10 de diciembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Sharon Tate, modelo y esposa de Roman Polanski, junto a cuatro personas más fue asesinada de forma salvaje, llenando de vísceras las paredes

Cincuenta años de los terribles crímenes de Charles Manson, así fue la matanza de Cielo Drive que tiñó de sangre los años sesenta

Charles Manson llegando a su juicio.
Charles Manson llegando a su juicio.
Hace medio siglo se cometía el crimen más famoso de todos los tiempos. Una matanza, en principio, sin sentido ponía fin a la década de los años sesenta. Para muchos, el asesino Charles Manson puso la nota negra a todo el 'buenrollismo' de la década y a las utopías del hippismo. Tiñó de sangre una América que se enfrentaba a importantes cambios sociales tras años de lucha. Pero hoy la figura de Manson, la imagen del mal, sigue fascinando más allá de los terribles crímenes que impulsó.

El ocho de agosto de 1969, Tex, Susan Atkins, Patricia y Leslie, pertenecientes a la secta de Charles Manson, 'La Familia Manson' descendieron hasta el número 10.050 de Cielo Drive. Su objetivo era el productor discográfico Terry Mercher, hijo de Doris Day, pero ya no vivía ahí y había alquilado la casa a la modelo Sharon Tate y su marido, el director polaco Roman Polanski. Se daba la casualidad que éste estaba en Londres y que así se libró de la matanza.

La modelo y actriz estadounidense Sharon Tate, embarazada de ocho meses, estaba junto a otros cuatro amigos: Jey Sebring (el estilista de las estrellas), Abigail Foster que intentó huir, Steve Parent que fue abatido por cuatro disparos al salir de la casa y Walter Frynowski. Con la sangre de la fallecida SharonTate los asesinos escribieron en la pared la palabra PIGS (Cerdos). Un día más tarde, con toda la ciudad en psicosis por lo ocurrido, la 'Familia Manson' volvió a asesinar, en este caso  al matrimonio de los Labianca. En este caso pintaron en la pared Helter Skelter.

El nombre de Helter Skelter es el título de una famosa canción del grupo británico de los Beatles. También es el título del libro que meses después del juicio  publicaría el Fiscal del Estado Americano de California, Vincent Bugliosi, sobre este macabro caso. Según la autoridad, lo que motivó a Manson era un mensaje oculto que percibía en la canción y según el cual los negros se levantarían sobre los blancos y serían los ganadores.

Siguiendo esta teoría del Fiscal, Manson incitó a cometer estos asesinatos a los miembros de su secta (Familia Manson) para que culparan a los negros de los asesinatos y así se desatara una guerra civil, durante la cual ellos estarían ocultos en una cueva y al salir de ella manipularían a los negros que habrían tomado el poder.

Hollywood y el satanismo

Esta teoría del Fiscal sobre lo que motivó la matanza de Cielo Drive ha sido muy criticada después por su poca veracidad. Sobre todo porque el Fiscal del caso, Vincent Bugliosi, transmitía una veresión conservadora de la sociedad estadounidense de la época y vinculando la músicia de los Beatles al satanismo. 

El propio Manson negó la influencia del conocido grupo musical  de Liverpool en su vida y en sus ideas.  Nunca lo confesó, pero el hecho de que su objetivo estuviera en Terry Melcher era la venganza. Estaba harto de enviar sus maquetas a este productor para convertirse en una estrella del rock pero éste siempre obvió los proyectos de Manson. Éste incitó a los miembros de sus secta a cometer el terrible crimen. La matanza de Cielo Drive fue tan cruel como improvisada.

Mansión de Sharon Tate en Cielo Drive tras el crimen. 

Antes de que Charles Manson y sus seguidores fueran detenidos, durante días, se llegó a especular con que el crimen de Tate y sus amigos estaba vinculado a drogas o una secta satánica que quería vengarse de Roman Polanski por el rodaje de su película La semilla del diablo.  Está leyenda se ha mantenido en el tiempo.

Sin embargo, la genial obra cinematográfica de Polansky hacia un simple retrato del fenómeno del satanismo y de los comportamientos sectarios que lo rodeaban. Además, el escenario natural del film fue el famoso edificio Dakota, situado en Nueya York, donde había vivido varios años Aleister Crowley, uno de los padres del ocultismo moderno, lo que lo daba más morbo al asunto,  

Al hecho de expandir la idea de un crimen satánico basado en la polémica cinta de Román Polanski ayudó el hecho de que esos días Frank Sinatra (ex de Mia Farrow, la protagonista de película) huyera de la ciudad por miedo a ser asesinado, al ser vinculado indirectamente con la obra del cineasta polaco.

En un principio no se relacionó el asesinato de Sharon Tate y sus amigos con el de los Labianca. Se creía que tras el último asesinato estaba la mano de un imitador. La investigación en un principio se centró en buscar las relaciones entre el Hollywood más liberal y el satanismo.

Boda de Sharon Tate y Roman Polansky. 

Fue a finales de ese mismo año, cuando el caso daría un giro inesperado. Por delitos menores fueron detenidos diversos miembros de la Familia Manson. Entre ellos, el propio Charles Manson junto a Patricia Krenwinkel. Ésta fue la que contó a una compañera de celda lo que habían hecho y a partir de ahí comenzó la investigación policial que les llevó al banquillo.

El juicio arrancó el 15 de junio de 1970 en Los Ángeles. No permitieron a Manson defenderse a sí mismo como él quería y todo fue un circo. Los ciudadanos se indignaron ante la forma de comportarse de Manson y sus pupilas. Cantaban, miraban fijamente a cámara, se reían… Esto llegó al límite de que a principios de agosto el presidente Richard Nixon en una alocución pública dijo que esperaba que Manson y sus secuaces fueran condenados.

Esto enfureció al abogado defensor que no se presentó a la última vista del juicio. El 9 de marzo de 1971 Charles, Patricia, Linda, Leslie y Tex fueron condenados a la pena capital por homicidio en primer grado. Manson era considerado el autor intelectual. En 1972 la Corte Suprema de California conmutó la pena de muerte por la cadena perpetua algo que encantó a Manson que se benefició del debate sobre la pena de muerte que en esos momentos estaba candente en la sociedad estadounidense.

Seguidoras de Manson cantando y bailando a su llegada al juicio. 

Charles Manson nunca se arrepintió de sus crímenes y éstos se convertieron en leyenda. Una imagen, la de Manson, para muchos la del Diablo en la tierra, que ha sobrevivido a la propia tragedia de sus crímenes y cuya trayectoria vital mañana relataremos en elcierredigital.com

COMPARTIR: