23 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Artistas como Aerosmith o Shawn Mendes se han visto obligados a suspender sus conciertos en España, al igual que Adele con sus galas en Las Vegas

El 2022 arroja malos augurios para la música en directo: Cancelaciones de conciertos y giras internacionales

El comienzo de 2022 aún guardaba parte de la alegría del final del año anterior, con expectativas en la vuelta de la música en directo. Sin embargo, las previsiones para el primer trimestre han dado al traste con estas ilusiones. La realidad es que cada vez se cancelan más conciertos y giras musicales a causa de la pandemia, que deja precios más altos para los artistas, miedo al contagio por parte del público y numerosos contagios en el equipo de los artistas.

El 2022 empezó con ilusiones y expectativas en el sector de la cultura. En este mismo medio anunciábamos algunos de los conciertos y giras musicales que se celebrarían en España durante el año que acabamos de estrenar. Sin embargo, la pandemia de coronavirus, y más concretamente la variante ómicron, ha  obligado a cancelar o a retrasar, en el mejor de los casos, muchos de los eventos musicales y culturales que estaban programados alrededor del globo.

Los datos arrojan que el 26% de estos eventos en directo, programados para los primeros meses de 2022 en Gran Bretaña, han sido cancelados o aplazados. La cosa es aún más decepcionante si nos fijamos en los programados por las bandas británicas fuera de su país, en cuyo caso alcanzan el 44% de cancelaciones. 

Miedo al contagio y precios más altos

Son muchos los artistas que se han visto afectados por la crisis sanitaria y es que, el coronavirus ha hecho que la celebración de los conciertos penda de un hilo. Ya no se trata de restricciones de movilidad o de aforo, sino de los casos, cada vez más numerosos, en los que se parte del equipo de los artistas se infecta, sobre todo, en esta última ola de la variante ómicron.

Tampoco hay que olvidarse de un número considerable de personas que, aún habiendo comprado las entradas, decide no asistir al evento por miedo al contagio.

Pero, más allá de la propagación del virus, hay otra causa que abunda en la crisis del sector: la organización de conciertos y giras musicales cada vez es más cara. No solo hay menos público en los recintos –que llevan a un descenso estrepitoso del consumo de bebidas, comida y de la compra de merchandising– sino que se está viviendo un momento de gran inflación, y más concretamente, en todo lo relacionado con la cultura en directo. Los locales, los sistemas de iluminación y de sonido y el alquiler de autobuses, entre otros elementos necesarios para una gira, han visto aumentar su coste.

Cancelaciones con nombre y apellidos

Uno de los casos más sonados ha sido el de Adele, quien anunció el pasado jueves la cancelación de sus conciertos en Las Vegas durante tres meses. Lo hizo aproximadamente 24 horas antes del que hubiera sido el primer espectáculo. La cantante, entre lágrimas, explicó que se debía a “retrasos en las entregas y por la covid”, pues hay varios integrantes de su equipo que se han contagiado.

Son ya muchos los eventos cancelados o pospuestos para 2022, desde la gala de los premios Grammy hasta el mítico Carnaval de Río de Janeiro.

Adele anunciando en sus redes sociales, entre lágrimas, la cancelación de sus conciertos en Las Vegas.

En España, también ha habido varias cancelaciones. Entre ellas, el concierto de Aerosmith en Madrid, que estaba programado para el 4 de junio –originalmente para julio de 2020–, que se ha visto cancelado por “la incertidumbre relacionada con la logística de viajes y la presencia continua de restricciones del covid y otros problemas”, han notificado desde la organización.

Cartel con el que Aerosmith anunciaba la cancelación de su gira europea.

Otro de los artistas afectados ha sido el canadiense Shawn Mendes, que se ha visto obligado a posponer los conciertos en España de su gira Wonder: The World Tour hasta 2023, cuando visitará Barcelona, Madrid y Bilbao. El motivo, según la productora Doctor Music son “las restricciones y problemas logísticos que todavía afrontan las giras internacionales”.

En general, los más afectados son los artistas con giras internacionales, que están esperando con ganas una mejoría de la situación para volver a los escenarios con normalidad.

COMPARTIR: