29 de noviembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El Centro Cultural La Asunción de Albacete acoge esta muestra fotográfica que se puede visitar hasta el próximo 2 de diciembre

Se cumplen 88 años de la primera vez que la mujer pudo votar en España: 'En Femenino', una exposición homenaje

Mujeres votando en las elecciones al Parlamento Europeo. Albacete, 1994. Copyright: Manuel Podio.
Mujeres votando en las elecciones al Parlamento Europeo. Albacete, 1994. Copyright: Manuel Podio.
El 19 de noviembre de 1933 quedó marcado en la historia de España. Se celebraron las primeras elecciones en las que las mujeres ejercieron su derecho a voto. Como homenaje a este día y al día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, la Diputación de Albacete ha puesto a disposición de todos ‘En Femenino’, una exhibición que hace reflexionar para no repetir acciones que en el pasado supusieron un agravio a los derechos de la mujer y que desgraciadamente persisten hoy día.

En el marco del 88 aniversario del día en que las mujeres ejercieron por primera vez el derecho al voto, la Diputación Provincial de Albacete impulsa una muestra fotográfica cuyo objetivo principal es el de servir como homenaje a las mujeres y al papel que estas, con independencia de su nacionalidad o clase social, han venido desempeñando a lo largo de la Historia.

Se trata de ‘En femenino’: exhibición que recopila unas 200 fotografías procedentes de diferentes archivos (públicos y privados), galerías y museos, y que puede visitarse hasta el 2 de diciembre en el Centro Cultural la Asunción (Albacete). Con esta exposición se pretende hacer reflexionar a la sociedad con el fin de no repetir acciones que en el pasado supusieron un notable agravio a los derechos de las mujeres frente a los de los hombres, acciones que por desgracia persisten hoy en día. 

Albacete acoge la exposición 'En femenino'.

Se trata de un recorrido a través de la invisibilidad manifiesta con la que han tenido que lidiar las mujeres en las diferentes fases de la Historia y desde ámbitos tanto públicos como privados. Temas como: matrimonio, mundo laboral, acceso de la mujer a la educación, belleza, vestuario, inventos o mujeres y publicidad, abordan de manera más concreta determinadas situaciones de desigualdad que nos permiten observar cómo la mujer ha venido ocupando en nuestra sociedad, y de forma tradicional, unos roles construidos socialmente que le han sido asignados por la sociedad patriarcal y que en ningún caso atienden a condiciones naturales.

Gracias a un gran trabajo fotográfico en el que desde el servicio de Archivo de la Diputación –bajo la dirección de Carmen Gil- se ha venido trabajando para recopilar documentos gráficos que proceden de diferentes archivos nacionales como la Biblioteca Nacional, el Museo de la Alhambra, el Archivo Municipal de Girona, el Museo de Navarra, el Archivo de la Comunidad de Madrid, el Archivo Histórico Provincial de Albacete, la Biblioteca Pública del Estado o el Museo Municipal de la Cuchillería.

Albacete acoge la exposición 'En femenino'.

A las imágenes expuestas se unen otros trabajos gracias a nombres como Santiago Vico Monteoliva, Belda, Manuel Podio y a familias como Sánchez Peña y Torres García, personas y entidades a quien el diputado provincial de Igualdad ha manifestado su agradecimiento por haber querido formar parte de una exposición con gran riqueza histórica y documental.

Ocho décadas del voto femenino 

Todo comenzó el 1 de octubre de 1931. Ese día, la mujer en España al fin fue reconocida como ciudadano completo, con voz y voto. Tras un intenso debate en las Cortes Republicanas, en el que la mujer aparecía representada por algunos diputados como un ser histérico, manipulable e incapaz de razonar o de tener independencia de pensamiento, barajándose la posiblilidad de establecer la edad legal para el voto femenino a los 45 años -ya que era deficiente en voluntad y en inteligencia hasta cumplir esa edad en la que la menopausia aplacaba su histerismo pasional-, finalmente se decidía que las votantes podrían ejercer su derecho a partir de los 23.

El Congreso estableció el voto femenino tras una ajustadísima votación:  por 161 votos a favor, 121 en contra y la abstención de 188 diputados, el 40% de sus señorías.  Votaron a favor el PSOE, con la excepción de Indalecio Prieto y sus seguidores que no votaron, los republicanos catalanes, federalistas, progresistas, galleguistas y la derecha. En contra se pronunciaron Acción Republicana, los republicanos radicales y radicales socialistas.

En este debate destacaron tres mujeres que marcaron el curso de la posterior votación: Clara Campoamor del Partido Radical (a favor), y Margarita Nekkel del Partido Socialista y Victoria Kent de Izquierda Republicana (en contra). “No es cuestión de capacidad; es cuestión de oportunidad”, subrayó en una de sus intervenciones Victoria Kent, partidaria de aplazarlo, ya que varios partidos de la izquierda temían que su voto favorecería solo a la derecha y pondría en peligro a la República. Con una visión distinta, Clara Campoamor explicó: “Precisamente porque la República me importa tanto, entiendo que sería un gravísimo error político apartar a la mujer del derecho del voto”.

Libres, visibles, luchadoras: el recuerdo que se quiere rescatar de las  mujeres republicanas

Mujer votando en las elecciones de noviembre de 1933.

El 19 de noviembre de 1933, las mujeres españolas acudieron por primera vez a las urnas. Aquellas fueron las elecciones del voto femenino: 6.800.00 mujeres pudieron elegir por primera vez a sus representantes.

Se trataba de las segundas elecciones generales de la República proclamada el 14 de abril de 1931. La primera convocatoria electoral, en junio de 1931, fueron previas a la aprobación de la Constitución de la República, llevada a cabo en el Congreso de los Diputados el 9 de diciembre del mismo año. Pero, aunque el derecho a voto estuvo reconocido desde entonces, las mujeres españolas no pudieron ejercerlo hasta hace 88 años.

COMPARTIR: