29 de junio de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El cantautor y la actriz se casaron por lo civil en Gibraltar el 13 de junio de 1972 en una ceremonia no válida en España

Ana Belén y Víctor Manuel: Cincuenta años del matrimonio no oficial más estable del espectáculo

Víctor Manuel y Ana Belén.
Víctor Manuel y Ana Belén. / El cantautor y la actriz llevan unidos medios siglo.
Ana Belén y Víctor Manuel si dieron el sí quiero hace medio siglo en Gibraltar ante un retrato de la Reina Isabel II. El amor entre el cantante y la actriz había surgido unos meses antes en el rodaje de la película 'Morbo' de Gonzalo Suárez. Los artistas tomaron la decisión de casarse en el peñón ante la imposibilidad de hacerlo por lo civil en España. Desde entonces han formado una de las parejas más estables del mundo del espectáculo en España con dos hijos en común.

Pocas parejas del mundo espectáculo han sido tan estables como la formada por Ana Belén y Víctor Manuel. El cantautor y la actriz se unieron en una "no boda" el 13 de junio de 1972 en Gibraltar. Una unión que medio siglo después perdura no sólo en lo personal sino también en lo artístico. 

Él, nacido en Mieres en 1947, y ella, en Madrid en 1951, se conocieron hace medio siglo en La Coruña. La madrileña se encontraba en la ciudad gallega representando la obra Sabor a miel y el asturiano de gira. Testigo de excepción fue Julio Iglesias. El artista no tenía nada que ver con la pareja, ni en lo ideológico ni en lo cultural, pero sus caminos se encontrarían en momentos importantes para la futura pareja. 

Ana Belén, nacida como María Pilar Cuesta, ya era en ese momento una de las actrices jóvenes con más potencial del Nuevo Cine Español. Había conseguido a los veinte años lo que a otros les resultaba una proeza: dar el salto de niña prodigio a actriz adulta.

Fue gracias a Españolas en París (1971), un drama sobre la inmigración española en Francia a cargo de Roberto Bodegas en la que Ana Belén compartía créditos con Máximo Valverde, Laura Valenzuela o José Luis López Vázquez. El éxito de éste filme hizo que la estrella infantil nacida en Zampo y yo (1965) quedase superada por la actriz con éxito potencial. Por el camino, entre un filme y otro, Ana hizo mucho teatro y espacios dramáticos en televisión. Por su parte, Víctor ya era uno de los cantautores más populares del país. Su confirmación había llegado en 1969 con el éxito popular de La Romería.

'Morbo'

Aunque se conocieron a principios de ese verano de 1971, el amor llegaría en las semanas siguientes. Un productor avispado decidió aprovechar el éxito de Víctor Manuel en la música para lanzarlo como actor de cine. Un fenómeno habitual en la época que se seguía con todo músico que tuviera una legión de fans. Desde Serrat y Miguel Ríos hasta Karina o Juan Pardo, todos probaron suerte en las pantallas, aunque el único que destacó realmente en esas lides fue Raphael

Víctor Manuel y Ana Belén en una secuencia de 'Morbo' (1971). 

Morbo era la película que iba a juntar a Víctor Manuel y Ana Belén. El título ya aventuraba, en parte, lo que iba a pasar de cara a los medios de comunicación. Dirigida por Gonzalo Suárez, se trataba de una película de suspense sobre unos recién casados. Las imágenes de Víctor y Ana casándose en la ficción serían después usadas por algunas publicaciones para hablar del enlace entre ambos. 

Boda, paparazzis y escándalos 

Dese el final del rodaje ya no se separaron. La pareja, compuesta por una actriz popular y un cantante de éxito, fue una bicoca para una prensa del corazón que estaba en sus momentos seminales como industria. 

La popularidad de ambos les llevó a volver a rodar con Gonzalo Suárez. En este caso se trató de un musical, titulado Al diablo con amor. El filme fue un fracaso y ambos se habían asociado con el director como productores. Finalmente, acabaron enfrentados en los tribunales con el cineasta, que tardó décadas en recuperar su amistad con ellos. 

Al terminar el rodaje de esta película, decidieron casarse. Ambos querían hacerlo por lo civil, algo imposible en la España de Franco. Por ese motivo decidieron casarse en Gibraltar, en el mismo lugar donde tres años antes lo hicieron Yoko Ono y John Lennon. El asunto fue tan improvisado que ni si quiera tenían alianzas preparadas. Usaron las mismas de la ficción en la que se conocieron, la película Morbo. Fue el 13 de junio de 1972. Tras una breve estancia en Tánger se volvieron a la Península con la intención de empezar su luna de miel. 

Con su viaje en coche empezó también la persecución de los paparazzi. Su intención era descubrir dónde se casaban y los siguieron por Francia e Italia. En una revista, con las fotos de la boda de la película Morbo, anunciaron que se habían casado en el sur de Francia. Durante meses fue un tema frecuente de especulación el dónde y el cuándo se había producido la boda. 

La pareja más estable del mundo del espectáculo 

Desde ese momento, Ana y Víctor, o Víctor o Ana, tanto monta, monta tanto, se han convertido en el paradigma de la pareja perfecta del mundo del espectáculo. Juntos han tenido dos hijos, Marina y David, que han seguido sus pasos en el mundo del espectáculo. Marina como actriz y David como músico. 

Ana Belén lleva medio siglo convertida en una de las mejores actrices españolas. Y, además, consiguió dar el salto al mundo de la canción con éxito. Tras varios triunfos discretos dio el pelotazo con Ana (1979), donde incluyó el éxito Agapimú

Además, la pareja tuvo en común varios proyectos cinematográficos. Víctor Manuel se convirtió en productor con Ion Films, gracias al que llevó a cabo varias obras protagonizadas por su mujer como Divinas Palabras (1987) o Miss Caribe (1988). También filmes para Fernando Fernán Gómez, Concha Velasco o Isabel Pantoja. Finalmente, la compañía tampoco funcionó bien y la pareja siguió uniéndose en lo profesional en el ámbito musical. 

Víctor se convirtió en el compositor de muchos de los éxitos de Ana como No hay nada tan dulce como su boca o España, camisa blanca y durante la década de los 80 actuaron en muchas ocasiones juntos, sin ser un dúo musical como tal. En 1994 junto a amigos tan dispares como Juan Echanove o Antonio Flores, editaron el exitoso álbum en directo Mucho más que dos. 

En 1996 protagonizaron una histórica y exitosa gira, El gusto es nuestro, junto a sus amigos Joan Manuel Serrat y Miguel Ríos. Arrasaron por todas las ciudad de España que recorrieron convirtiéndose en todo un fenómeno en la música española que repitieron en varios países de Latinoamérica. Veinte años después celebraron el aniversario del éxito con un concierto que se editó en DVD. 

No sería la última gira juntos. En 2002 celebran sus treinta años como pareja con la gira Dos en la carretera, donde los acompañaba como músico su hijo David. En 2015 publicaron su segundo álbum de estudio juntos, Canciones regaladas. El anterior se había editado en 1986 bajo el título Para la ternura siempre hay tiempo

COMPARTIR: