28 de noviembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Las piezas formaban parte de la colección inaugural del Museo levantado por el Consistorio del PP y fueron valoradas en 4,8 millones de euros

Críticas al Ayuntamiento de Madrid: Tres históricas maquetas del extinto Museo de la Ciudad a punto de ser destruidas

Museo de la Ciudad (Madrid).
Museo de la Ciudad (Madrid).
Las maquetas gigantes de La Almudena, el Madrid de los Austrias y Las Ventas, que durante mucho tiempo adornaron el ya clausurado Museo de la Ciudad, están a punto de ser desechadas. El Consistorio ha decidido mudar las piezas de esta institución, que estaban en unos almacenes de Coslada, a una ubicación más barata. En este sentido, el Ayuntamiento no está dispuesto a asumir los gastos del traslado de las reproducciones citadas que, si no encuentran pronto un comprador, podrían destruirse.

En 1991, el entonces alcalde de Madrid, José María Álvarez del Manzano impulsó la construcción de una decena de maquetas que mostrasen algunos de los lugares más emblemáticos de la capital. El Museo de la Ciudad, cuya calidad llegó a ser fuertemente cuestionada, sería el lugar escogido para albergarlas a partir de su inauguración en 1992.

En 2012, esta entidad cerraba sus puertas y muchas de sus piezas quedaron en el olvido. Ahora, el diario El País informa de que tres de estas maquetas, concretamente la de Las Ventas, la del Madrid de los Austrias y la de La Almudena, están al borde de la desaparición.

Tras el cierre del Museo de la Ciudad, las maquetas han estado durante cinco años en los gigantescos almacenes del Consistorio de la capital en Coslada. Recientemente, la mayoría de ellas han sido trasladadas a edificios donde su mantenimiento será más económico, ubicados en Vicálvaro. No obstante, las tres piezas anteriormente citadas no correrán la misma suerte, pues el Ayuntamiento no está dispuesto a asumir el coste de su traslado y mantenimiento.

Según apunta este medio, tanto el Obispado de Madrid como la plaza de toros de Las Ventas han rechazado hacerse cargo de sus reproducciones en miniatura. En cuanto a la maqueta del Madrid de los Austrias, ningún agente se ha mostrado interesando en asumir el coste de esta pieza de más de 17 metros. Otras reproducciones, como la estatua de Cristóbal Colón en la plaza homónima o la Puerta de Alcalá sí han sido compradas.

El Museo de la Ciudad con piezas de “escasa calidad”

La construcción de esta ciudad en miniatura fue encargada en su día al maquinista Homero Menéndez, quien asegura a El País que no tiene “un puto duro”, pese a haber estado trabajando “toda la vida”. Y es que el declive de la maqueta como formato didáctico en el campo de la museística ha sido evidente en los últimos tiempos donde ningún método discute el potencial de la esfera audiovisual en los museos.

De hecho, según informa el citado medio, el precio de una maqueta de esta calidad es de apenas 500 euros. En este sentido, hay que recordar que la construcción de este edificio costó 13,2 millones de euros y que la colección inicial estaba valorada en 4,8 millones de euros, números que muestran a las claras su depreciación.

El museo de la ciudad se ubicaba en el 140 de la calle Príncipe de Vergara. 

En mayo de 2012, la entonces directora general de Bibliotecas, Archivos y Museos, Ana Santos, justificaba el cierre de El Museo de la Ciudad alegando que “contiene sobre todo maquetas, por lo que es más un centro de interpretación de la historia de Madrid”. Además, añadía que necesitaba de “una importante inversión que no nos podemos plantear dada la escasa calidad de la mayoría de piezas de sus colecciones”.

En su concepción original, este museo de cinco plantas fue creado a imagen y semejanza de su homólogo en Londres para “mostrar los elementos que han convertido a Madrid en uno de los grandes centros urbanos del mundo”. A lo largo de su historia, fue escenario de más de un centenar de exposiciones de diversa índole.

Entre otras piezas, contaba con múltiples imágenes de los alcaldes madrileños desde Carlos III y tenía áreas temáticas sobre transporte, electricidad o telefonía. En cualquier caso, su gran atractivo eran las imponentes maquetas que reproducían diferentes ubicaciones de la ciudad, algunas de las cuales están ahora en grave peligro de desaparición.

COMPARTIR: