16 de agosto de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El INAEM anuncia una ampliación del plazo para otorgar las subvenciones de modernización de estructuras de gestión artística

Las compañías de teatro y danza tendrán que esperar otros tres meses para obtener sus ayudas

Compañía Nacional de Danza.
Compañía Nacional de Danza.
La resolución de las ayudas que otorga el INAEM como parte del Plan Español de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PERTE) para la renovación de estructuras de gestión artística esperará tres meses más. La nueva fecha, el 24 de octubre, deja desamparadas a las compañías artísticas, que tendrán que adelantar el dinero sin saber si se les ha concedido la subvención o no.

Las compañías de danza y los teatros seguirán esperando sus subvenciones tres meses más. Así lo ha publicado el Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música (INAEM) en la web de Ministerio de Cultura y Deporte —que gestiona Miquel Iceta—. En el comunicado que ha dado a conocer esta noticia, se ha expresado que todos los plazos para otorgar las ayudas públicas (resolución, ejecución y justificación del procedimiento) se ampliarán tres meses más.

De este modo, el plazo de resolución, que finalizaba el 24 de junio, ahora pone como fecha límite el 24 de octubre. El de ejecución tenía su fin el próximo 30 de septiembre, por lo que ahora pasará al 30 de diciembre. El último de ellos, el de justificación del procedimiento, pasa su fecha al año que viene, concretamente al 28 de febrero.

Las ayudas públicas para la modernización de las estructuras de gestión artística en el ámbito de las artes escénicas y de la música correspondiente al año 2021 se convocaron el pasado 23 de diciembre en el marco del Plan Español de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PERTE). Sin embargo, todavía no se habían otorgado.

El motivo de atrasar la concesión de los casi 18 millones de euros de ayudas es, según expresan en un comunicado desde el INAEM, “otorgar más tiempo a los equipos de gestión del INAEM para analizar los 1.800 proyectos presentados a la convocatoria y para dar certidumbre a los solicitantes a la hora de ejecutar los proyectos presentados”.

Las compañías de teatro reclaman al INAEM

Como ya expresaba elcierredigital.com, varias compañías de danza reclamaron al INAEM estar a punto de quedarse sin las subvenciones que les correspondían por parte del PERTE dictado por la Unión Europea. Cabe recordar que el INAEM se encarga no solo de gestionar los teatros de titularidad estatal, sino también de repartir las subvenciones a las empresas públicas y privadas del sector.

Las compañías que solicitaran las ayudas tenían de plazo hasta el 8 de febrero de este año —que fue ampliado al 11 de febrero— para realizar el trámite. Sin embargo, el organismo dependiente del Ministerio de Cultura tenía que informar sobre la concesión o no de estas subvenciones el 28 de junio. Fecha que ha sido aplazada tres meses.

Logo del INAEM.

Esto supone un problema para las compañías que, al empezar su temporada teatral en septiembre, deberán adelantar el dinero sin saber si tienen o no concedida la subvención.

Los nombres de confianza de Iceta

Esta situación supone un nuevo problema para el ministro de Cultura. Desde la llegada de Miquel Iceta al ministerio fueron numerosos los cambios en el organigrama del INAEM los que se realizaron.

Amaya de Miguel, directora general de la Institución, había llegado de la mano del anterior titular de Cultura, José Guirao, y presentó su dimisión el pasado mes de marzo. Ella informó que la causa era atender a nuevos proyectos profesionales pero desde ámbitos del ministerio se filtró que el verdadero motivo era el caos en que había dejado la institución.

Miquel Iceta.

Iceta nombró para sustituirla a un hombre de su confianza, Joan Francesc Marco, un clásico del PSC con el que había trabajado mano a mano en Cataluña y que había dirigido el INAEM entre 1990 y 1995.

Un mes antes también había abandonado el INAEM el subdirector del Área de Teatro Fernando Cerón.

Sin embargo, el presunto caos organizativo parece seguir independientemente del cambio de nombres al frente de la institución. Lo cierto es que la falta de personal administrativo es un problema que afecta al Ministerio de Cultura desde hace tiempo. Hace años que no salen plazas a concurso y la temporalidad de los interinos se ha ido arrastrando desde hace años.

Así, las compañías de teatro y danza se enfrentan ahora a una situación de incertidumbre sin saber si podrán o no afrontar una serie de gastos. Esta dificultad se une a la condición de ser uno de los sectores más afectados por las consecuencias de la pandemia del coronavirus.

COMPARTIR: