19 de mayo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El productor, recién despedido del Grupo Mediapro, ha emulado a Jordi Pujol invirtiendo en una compañía célebre por realizar una enciclopedia catalana

Roures reflota una editorial nacionalista mientras sopesa su vuelta al mundo audiovisual

/ Roures
Una conjunción de empresarios catalanes se ha coaligado para mantener en pie al Grupo Enciclopedia Catalana, que editó la mítica Gran Enciclopèdia Catalana. Esta obra nació en 1968 y tuvo que ser rescatada por Jordi Pujol cuando este estaba en Banca Catalana. Al frente de la inversión se encuentra Oriol Soler, que ha contado con Jaume Roures como socio, que sopesa su regreso a la industria audiovisual.

Jaume Roures vuelve a la primera plana tres meses después de forzar su salida en el Grupo Mediapro, que este año cumplirá treinta años sin sus dos fundadores en nómina. En el caso de Roures, su salida ha estado motivada por su guerra con el fondo chino Southwind Media, que aspira a amortizar los 1.000 millones de euros invertidos en la factoría catalana (que todavía cuenta con una deuda de 435 millones). 

El productor sopesa su regreso a la industria audiovisual, pues en su cajón se encuentran proyectos para realizar películas o documentales en 2024. Sin embargo, antes de intentar volver a la televisión se ha puesto en marcha para "fer pais" (hacer país, en terminología nacionalista catalana). 

Roures se alía con Oriol Soler

El editor Oriol Soler, afín a ERC y presunto cerebro del Tsunami Democràtic, lidera una conjunción de empresarios que han salido al rescate de Grup Enciclopèdia Catalana junto a otros inversores como Jaume Roures. 

Esta compañía es una de las tres principales editoriales catalanas y una de las más reconocidas e influyentes tras haber editado la Gran Enciclopedia Catalana, fundada en 1968 y rescatada por Jordi Pujol desde Banca Catalana

El grupo negó el mes pasado que estuviese en venta

El Grupo Enciclopedia negó el pasado mes que estuviera a punto de quebrar: "El Grupo Enciclopedia ha sido, es y quiere seguir siendo, un eslabón necesario del sistema editorial, educativo y cultural catalán, y por esta razón nuestro objetivo es adaptar la actividad del grupo para seguir llevando a cabo nuestra labor fundacional". 

"Es radicalmente falso, como se ha dicho en algunos medios, que el grupo se plantee finalizar su actividad, que esté al borde de la extinción o que esté en venta", añadían, admitiendo que estaban "desarrollando un plan de reestructuración financiera en diversas fases, la primera de las cuales ha supuesto la venta de la sede de la compañía". 

"Este movimiento ha permitido disponer de recursos para afrontar las obligaciones inmediatas y de un margen adicional de tiempo para realizar otras acciones como la puesta en marcha de una reducción de la plantilla, formada actualmente por 112 trabajadores, a través de un expediente de regulación del empleo que se está negociando", añadían. 

Roures, por otro lado, sigue editando Público y marca el paso del Fútbol Club Barcelona, ya que ha pedido a los socios que cedan una parte minoritaria del club a un inversor con el fin de reflotar económicamente al cuadro blaugrana. 

Mediapro mantiene su equipo tras el adiós de Roures

Southwind Media controla el 85% de Mediapro y ahora reconocen que  "Roures y Benet han sido unas piezas clave en la evolución, no solo de Grupo Mediapro sino que han sido referentes mundiales en el sector audiovisual". 

Roures. 

El fondo chino garantiza que la marcha de Roures no conllevará un éxodo en Mediapro hasta otra productora fundada por el trotskista: "Todos ellos están plenamente comprometidos con el futuro del grupo y trabajan sin descanso para satisfacer a sus clientes y aportarle valor a los accionistas".  

Benet, que se mantiene en la empresa, afirma que "Mediapro se ha convertido en una gran empresa, una empresa resiliente que ha demostrado que siempre ha sabido superarse ante cualquier nuevo desafío”. “Todo el equipo gestor y las 7.000 personas que trabajamos en el grupo seguiremos haciéndolo con la misma eficiencia, eficacia y dedicación. Todo el equipo gestor y su consejero delegado estamos totalmente alineados con los socios accionistas del grupo, Southwind y WPP, con quienes compartimos sin fisuras el proyecto de futuro de la compañía".  

Benet quiso desmontar las informaciones de Cinco Días, que afirmó en sus páginas que Roures se marchaba porque no sintonizaba con los nuevos tiempos: "No hay, en este sentido, ni la más mínima disconformidad. En este sentido, no solo no ha habido discrepancias en el modelo de futuro, sino que no ha habido ni el más mínimo cambio ni en el proyecto fundacional ni en los valores que el grupo representa. Y no los va a haber mientras este equipo directivo esté aquí, porque es este equipo directivo quien los ha puesto en práctica durante treinta años y porque nuestros accionistas comparten nuestro proyecto y nuestros valores, que han sido clave a la hora de valorar su inversión en Mediapro. Nadie los ha cambiado ni nadie quiere cambiarlos".  

Benet explicó que "el vacío que deja Jaume en el grupo es inmenso. Y desde un punto de vista personal añoraré mucho estas décadas maravillosas de trabajo conjunto, codo con codo, durante las que hemos colaborado para levantar el Grup Mediapro y convertirlo en lo que es. Pero ello no hubiera sido posible sin las personas que trabajan en el grupo, los mejores profesionales".  

"La inspiración y el legado que nos deja Jaume forman parte insustituible del ADN de Grup Mediapro y seguirán siempre presentes en el trabajo de esta compañía, recordándonos que lo primero son las personas, que nunca debemos renunciar a nuestras ideas y sueños, que trabajando como lo ha hecho Jaume seguiremos alcanzando todo aquello que persigamos, por difícil que parezca, sin que el miedo sea un freno a lo que el talento y el esfuerzo nos fijen como objetivo", añadió.  

Benet remató: "Vamos a cumplir ahora 30 años de vida y todos, absolutamente todos, accionistas, consejero delegado, equipo directivo y todas las personas que componen el grupo estamos alineados y comprometidos para vivir otros treinta años, como mínimo, con el mismo éxito que hasta ahora hemos tenido"

COMPARTIR: