10 de agosto de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

EL BIOQUÍMOCO VALENCIANO, MARQUÉS APASIONADO DE LOS TOROS, DEL DEPORTE Y DE LA MÚSICA CLÁSICA, DEJA UN LEGADO VITAL EN EL MUNDO DE LA CIENCIA

Adiós al gran científico Grisolía: El ilustre discípulo de Severo Ochoa que quiso ser marino

El profesor Santiago Grisolia.
El profesor Santiago Grisolia.
El profesor Santiago Grisolía ha fallecido a los 99 años de edad a causa de una serie de complicaciones por el COVID-19. El divulgador ha sido uno de los científicos más influyentes en el ámbito de la ciencia y uno de los docentes más aclamados por las instituciones educativas. Ostentaba el título de Marqués de Grisolía y era un apasionado del mundo de los toros y la música clásica.

Tras una una vida dedicada a la actividad científica, el profesor Santiago Grisolía ha fallecido a los 99 años en el Hospital Clínico de Valencia, donde permanecía ingresado desde hace varios días debido al COVID -19. 

Santiago Grisolía ha sido uno de los científicos y bioquímico más influyentes por su amplia trayectoria en el ámbito de la ciencia. El presidente del Consell Valencià de Cultura fue discípulo del nobel Severo Ochoa y premiado en múltiples ocasiones. Su fallecimiento ha sido un duro golpe para el mundo de la ciencia y desde instituciones como La Fundación Carmen y Severo Ochoa han recordado la gran labor que ejerció como científico . "El profesor Grisolía, con gran habilidad y eficacia, logró organizar en Valencia el Museo Severo Ochoa, un magnífico archivo de medallas, diplomas y sobre todo documentos y correspondencia que reflejan la trayectoria del Nobel asturiano y el impacto científico de su obra”. 

Era un apasionado del mundo de la música clásica, la historia, el deporte y los toros, de hecho compartió un viaje a bordo de un barco con el diestro Manolete y de entre los maestros actuales, sentía una gran admiración por Enrique Ponce. Se casó con Frances Thompson, con la que compartía su labor científica, ya que ella era doctora en bioquímica. Falleció a la misma edad que su esposo en 2017. Ambos dejan dos hijos : James y William.

Aquel niño que quería ser marino y la ciencia, su gran pasión desde la juventud

El profesor Santiago Grisolía nace el 6 de enero de 1923 en la provincia de Valencia. Se desplazó por varias ciudades españoles a causa del trabajo como banquero de su padre.Desde pequeño y habiendo crecido al lado del mar, el bioquímico quiso alistarse y servir a la armada como marino de guerra. Sus deseos dieron un cambio radical y acabó por estudiar la carrera de medicina en las facultades de Madrid y Barcelona. Durante su trayectoria como estudiante, pronto destacó por su brillantez. 

El profesor Santiago Grisolía.

En 1945, obtiene una de las becas que ofertaba el Ministerio de Educación y ciencia para completar los estudios en Estados Unidos y se desplazó hasta Nueva York.El profesor Severo Ochoa, que se encontraba en la Universidad de la ciudad de los rascacielos investigando estudios relacionados con la enzimología se convertirá en su mentor y colaborará junto a él en los estudios sobre la enzima málica.

Frances Thompson y Santiago Grisolia.

Estados Unidos se convirtió en el epicentro de la formación académica del profesor Grisolía a finales de la década de los sesenta. Pasó por varias instituciones académicas. En la Universidad de Chicago inició los estudios sobre el uso de los isótopos marcadores en el estudio de las pautas metabólicas en los tejidos de animales. Desde Chicago se traslada a Wisconsin donde su formación le valió para avanzar en la observación del ciclo metabólico de la urea y finalmente aterriza en Kansas, donde fue nombrado catedrático, profesor distinguido y director del departamento de bioquímica.

Premio Príncipe de Asturias y Marqués de Grisolía

El profesor regresó a España en 1976.Una brillante formación académica le valieron para publicar mas de 400 trabajos en materia científica y 30 artículos divulgativos. Ha sido premiado en múltiples ocasiones. Ha ejercido como divulgador por las grandes instituciones académicas españolas y ostentaba el título honorífico de Doctor Honoris causa en 15 universidades repartidas por todo el mundo. 

El profesor Santiago Grisolia.


 

Ha sido galardonado con los Premios Rei Jaume I y en 2016 nombrado presidente fundador de la Fundación. En 1990, obtuvo el Premio Príncipe de Asturias junto al científico hondureño Salvador Moncada, en la categoría de Investigación Científica y Técnica. Cinco años más tarde, su adorada ciudad del Turia le nombró asesor del presidente de la Generalitat Valenciana para Ciencia y Tecnología. 

El científico Salvador Moncada y el Profesor Santiago Grisolía durante los Premios Príncipe de Asturias.

El profesor se convirtió en una institución científica y cultural aclamada por el ámbito de la ciencia. En mayo de 2014, el rey emérito Juan Carlos I le concedió el título nobiliario de Marqués de Grisolía por su “contribución al conocimiento científico”. El profesor mantenía un gran respeto por la Familia Real española y en especial, una gran admiración por el rey emérito. A un año de cumplir el centenario, Santiago Grisolía ha dejado un gran legado en el mundo de la ciencia.

 

 

 

COMPARTIR: