25 de agosto de 2019
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

Las numerosas bodegas que se extienden por toda la región gaditana son un gran atractivo turístico y fomento de la economía andaluza

El vino de Jerez, protagonista aclamado en la colorida Feria de El Puerto de Santa María que comienza este 29 de mayo

El Puerto de Santa María y su inconfundible Feria
El Puerto de Santa María y su inconfundible Feria
El Puerto de Santa María se engalana para su fiestas. Situado en el corazón de la Bahía de Cádiz, al sur de Andalucía, esta famosa localidad goza de temperaturas altas la mayor parte del año y de cielos despejados. Algo que acompañado de su distintiva gastronomía y maridado con sus vinos finos hacen que se convierta en un destino ideal para cualquier época del año. En particular, este mes, cuando se celebra la Feria de Primavera y Fiestas del Vino Fino, llenas de alegría y color.

Del 29 de mayo al 3 de junio, este rincón gaditano se llena de Flores  y vestidos de colores, carrozas con caballos y  la magia que transmite la puerta de la feria cuando se ilumina y abre el paso a los que entran al Recinto Ferial de Las Banderas.

Y es en estas  tierras de genios como Pedro Muñoz Seca o Rafael Alberti, donde  viven las viñas portuenses. Por sus condiciones climáticas y geográficas, El Puerto de Santa María se convierte en zona excepcional para la crianza de los vino. Sus tierras ofrecen una excelente uva para su transformación en caldo único.

La iluminación de la Puerta de la Feria, siempre espectacular

Ruta del Vino

Con el vino como elemento conductor, pasear por las calles de la ciudad visitando los lugares de interés puede convertirse en una experiencia inolvidable. De ahí que la principal fiesta para todo portuense lleve su nombre. Los vinos D.O. Jerez-Xérès-Sherry conforman una amplísima paleta de colores, aromas, sensaciones y posibilidades. Su especialísimo proceso de elaboración y crianza y su rica y larga historia, hacen que el nombre de Jerez o el de Sherry (en el mundo anglosajón), sea seña común de identidad para los vinos de muy diversos estilos.

En el Puerto se conservan magníficos ejemplares de bodegas pequeñas (Obregón), medianas (Grant, Gutierrez Colosía) y grandes (Luis Caballero y Osborne). Cada una posee sus peculiaridades y todas tienen sus encantos. Se trata de bodegas de varias naves, separadas por pilares sobre los que se levantan arquerías y sostienen techos a dos aguas. Su amplitud, diafanidad y esbeltez les ha valido el sobrenombre de “Catedrales del Vino”.

La bodegas Gutiérrez Colosía.

En ruta por El Puerto

El patrimonio histórico que posee el Puerto de Santa María es muy rico como consecuencia del  paso de distintas civilizaciones a lo largo de los años. En el centro de la localidad, se alza  el Castillo de San Marcos, un castillo-fortaleza que mandó construir Alfonso X el Sabio sobre una antigua mezquita. Es uno de los edificios más representativos de la ciudad. Sus torres y almenas, recortándose sobre el cielo portuense, dotan a la ciudad de una silueta inconfundible y que es ya una de las imágenes más antiguas del conjunto arquitectónico de El Puerto.

Entre los más destacados museos encontramos la popular Casa Museo Rafael Alberti. Gracias a la ruta, que recibe el propio nombre del poeta, es posible seguir las huellas del Marinero en Tierra por las calles y rincones que le vieron crecer. El Puerto de Santa María rinde homenaje a su hijo más universal, uno de los poetas más destacados del panorama literario español de la generación del 27.

Bodegas González Obregón.

Muy cerca, nos cruzamos con la calle Pedro Muñoz Seca, escritor y autor de teatro perteneciente a la generación del 14. Podemos ver su Casa Natal de mitad del siglo XIX en la que nació y vivió con su familia hasta que se fue a Sevilla. Y en una esquina de la Plaza del Polvorista, podemos encontrar también el Teatro Municipal Pedro Muñoz Seca.

En esa misma calle se encuentra también la Plaza de Isaac Peral. Más arriba, en la Plaza de España está la Iglesia Mayor Prioral. Data del siglo XV y es el edificio religioso más importante de El Puerto. Su primitiva construcción es gótica y de esta etapa destaca la fachada de los pies, conocida como Puerta del Perdón.

Playa en El Puerto de Santa María. 

El Puerto es, además, una ciudad muy relacionada de forma directa con Cristobal Colón y con América. Juan de la Cosa, vecino de la ciudad y autor del primer mapamundi de la historia y propietario de la Nao Santa María, acompañó a Colón en su primera expedición. Frente a la Plaza Colón, al otro lado del puerto, podemos visitar la reproducción de la Carabela La Niña, realizada por Luis Miguel Coin Cuenca en 1992.

Para acabar el día en El Puerto de Santa María, nada mejor que ir  hasta Puerto Sherry para ver atardecer. Y por la noche, es ideal adentrarse en el casco antiguo de la ciudad. Pasear  por la Ribera del Marisco, Ribera del Río y Avenida de la Bajamar, donde se pudede degustar todo tipo de mariscos, aperitivos y tapas.

COMPARTIR: