04 de junio de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Asociaciones artísticas y empresarios del sector lo acusan de "no importarle que 700.000 personas se vayan al paro sin adoptar soluciones específicas"

La Cultura se rebela contra su ministro Rodríguez Uribes: Piden que sea el primer "cadáver político" del coronavirus

José Manuel Rodríguez Uribes.
José Manuel Rodríguez Uribes.
El mundo de la Cultura está soliviantado con su ministro. Las declaraciones de José Manuel Rodríguez Uribes asegurando que "primero está la vida y luego el cine", ha encendido todavía más los ánimos de los colectivos, que creen que no va a tomar ninguna medida específica para frenar el impacto económico de la crisis del Covid-19 sobre el sector. Esto llega dos días después de que representantes de 33 asociaciones culturales se reunieran con él para solicitarle 52 medidas urgentes, ya olvidadas.

“Primero la vida y luego cine”, así con esta frase lacónica ha resumido el actual ministro de Cultura, José Manuel Rodríguez Uribes, la política cultural del Gobierno español en plena crisis del coronavirus. La actitud del titular de Cultura, antes delegado del Gobierno de Pedro Sánchez en Madrid y un filósofo del derecho español sin ninguna experiencia profesional en los ambientes de las artes escénicas, ha indignado a todos los trabajadores del sector.

Principalmente, porque el Gobierno de Sánchez ha decidido no tomar, por el momento, ninguna medida específica para "salvar" el mundo de la Cultura, que puede dejar en la calle a 700.000 personas. Un sector, además, basado fundametalmente en pequeñas y medianas empresas y, sobre todo, en muchos autónomos que han visto como de la noche a la mañana se han quedado sin nada, en la calle, sin un trabajo posible para los próximos meses y con perspectivas no muy halagüeñas en el futuro, ya que dependen de escenarios y lugares donde se producen concentraciones de cientos de personas.

Además, está decisión del ministro Rodríguez Uribes llega después de la reunión que mantuvo hace tan solo dos días con representantes de 33 asociaciones del ámbito de la Cultura para trasladarle ideas para la toma de 52 medidas para paliar la crisis económica que se vislumbra para cuando pase el confinamiento por la pandemia del Covid-19.

Esta actitud pasiva y defensiva del titular de la cartera de Cultura sale aún más manchada si se compara con otros países, como el vecino Portugal, que han anunciado que pagarán todas las actuaciones contratadas que han sido o sean suspendidas debido a la crisis de la pandemia.

También han pedido que se prolonguen los ERTE incluso después del Estado de Alarma decretado por el Gobierno. Por el momento los empresarios, y trabajadores del sector cultural en España ya han recurrido a otras medidas tomadas por los sectores económicos como la línea de crédito de unos 100.000 millones de euros del ICO (Instituto de Crédito Oficial), la moratoria en las cuotas de autónomos (régimen laboral en el que se encuentran la mayoría de trabajadores del sector) y los famosos ERTE’s (Expedientes de Regulación de Empleo).

Duras críticas

Desde la Unión de Actores y Actrices aseguran que “otros países ya han tomado las medidas específicaspara defender la Cultura en sus respectivos Estados” y recuerdan que el Ministro de Cultura francés ha señalado que “Francia tiene que poner todo en marcha para asegurar la supervivencia de los agentes culturales, ya que el porvenir del modelo cultural es lo que está en juego”, señalan a elcirredigital.com.

“Este es el modelo que España necesita para no hundir aún más a un sector precarizado y dónde el presupuesto gubernamental es escaso”, apuntan desde la Unión de Actores y Actrices. “Seguir aplazando la actuación del Ejecutivo es inadmisible y demuestra el poco interés que tienen por la Cultura. Un ministro como Rodríguez Uribes que no entiende cómo funciona el sector no merece ser ministro de Cultura”, puntualizan. "Y debería ser el primer cadáver político del coronavirus".

La Spain Film Comission.

También desde FAETEDA (Federación Estatal de Asociaciones de Empresas de Teatro y Danza) recuerdan al Ministro Rodríguez Uribes que este es un sector “muy  específico y necesitamos medidas concretas que contribuyan a mantener el tejido empresarial, a los artistas y a los técnicos. Estamos penalizados por la intermitencia que nos acoje, lo que hace imposible que podamos beneficiarnos de las medidas sociales aprobadas para el resto de los trabajadores".

Señalan que "somos personas y empresas que debemos mantenerse activos, con vida, para que una vez superada la crisis sanitaria podamos volver a la normalidad cultural por el bien de todos los españoles. Los espacios de exhibición fueron los primeros en cerrar y serán los últimos en abrir”

También reafirman las incoherencias del Ejecutivo de Pedro Sánchez y Unidas Podemos a este respecto: “Mientras nuestro Presidente del Gobierno levanta la bandera de la Unión Europea para buscar soluciones conjuntas entre todos sus miembros y reclama ayudas solidarias urgentes en Europa en una lucha por todos, el ministro de Cultura de España, Rodríguez Uribes, se queda callado y parado sin liderar las necesidades que tanto precisa la Cultura en nuestro país”.

José Manuel Rodríguez Uribes, ministro de Cultura.

Desde la Asociación de Artistas Líricos de España (ALE) también han mostrado su “tristeza y decepción absoluta” y son los más duros a la hora de enjuiciar la actitud del titular de Cultura: “Hemos sido comprensivos, cercanos, condescendientes y pacientes con su gestión; nos hemos creído que su petición de propuestas al sector cultural de país iba encaminada a proponer medidas urgentes que paliasen los efectos devastadores que la crisis del Covid19 está teniendo sobre nuestro colectivo, pero hoy nos preguntamos ¿para qué? ¿Para qué todas las reuniones telemáticas que hemos matenido? ¿Para qué quería que le expusiésemos dichas propuestas? ¿Para qué pedirnos que le hiciésemos llegar Documentos, Medidas y Dosieres?", señalan a elcirredigital.com.

"Parece que lo único que pretendía el señor ministro Rodríguez Uribes era sacarse las fotos de rigor y publicarlas en las redes sociales, a las que parece que nunca ha leído, o ha hecho caso omiso de las mismas”, afirman desde la Asociación de Artistas Líricos de España (ALE). 

“Nos aboca a muchos meses sin percibir ingreso alguno, porque, y se lo hemos repetido hasta la saciedad, la singularidad de nuestro trabajo, intermitente, temporal, hace que nos vayamos a nuestras casas sin un euro por nuestros contratos cancelados y sin poder sujetarnos a ningún ERTE, ya que más del 95% de los artistas españoles somos freelance, autonómos”, le recuerdan al Ministro de Cultura.

Rodríguez Uribes  rompe con el sector

También Raquel Anadón, representante del Teatro Che y Moche de Zaragoza, afirma a Elcierredigital.com que “cuando lleguen las ayudas concretas, no habrá a quién ayudar.... es simbólico e histórico que compareciera el Ministro de Cultura, pero la guinda hubiera sido hablar de medidas concretas para un sector que volverá el último de esta crisis”.

También para el Elcierredigital.com habla Javier López-Galiacho director de AMIThE (Asociación de Amigos de los Teatros Históricos de España): “Todo el sector cultural se ha caído de golpe, sobre todo el que vive de la afluencia de público (toros, cine, circo, teatros…). Puede que sobreviva el sector del libro gracias al comercio online, pero poco más. El futuro se plantea incierto ya que va a ser difícil que se permita congregar a más de cincuenta personas durante un tiempo. Va a ser un año en blanco que supondrá la caída casi total del sector. Además, esto redundará en la falta de costumbre del público a acudir a los espectáculos en vivo. Hay que pensar en que en algunos casos las inversiones culturales se hacen a dos o tres años vista”.   

Tony Isbert junto al presidente de honor de AMIThE Manuel Galiana, en la entrega del Premio Pepe Isbert.  

Sobre la actitud del ministro desde AMIThE apuntan que “tenemos un ministerio con pocas competencias, Rodríguez Uribes realmente es el Ministro del Museo del Prado. Poco más porque las competencias de Cultura están transferidas a las Comunidades Autónomas”.

“Otro problema es que este ministro de Cultura tiene un perfil muy político y no tiene interlocución real con el sector como ocurría con el anterior, José Guirao. Además, es un sector que por su naturaleza lo tiene difícil para tener un representante real y cuando esto pase se necesitará un interlocutor en concreto. A pesar de todo, esto pasará. Será una posguerra, pero con el país en pie y hay que tener esperanza”, añade López-Galiacho a elcierredigital.com.

También Clara Pérez, presidenta de ADGAE (Asociación de Empresas de Distribución y Gestión de las Artes Escénicas), es clara contundente ante la situación que vive la Cultura en España con la crisis del coronavirus: “Hemos trabajado un montón de asociaciones pero el Ministro estaba a otra cosa. Espero que recapacite, cada medida tendrá que consensuarlas con otros ministerios. Queremos ver cómo se soluciona. Cada parte de este sector tiene su problemática".

"Lo que necesitamos es que se tenga en cuenta nuestro régimen de profesionales y que se sepa que cada apartado de él necesita un tratamiento específico, pero principalmente que se recupere parte del dinero ya invertido. Que se tomen en consideración las 52 medidas presentadas donde se explicaban y detallaban las formas de articular cada programa”, explica para elcierredigital.com 

Son varias las voces de la cultura las que se han escandalizado contra la actitud del ministro José Manuel Rodríguez Uribes, responsable directo de la política cultural del Gobierno español en plena crisis del coronavirus. Una actitud pasiva de este cargo político, antes delegado del Gobierno de Pedro Sánchez en Madrid y cuya vocación es la de filósofo del derecho español sin ninguna experiencia profesional en los ambientes artísticos, que parece confirmar una triste aseveración que asegura que la Cultura es siempre la ‘hermana pobre’ de todos los Gobiernos.

COMPARTIR: