27 de septiembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Los fallecidos Carlos y Fernando Falcó, hijos de los Duques de Puertollano, protagonizaron las crónicas de sociedad durante años por sus romances

La saga de los Falcó: Los marqueses que enamoraron a Marta Chávarri e Isabel Preysler

Carlos y Fernando Falcó.
Carlos y Fernando Falcó.
El pasado mes de abril, la influencer Isabelle Junot contraía matrimonio con Alvaro Falcó, primo de la socialité Tamara Falcó. Durante la ceremonia, el recuerdo a los Marqueses de Griñón y Cubas estuvo muy presente, ya que ambos fallecieron debido a complicaciones derivadas por el contagio de COVID-19. Los aristócratas pertenecían a una de las sagas aristocráticas más influyentes, grandes de España y seductores.

Si el fichaje de Tamara Falcó en la quinta edición del reality Masterchef Celebrity fue una sorpresa, entre los 15 rostros populares que ya se han puesto al frente de los fogones el pasado 12 de septiembre figura la influencer Isabelle Junot, su prima política. La hija del promotor inmobiliario francés Phillipe Junot se convirtió el pasado mes de abril en un nuevo miembro de la saga de los Falcó, pues contrajo matrimonio con Álvaro Falcó, hijo de Fernando Falcó, Marqués de Cubas y la estrella noventera de la jet set, Marta Chávarri

Las ausencias en la boda extremeña de Isabelle Junot y Álvaro Falcó

Isabelle Junot y Alvaro Falcó.

Durante el enlace, que congregó al completo a la familia Falcó, el recuerdo de los aristócratas, Carlos y Fernando, estuvo muy presente. El Marqués de Griñón y el Marqués de Cubas fallecieron en plena pandemia a causa de unas complicaciones derivadas del contagio de COVID- 19. 

El linaje de los Falcó se origina en La Mancha y sus marquesados fueron creados por orden de la soberana Isabel II. La herencia aristocrática que hoy se conoce de los Falcó deriva de un enlace celebrado el 22 de julio de 1928 en el madrileño Palacio de la Castellana entre Manuel Falcó y Escandón, duque de Montellano, e Hilda Fernández de Córdova y Mariátegui, condesa de Santa Isabel. La pareja dio la bienvenida a su descendencia, en concreto, cuatro vástagos: Felipe, María del Rocío, Carlos y Fernando Falcó.

Fernando Falcó y las mujeres de su vida: de Marta Chávarri a Tamara y  Xandra Falcó y cómo su matrimonio con Esther Koplowitz zanjó el drama de la  doble infidelidad | Mujer

Fernando Falcó y Marta Chávarri.

Fue precisamente este último, el marqués de Cubas, quien protagonizó junto a Marta Chávarri, la madre de su hijo, uno de los escándalos más sonados de la década de los noventa. Unas fotografías reflejaron la infidelidad de la marquesa con Alberto Cortina, empresario y por entonces marido de Alicia Koplowitz.

Carlos Falcó, el aristócrata que quiso ser agricultor

El Palacio sevillano de Dueñas, propiedad de la Casa de Alba, fue testigo de las primeras horas de vida de Carlos Falcó. Nació el 3 de febrero de 1937 siendo ya Grande de España. Descendiente de una de las sagas nobiliarias más importantes del país, aquel niño que creció entre algodones siempre quiso ser agricultor por el influjo de su abuelo, Felipe Falcó, quien le dejó en herencia la finca El Quinto Casa de Vacas. 

Carlos Falcó, el noble viticultor al que el campo le dio la vida

Carlos Falcó.

Aunque la finca, ubicada en el pueblo toledano de Malpica, no fue la única propiedad que adquirió el aristócrata. El Palacio El Rincón, construido en 1862, está ubicado en la localidad de Aldea del Fresno (Madrid) y por él ha pasado lo más granado de la aristocracia e incluso el rey Alfonso XIII o un jovencísimo príncipe Felipe, que pernoctaron allí.

El palacio también ha servido de plató, pues allí se rodaron cintas emblemáticas del cine español como La Escopeta Nacional, dirigida por Luis García Berlanga. Actualmente su hija Tamara Falcó tiene como objetivo hacer del palacio una experiencia gastronómica.

Esther Doña, tras abandonar El Rincón:

Palacio El Rincón.

La pasión del marqués por el campo, el cultivo, el sector vinícola y el aceite le llevaron a estudiar ingeniería agrónoma en la universidad belga de Lovaina y posteriormente, economía agraria en la Universidad de California. El legado de Carlos Falcó, considerado uno de los mejores embajadores de La Mancha, es encomiable y supuso una revolución en cuanto a la modernización de técnicas agrícolas: nueve vinos bajo el Dominio de Valdepusa, la bodega Marqués de Griñón construida en 1989, así como una selección de aceites. 

El Marqués de Griñón e Isabel Preysler

En 1968, España vivió la victoria de Massiel en Eurovisión, el nacimiento del rey Felipe VI y desde el gobierno del régimen se lanzó el recordado lema de Spain is different. Aunque para la prensa del corazón de la época aquel año fue de los más rememorados pues desde Filipinas llegaba una joven distinguida,  bellísima y misteriosa.

Celos, fugas e infidelidades; la apasionante historia de amor de Julio  Iglesias e Isabel Preysler | Vanity Fair

Julio Iglesias e Isabel Preysler.

Isabel Preysler se integró en la alta sociedad española y cautivó tanto a mujeres como a hombres, por ello no es de extrañar que fuera bautizada con el apodo de reina de corazones. Era fiel asistente a los selectos eventos de la jet y así, dos años después de aterrizar en España confirmó su asistencia a una fiesta organizada por Thomas Terry donde conocería a uno de los cantantes más exitosos de la época: Julio Iglesias. Surgió el amor de inmediato y aquel romance culminó en una boda celebrada el 29 de enero de 1971 en el pueblo manchego de Illescas.

El enlace se organizó en pocos meses, pues la socialité se encontraba embarazada de su hija Chábeli. Posteriormente llegarían Enrique y Julio José. Aunque el matrimonio parecía de lo más estable, lo cierto es que la crisis entre ambos estaba latente. Las constantes infidelidades del intérprete hicieron mella en Isabel, quien no estaba dispuesta a soportar nuevos engaños. En 1978 llegó el divorcio.

Isabel Preysler y Carlos Falcó: así se enamoraron y se desenamoraron

Isabel Presyler y Carlos Falcó.

Dos años después llegaría a su vida un nuevo amor. Por obra del productor cinematográfico Jose Luis Cuña, gran amigo del Marqués de Griñón, ambos fueron invitados a una proyección privada de la película Fiebre del Sábado Noche y de nuevo, la socialité se enamoró, esta vez de un aristócrata.

Tras varios meses de noviazgo, la boda llegó el 23 de marzo de 1980, de nuevo en La Mancha. Si el acoso por parte de los medios durante su primera boda fue desmesurado, Isabel aprendió la lección y ordenó que su enlace se celebrara en la más estricta intimidad. La unión fue uno de los grandes acontecimientos de la década de los ochenta. La pareja se trasladó al campo y de hecho, los tres hijos de Julio Iglesias guardan muy buenos recuerdos de esa temporada junto a tío Carlos entre viñedos.

Un año del adiós a Carlos Falcó: su vida en imágenes, de su amor por Isabel  Preysler a la pasión por sus viñedos | Vanity Fair

Familia Falcó- Preysler.

Fruto de ese matrimonio, nació su única hija, Tamara Falcó Presyler el 20 de noviembre de 1981. Una niña adorada por sus padres y el ojito derecho del Marqués. La niña, al igual que su madre, cautivó a la prensa desde su niñez y actualmente, ha heredado la elegancia y el físico con su progenitora. La joven tuvo que asistir en 1985 a la separación de sus padres, un golpe muy duro para ella, aunque afirmó años después que “mi madre no se hubiera separado de mi padre si no se hubiese enamorado locamente de tío Miguel”.

El amor se acabó e Isabel cambió la vida entre aristócratas por reuniones entre políticos socialistas, pues comenzó una nueva relación junto a ministro de Economía y Hacienda durante el primer gobierno de Felipe González.

Las otras mujeres de Carlos Falcó: desde Jeannine Girod a Esther Doña

Aunque durante su matrimonio con Isabel Presyler se mantuvo a la sombra de su esposa, Carlos Falcó no conquistó únicamente el corazón de la socialité. En 1963 y a la edad de 26 años, el Marqués contrajo matrimonio con Jeannine Girod, descendiente de una familia de joyeros suizos. Un matrimonio del que nacieron sus dos hijos mayores, Xandra Falcó, marquesa de Mirabel, ferréa continuadora del negocio familiar, y Manolo Falcó, afamado banquero y heredero del título marqués de Castel-Moncayo.

Esta relación fue tormentosa y la separación llegó hasta el Vaticano debido a la disputa por la custodia de los pequeños. Además, aparecieron terceras personas, pues Jeannine Girod comenzó un affaire junto a Ramón Mendoza, ex presidente del Real Madrid. Con el paso del tiempo, limaron asperezas y lograron llegar a mantener una amistad.

Los hijos de Carlos Falcó más allá de Tamara: a qué se dedican

Carlos Falcó junto a sus hijos.

Fátima de la Cierva, hija de los Marqueses de Poza, llegó a la vida del Marqués y de hecho, fue su relación más duradera. Carlos Falcó la definía como "una persona discreta y preocupada con los temas sociales”. Mantuvieron su romance lejos del foco mediático, pues la aristócrata prefería la vida tranquila en el campo. Junto a ella, fue madre de los vástagos pequeños del Marqués, Duarte y Aldara que, al igual que su madre, prefiere alejarse de los flashes. El matrimonio se separó en 2011, aunque no se hizo oficial hasta 2016.  

A Carlos no le gusta discutir

Carlos Falcó junto a Jeannine Girod.

La personalidad sosegada y su fama de “caballero” no pasaban desapercibidos entre el público femenino y su último romance fue quizá el más polémico. En 2015, aún casado con Fátima de la Cierva, conoció Esther Doña, una modelo andaluza 42 años menor que él.

Esther Doña, tres años de su controvertida boda con Falcó y un emotivo  mensaje en IG

Esther Doña junto a Carlos Falcó.

Una mujer que no gustó a los hijos del marqués pero que, con el paso del tiempo, han establecido una relación cordial. Esther Doña fue la última mujer que sucumbió a los encantos de “un verdadero señor”.

COMPARTIR: