25 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El partido Valencia-Cádiz se suspendió durante veinte minutos y la sanción puede acarrear de dos a cinco años de suspensión a Juan Cala

Racismo en el fútbol español: El caso del jugador Diakhaby saca a la luz una lacra oculta en el balompié durante décadas

El racismo es un tema muy delicado que se debe tomar muy en serio en la sociedad. El incidente entre Juan Cala y Diakhaby ha recordado que el racismo siempre ha estado presente en todas las ligas de Europa e incluso en la Champions League. Estos son los casos más mediáticos.

En el minuto 29 del Cádiz-Valencia, Diakhaby se va a por Cala del Cádiz, el árbitro para el juego, el central del Valencia le dice al colegiado que el futbolista del Cádiz le ha insultado diciéndole "negro de mierda" y los jugadores del equipo visitante, ante la denuncia de su compañero, se van del campo. El partido queda temporalmente suspendido. Esto es lo que sabemos que ha sucedido del incidente porque se ve en las imágenes y porque aparece en el acta del encuentro.

En diciembre del año pasado se vivió un acontecimiento histórico en la lucha contra el racismo en el fútbol. En el encuentro entre el PSG y el Istanbul Basaksehir de Champions, ambos equipos decidieron dejar de jugar e irse del campo como queja tras un comentario supuestamente racista del cuarto arbitro hacia Pierre Webó, asistente del equipo turco. Ante la negativa de los dos conjuntos a seguir jugando tras el incidente, el partido fue suspendido, algo inédito en la historia de la competición.

Casos en España

En España, el último incidente racista recordado, sin contar lo acontecido el pasado domingo, lo sufrió el jugador del Athletic, Iñaki Williams, a principios de 2020 en el RCDE Stadium, estadio del Espanyol. El delantero tuvo que escuchar los insultos de los aficionados españolistas tras ser cambiado y, a pesar de que su capitán, Iker Muniaín, avisó al árbitro de lo que estaba pasando, este ni detuvo el partido ni reflejó nada en el acta. Tras analizar los audios captados por las televisiones, la Fiscalía de delitos de Odio de Barcelona interpuso una querella contra varios de los aficionados que insultaron al delantero, siendo la primera vez que esta institución entraba de oficio en el mundo del fútbol.

Fútbol y racismo: otros casos que provocaron polémica

Otro de los casos más mediáticos sucedió en 2014, cuando Dani Alves, en esos momentos jugador del Barça, fue víctima de racismo en el campo del Villareal. Los aficionados le tiraron plátanos mientras imitaban el sonido de los monos cuando el lateral iba a sacar un córner, lo curioso fue la reacción del brasileño que cogió el plátano y se lo comió en pleno partido mientras se encaraba con la grada. Tras este hecho se inició una campaña en contra del racismo llamada #SomosTodosMacacos.

Rousseff pone de ejemplo a Dani Alves contra racismo

Dani Alves pelando plátano para comerselo.

Hace 15 años, el que fuera delantero del FC Barcelona, Samuel Eto’o, protagonizó uno de los primeros gestos públicos en el mundo del fútbol contra el racismo en los estadios. Tras escuchar insultos racistas en la Romareda por parte de un sector de la grada formado por hinchas zaragocistas, el camerunés advirtió al árbitro de que si proseguían los insultos racistas dejaría de jugar, por lo que completamente decidido, se marchó buscando el túnel de vestuarios. Finalmente, Samuel Eto’o continuó jugando gracias a que Ewerthon, jugador del Zaragoza, le convenció.

Iturralde González explica cómo hubiese reaccionado en el partido de Eto'o  en la Romareda | El Larguero | Cadena SER

Samuel Eto’o queriendo dejar de jugar en la Romareda y el árbitro impidiéndoselo.

Es importante destacar que en ninguno de estos casos, el árbitro decidió parar el partido. La única ocasión en la que se ha suspendido un partido en España por insultos fue en diciembre de 2019, en el partido que enfrentaba al Rayo Vallecano y al Albacete Balompié, en el que el árbitro decidió suspender el encuentro en el descanso por los gritos contra Roman Zozulya, al que llamaban nazi.

Casos en Italia

Italia es uno de los países donde este problema es mayor. Jugadores como Romelu Lukaku, Mario Balotelli, Blaise Matuidi o Franck Kessié han denunciado recibir insultos racistas en varios encuentros.

El 3 de abril de 2019 Moise Kean los recibió en el partido que enfrentaba a la Juventus frente al Cagliari y aprovechó que marcó un gol para pararse frente a los que le insultaban con los brazos abiertos. "La mejor forma de responder al racismo”, explicó el jugador después del partido. Sin embargo, la Serie A no sancionó este comportamiento de los hinchas del equipo local.

Moise Kean, víctima del racismo y de la incomprensión de sus compañeros |  Actualidad | EL PAÍS

Moise Kean celebrando gol y encarándose con la afición del Cagliari que le había realizado cánticos racistas.

En 2018, en un partido que enfrentaba al Inter contra el Nápoles, Koulibaly tuvo que soportar graves insultos racistas por parte de la afición local. Después del partido, el entrenador de aquel momento en el Nápoles, Carlo Ancelotti, desveló que pidieron que se detuviera el encuentro hasta en 3 ocasiones pero que sólo consiguieron que por megafonía se pidiera que pararan los cánticos. El central acabó siendo expulsado por aplaudir al árbitro.

Sanción para el Inter

Koulibaly en ese partido encarándose con la afición rival.

Muy sonados también han sido todos los episodios de racismo que ha sufrido Mario Balotelli durante toda su carrera. En 2013, en el derbi que enfrentaba a su equipo, el Milán, contra el Inter. Los seguidores del Inter no dejaron de realizar cantos racistas en contra del delantero durante todo el partido. Finalmente, la Serie A multó al Inter con 50.000 euros. La temporada pasada durante el Brescia - Lazio se tuvo que detener el partido debido a los cánticos y sonidos racistas que se dedicaban al delantero italiano, que tuvo que pedir al árbitro que parase el juego. Esta situación la volvió a vivir esa misma temporada en el campo del Hellas Verona.

Eurocopa 2020: Racismo, el pendiente de FIFA en el año

Balotelli llorando debido a insultos racistas.

Casos en Inglaterra

En Inglaterra las malas conductas de los jugadores son investigadas con más detalle y son sancionadas de una forma más enérgica. En 2011 la federación inglesa sancionó con ocho partidos a Luis Suárez, delantero en aquel momento del Liverpool, por insultos racistas hacia Patrice Evra. 

Premier League: Evra recuerda el episodio de racismo con Luis Suárez:

Suarez y Evra enfrentándose. 

Además, el año pasado, la FA Cup interpuso una sanción de ocho partidos y cerca de 70.000 euros de multa al portero español Kiko Casilla por proferir presuntamente insultos racistas a Jonathan Leko, jugador del Charlton. 

Casos en Portugal

En la pasada temporada, en Portugal, se vio una de las escenas más duras de los últimos tiempos en este aspecto. El delantero del Oporto, Moussa Marega, se cansó de oír insultos racistas durante un partido contra el Vitoria de Guimaraes e intentó abandonar el campo. Tanto el árbitro como sus compañeros trataron de calmarle y evitar que se marchase, en lugar de apoyar su protesta. Su entrenador ordenó rápidamente el cambio ante la intención de Marega de no seguir jugando, para que su equipo no se quedara con uno menos.  

Racismo en el fútbol: El delantero del Oporto Marega abandona el campo tras  recibir insultos racistas | Público

Marega encarándose con la grada de Guimaraes.

El jugador después del partido dijo: “Querría simplemente decir a esos idiotas que vienen al estadio a lanzar gritos racistas que se jodan. Agradezco también a los árbitros que no me hayan protegido y me hayan mostrado una tarjeta amarilla por defender mi color de piel”. La Federación portuguesa impuso una sanción económica al club que no alcanzaba los 20.000 euros.

Casos en Francia

En la Ligue 1, el caso más reciente y mediático fue el que se vivió en el enfrentamiento entre el PSG y el Marsella, el año pasado. En este encuentro, en el que hubo hasta 5 expulsados, Neymar denunció insultos racistas del central español Álvaro González y el brasileño fue acusado de insultos racistas al jugador de origen asiático, Sakai. Sin embargo no hubo ninguna sanción por parte de la federación francesa de fútbol por racismo en este encuentro.

Neymar acusa de racismo a Álvaro González en la derrota del PSG

Neymar y Álvaro González discutiendo.

Casos en Alemania

La Bundesliga, también ha vivido varios varios episodios racistas por los que no tampoco se detuvo el partido. En 2019, el joven jugador del Hertha de Berlín, Jordan Torunarigha, de 22 años, tuvo que escuchar numerosos cánticos racistas durante el enfrentamiento contra el Schalke 04. El central se tiró al suelo y rompió a llorar en mitad del partido.

Puede ser una imagen de 5 personas

Jordan Torunarigha en el partido que recibió insultos racistas.

Su compatriota Jerome Boateng tras el incidente contó que él también había sufrido cánticos de este tipo en varias ocasiones.

COMPARTIR: