó en la mala sonoridad fue el estado del material utilizado para reproducirlo que tachan de  “nefasta” la calidad de los altavoces utilizados. Estos dispositivos fueron situados sobre atriles metálicos que distorsionaban aún más el sonido, algo que también notaron los propios examinadores, ya que intentaron levantarlos durante la segunda reproducción de la prueba para lograr una mejora en la calidad del sonido.

Imagen de los altavoces situados encima de un atril metálico (Fuente: Madridiario.es)

Por último, una vez publicados los exámenes en la página web de la Comunidad de Madrid, algunos opositores descubrieron que la velocidad de reproducción del audio era diferente, sin explicarse el motivo por el que durante algunos exámenes esta se aumentó sin ninguna justificación.

La Consejería de Educación no se ha pronunciado al respecto por lo que, los resultados, que fueron publicados hace unas semanas, no sufrirán ningún tipo de cambio y los aspirantes que sufrieron estos inconvenientes deberán aceptar las calificaciones pese a que las pruebas se han desarrollado de una manera que ellos consideran injusta.

COMPARTIR: