19 de mayo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La prensa de EEUU ha afirmado que el monarca “está deteriorándose progresivamente”, pero el periodista especializado Gustavo Egusquiza lo desmiente

Medios americanos, contra la Corona británica: La salud de Carlos III y la mermelada de Markle

El Cierre Digital en Carlos III y Meghan Markle en un montaje con la mermelada de Buckingham Palace de fondo.
Carlos III y Meghan Markle en un montaje con la mermelada de Buckingham Palace de fondo.
La prensa americana ha dado a conocer que “el estado de salud del rey Carlos III está deteriorándose progresivamente”. Algo que el periodista experto en la Casa Real británica, Gustavo Egusquiza, desmiente: “Está estable y su prognosis es buena en estos momentos”. A estas informaciones contrarias entre ambos países angloparlantes se une la llamada ‘guerra de las mermeladas’ entre la Casa Real británica y Meghan Markle, que se hacen competencia con el lanzamiento de mermelada de fresa.

Desde que a principios de este año la Casa Real británica anunciara que el monarca Carlos III padecía cáncer, el mundo entero está pendiente de su estado de salud. También del de Kate Middleton, que un mes más tarde reveló a través de un vídeo (y tras múltiples teorías conspirativas por parte de la sociedad) que también padecía esta grave enfermedad.

Ahora, medios estadounidenses como New York Post han publicado que “el estado de salud del rey Carlos está deteriorándose progresivamente” y que la situación “no es buena”. Muchos diarios y televisiones en España incluso se han hecho eco de informaciones como que la Casa Real británica estaría "preparando su funeral". Elcierredigital.com se ha puesto en contacto con el periodista experto en la Casa Real británica, Gustavo Egusquiza, que desmiente esta información: “Está estable y la prognosis de Carlos III es buena en estos momentos”, afirma el periodista.

Los datos proporcionados por Egusquiza coinciden con el comunicado que se ha visto obligado a lanzar este viernes el Palacio de Buckingham, que desmiente los rumores sobre el estado de salud de Carlos III asegurando que el rey "regresará pronto a sus deberes públicos", en concreto el próximo martes 30 de abril.

Otra de las informaciones que ha aparecido en la prensa es que Carlos III no estaría siguiendo los tratamientos habituales de quimioterapia y radioterapia para combatir el cáncer. Algo que, según Egusquiza, tampoco es cierto: “Desconozco con exactitud qué tratamiento le han recomendado, pero que no siga quimioterapia no es así del todo, está siguiendo el tratamiento tradicional, así como otros alternativos”, explica. Estos tratamientos podrían de ser de tipo homeopático.

El anuncio de la enfermedad de Carlos III se hizo después de haber sido operado de la próstata, y aunque no se ha detallado el tipo de cáncer que padece, sí que se negó que estuviera relacionado con la próstata. El medio americano anteriormente mencionado hace hincapié en que, debido a su estado de salud, el protocolo para su funeral —llamado ‘Operación puente Menai’— se actualiza constantemente, pero lo cierto es que el protocolo comenzó a prepararse “un día después de que la reina Isabel fuera enterrada”, según el citado medio.

Según Egusquiza, con la salud de Carlos III “se está volviendo a especular y la prensa americana en este caso no tiene datos de primera mano”.

También con los americanos, concretamente con Meghan Markle, parecía que el Palacio de Buckingham iniciaba lo que los medios han denominado la “guerra de las mermeladas”. Y es que la duquesa de Sussex ha lanzado una marca de mermelada de fresa, American Riviera Orchand. También promocionó este mismo alimento la tienda oficial del Palacio de Buckingham, lo que hizo que los seguidores de la Casa Real Británica empezaran a hablar de la “guerra de las mermeladas”.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 

Una publicación compartida de Buckingham Palace Shop (@buckinghampalaceshop)

A pesar de la publicación de la citada tienda en redes sociales, algunos seguidores han advertido que la venta de mermelada de fresa por parte del Palacio de Buckingham no es nueva y que lleva haciéndose durante años.

La vuelta a los actos públicos de Carlos III

Hace unos días elcierredigital.com volvía a contactar con Egusquiza para conocer más detalles sobre el futuro a corto y medio plazo de los Windsor. Sobre la vuelta pública de Guillermo y las novedades sobre el estado de salud del monarca Carlos III, el periodista bilbaíno señalaba: “A los actos públicos de los Windsor en los próximos meses o semanas asistirán progresivamente todos los miembros de la Familia Real británica, también está previsto que veamos una reaparición progresiva dentro de pocos meses del rey Carlos III”

Kate Middleton y el príncipe Guillermo.

Ante la multitud de dudas que ha despertado el estado de salud de la princesa de Gales, Kate Middleton, el periodista bilbaíno experto en los Windsor añadía: “De momento no hay novedades sobre su tratamiento, se sabe que se está sometiendo a quimioterapia preventiva y que el tratamiento durará aproximadamente unos seis meses. Yo no creo que hasta transcurrido ese tiempo la veamos en público, es decir, lo más probable es que se reincorpore hacia principios o mediados del otoño”, sostiene Egusquiza.

Sobre el tratamiento del monarca Carlos III, el periodista sostenía que “el rey tiene muy buenas perspectivas, aunque su progreso va poco a poco”. “Tenemos que tener en cuenta que es un hombre mayor que sobrepasa los 70 años. En esta etapa de la vida el envejecimiento de las células suele retardarse, por lo que el cáncer avanza más lento y eso le ha beneficiado a la hora de enfocar su recuperación”, reveló Egusquiza durante su encuentro con elcierredigital.com.

Supersticiones para un rey que no es masón

La noticia del cáncer que padece Carlos III a principios de este 2024 —menos de un año después de su coronación, el pasado 6 de mayo— parecía confirmar los malos augurios que pesaban sobre uno de los pocos monarcas británicos que no es masón, según declaró el escritor Javier Sierra en COPE. Según contó el literato en la emisora de radio, “al príncipe Carlos le ofrecieron ser masón a los 18 años junto al príncipe Andrés. Ambos declinaron ante la estupefacción del duque de Edimburgo, que era gran maestre de la masonería en Gran Bretaña”.

Sierra afirmaba, además, que el hecho de que se una a la reducida lista de monarcas británicos que no han sido masones podría haber sido una de las piezas clave para los “infortunios” y “campañas contra él de imagen” que ha sufrido el actual rey de Reino Unido. “Podrían haber estado incluso auspiciadas por los masones que no querían un rey no masón en la corona. Eso forma parte del submundo, de los rumores y de las historias” que estuvieron presentes en la ceremonia de coronación, según comenta.

Carlos III de Inglaterra.

Además de haber declinado formar parte de la masonería británica, Carlos III también decidió burlar a la mala suerte que supone haber elegido Carlos III como nombre de monarca. Según el escritor, “los ingleses son supersticiosos y creen que el nombre de Carlos le va a traer mala suerte porque los dos anteriores no tuvieron buen destino”. Carlos I de Inglaterra murió decapitado y Carlos II vivió exiliado gran parte de su vida, además de enfrentarse a problemas como plagas e incendios en la capital.

Durante su coronación se tomaron todas las precauciones posibles para augurar una larga vida a un monarca que pasará a la historia como uno de los pocos no vinculados a la masonería, pero sí a las causas sociales y al ecologismo.

COMPARTIR: