07 de julio de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La venezolana reaparecía en ‘Viva la Vida’ el domingo, y este jueves se reencontrará con el presentador al que denunció por acoso y amenazas

Pepe Navarro e Ivonne Reyes se verán las caras en el Juzgado de Violencia contra la Mujer

Ivonne Reyes, Alejandro Reyes y Pepe Navarro.
Ivonne Reyes, Alejandro Reyes y Pepe Navarro.
La guerra judicial entre Ivonne Reyes y Pepe Navarro parece no acabar nunca. Aunque en general se han tenido que ver las caras en los juzgados por temas relacionados con la paternidad y la pensión de alimentos de Alejandro Reyes, en esta ocasión el presentador se enfrenta el próximo jueves a una denuncia de la venezolana por amenazas y acoso. Las últimas apariciones públicas de Reyes y Navarro dejan ver que la guerra continúa, y seguirá en el Juzgado de Violencia contra la Mujer nº 1 de Madrid.

La guerra judicial entre Pepe Navarro e Ivonne Reyes parece no tener fin. El próximo jueves 2 de junio se volverán a enfrentar en los juzgados y aunque normalmente lo han hecho por la paternidad de Alejandro Reyes, en esta ocasión es distinto.

Con el juicio por impago de la pensión de alimentos aún pendiente, la modelo y el presentador se verán las caras en el Juzgado de Violencia contra la Mujer número 1 de Madrid, en la calle Albarracín, ya que Reyes denunció a Navarro por acoso y amenazas. Esta situación, dice, se ha sucedido desde que hiciera público que Pepe Navarro es el padre de su hijo, Alejandro Reyes.

Tras las lágrimas de Ivonne Reyes el pasado fin de semana en Viva la vida, la venezolana tendrá que volver a ver al padre de su hijo. La modelo hablaba, en el programa de Telecinco, del dolor que le causó la muerte de su hermano y del mayor protagonista de su tristeza actual: su hijo Alejandro.

Ivonne Reyes en 'Viva la Vida'.

Según contaba Ivonne Reyes en el programa que presenta Emma García, Alejandro se ha marchado a estudiar a Estados Unidos y ella está viviendo lo que se denomina el síndrome del nido vacío. La venezolana explicaba que esto se debe, sobre todo, a que ha sobreprotegido a Alejandro constantemente por la situación que han vivido con Pepe Navarro.

Por su parte, el presentador aparecía el pasado domingo 29 de mayo por la noche en el aeropuerto de Madrid. Allí le esperaban varios reporteros, a los cuales les dejó ver que no se cree ni una palabra de Ivonne Reyes: “¿Tú crees que tiene miedo?”. Además, ha asegurado que la venezolana no ha sido nunca su pareja: “Ha sido pareja de muchas personas, pero no mía”.

El próximo jueves Ivonne Reyes volverá a enfrentarse a Pepe Navarro, quien después de años y una sentencia firme, sigue rechazando la paternidad de Alejandro Reyes.

Una guerra complicada para Pepe Navarro

Se estuvo hablando mucho en los medios de comunicación de si pudiera ser viable una impugnación de Pepe Navarro ante el Tribunal Constitucional o el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, también conocido como Tribunal de Estrasburgo, respecto a la paternidad declarada del hijo de Ivonne Reyes, Alejandro Reyes.

En su día existió un controvertido proceso de filiación en el que Pepe Navarro, al parecer en cuatro ocasiones, se negó a someterse a la prueba biológica declarándose finalmente la paternidad y siendo firme dicha sentencia.

Pepe Navarro.

¿Prosperaría un hipotético recurso de Pepe Navarro ante el Tribunal Constitucional o el Tribunal de Estrasburgo? Pues bien, desde la opinión jurídica del abogado Alberto García Cebrián, no. ¿Es viable el argumento de que prevalece la realidad biológica a la realidad jurídica?

Realmente no es posible saber si existe una paternidad biológica entre Pepe Navarro y Alejandro Reyes. Existe una duda fundada de la realidad biológica, pues no ha existido una prueba de ADN con garantías en proceso judicial. Efectivamente, el hecho de que se haya declarado la paternidad es una ficción jurídica provocada por el hecho de que en su momento Pepe Navarro optara por no someterse reiteradamente a las pruebas de paternidad, pero no se ha acreditado realmente la filiación biológica.

Lo que se podría alegar, según el abogado Alberto García Cebrián

El argumento de que se podría acudir a instancias superiores para impugnar la paternidad jurídica alegando la paternidad biológica, desde el punto de vista de García Cebrián no es viable, pues el Tribunal Europeo de Derechos Humanos tiene como función la protección de los derechos que hayan podido ser vulnerados. En este caso, no han sido vulnerados pues fue Pepe Navarro el que, habiendo tenido la posibilidad de practicar la prueba biológica, optó por no hacerlo, de manera que, congruentemente, ahora debe asumir las consecuencias de su decisión.

Alberto García Cebrián.

En la opinión del abogado, se podría acudir si Pepe Navarro no hubiera tenido la oportunidad de realizar la prueba de ADN. O también, si el Juzgado no le hubiera requerido bajo apercibimiento de que podría ser declarada la paternidad en caso de que se negara a someterse a dicha prueba. Igualmente sería sostenible un recurso en el caso de que pudiera haber existido una falta de asesoramiento que no le fuera imputable, una falta de garantías procesales, que hubiera prevalecido una prueba biológica privada sin garantías o una prueba con irregularidades, etc. Siempre debe existir un motivo concreto que pueda provocar que Pepe Navarro hipotéticamente no haya tenido la posibilidad de hacer valer sus derechos.

En este caso, tendría que ir en contra sus propios actos pues al parecer, fue él el que optó por no someterse a la prueba de ADN, y no sólo en una ocasión sino hasta en cuatro ocasiones.

El hecho de que en el juicio de filiación se le hubiera requerido como prueba anticipada la prueba biológica, es una cuestión que también está creando confusión, es decir, el hecho de que el Juzgado, al parecer, haya requerido a Pepe Navarro para la realización de la prueba de paternidad incluso antes de que el presentador hubiera contestado a la demanda. Según se ha comentado, el Ministerio Fiscal solicitó a Pepe Navarro que se hiciera la prueba de ADN antes de que contestara y, por tanto, antes de que el Juzgado conociera si se iba a oponer o allanar a la petición de Ivonne Reyes de declaración de filiación.

Ivonne y Alejandro Reyes.

Sería posible que Pepe Navarro hubiera solicitado la nulidad de actuaciones o recurrir las resoluciones que considerara que le fueran lesivas a sus derechos en su momento. Siendo ya firme la sentencia que declara la filiación, García Cebrián opina que no prosperaría ningún recurso actualmente, pues en principio no se pone en duda que hayan existido irregularidades en el proceso que sí podrían ser recurridas, sino que meramente existió la petición de sometimiento a prueba de paternidad y fue el propio Pepe Navarro el que optó por no someterse, al parecer de manera reiterada, a dicha prueba.

COMPARTIR: