03 de diciembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Cuáles son las monedas de 2 euros que valen más dinero

Usted puede estar ahora mismo leyendo este artículo y tener en su bolsillo mucho más dinero del que cree. Y es que entre los coleccionistas, la numismática, la colección de monedas, guarda sorpresas muy agradables como que, en monedas en circulación, como los euros actuales, por diferentes razones desde tiradas cortas (número muy bajo de monedas) hasta errores a la hora de acuñarles salgan modelos escasos o raros de gran valor.

Esto ocurre con nuestra moneda de circulación de más valor y es que, como indica coleccionistas de monedas en este artículo la lista de monedas de 2 euros más caras es amplia e incluyen casos que te sorprenderán.

Por qué hay monedas de dos euros más valiosas

Las monedas de dos euros son más atractivas por algo curioso, que, aunque las veamos constantemente, muchas veces pasa desapercibido, son las únicas que pueden acuñarse con carácter conmemorativo. Así, por ejemplo, en España, en el año 2019 la moneda conmemorativa de 2 euros se dedicó a Ávila o en el año 2018 fueron extraordinariamente dos, una dedicada a Santiago de Compostela y otra al 50 aniversario de Su Majestad el Rey Felipe VI. Esto es en España, imagínense multiplicado por todos los otros 18 países que tienen al euro como moneda y añádanle otros pequeños estados que utilizan y emiten esta moneda como Vaticano, Mónaco o San Marino.

Os dejamos algunos ejemplos:

Empezando por lo más cercano, España, la moneda de dos euros más valiosa es la del año 2009 que se acuñó por el décimo aniversario de la Unión Económica y Monetaria. En este caso su peculiaridad no se deriva de ser muy escasa, sino en un error: en la acuñación que conllevó que las estrellas tuvieran un tamaño mayor. Por ello se paga por ella alrededor de unos 100 euros.  

Un caso parecido es el de la emisión de Alemania de 2008 conmemorativa del aniversario del Estado federado de Hamburgo en el que se modificó el anverso para incluir los nuevos miembros de la zona euro, Malta y Chipre. El resultado es que su precio para coleccionistas ronda los 50 euros.

Casos especiales son las de países como Vaticano, San Marino y Mónaco cuyas monedas siempre han sido muy valoradas. En el caso de San Marino tenemos la del año 2004 que se emitió para homenajear al anticuario italiano y precisamente estudioso de la numismática Bartolomeo Borghesi. Su precio ronda los 190 euros.

En el caso de Vaticano destaca la emisión del 2005 con motivo del Vigésimo Día Mundial de la Juventud que se celebró en Colonia en agosto de ese año. Su valor es de los más altos de este tipo de monedas y ronda los 300 euros.

Nada comparado con el valor de algunas monedas de 2 euros de Mónaco. Una muy reciente. La del año 2015 que se emitió para conmemorar el octavo centenario de la construcción del primer castillo vale unos 1.000 euros, pero no es el valor máximo de una moneda de 2 euros de Mónaco.  La del 2007, acuñada con motivo del vigésimo quinto aniversario del fallecimiento de la princesa Grace Kelly, tuvo tan alta demanda que ahora mismo alcanzaría los 2.650 euros.

Otras monedas de 2 euros muy valoradas son la de Finlandia de 2004 que celebraba la ampliación de la Unión Europa a diez nuevos Estados miembros que vale unos 70 euros, la de Bélgica de 2006 que conmemoraba la reapertura del Atomium de Bruselas y que cotiza en 25 euros, la de Eslovenia de 2007 con motivo del quincuagésimo aniversario del Tratado de Roma con un valor de 40 euros o la de Malta de 2011 acuñada para conmemorar la primera elección de representantes al Consejo de Gobierno en 1849. Y que se cotiza en unos 20 euros.

COMPARTIR: