16 de agosto de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El homenaje al apóstol se celebra cada 25 de julio desde el año 1646, cuando fue instaurado por el rey Felipe IV

Santiago Apóstol: El misterio de los restos en Compostela del discípulo de Jesús

Santiago El Mayor.
Santiago El Mayor. / Pintura de Guido Reni.
Cada 25 de julio se celebra la festividad de Santiago Apóstol, el discípulo de Jesús que dio nombre a la ciudad de Santiago de Compostela. En torno a su muerte giran las leyendas sobre el origen del Camino de Santiago. Sobre sus restos y su posible paso por España existen diversas teorías, algunas de las cuales sostienen que no es su cadáver lo que reposa en la Catedral de Santiago.

Este 25 de julio se celebra el día de Santiago Apóstol, más conocido como el apóstol que dio nombre a la ciudad de Santiago de Compostela. Patrón de España y de Galicia, la figura de Santiago y el peregrinaje hasta su catedral se han convertido en toda una tradición alabada por peregrinos de todas partes del mundo. El pasado año más de 150.000 personas hicieron una de las rutas hasta la Catedral de Santiago.

Además de ser la figura del famoso Camino de Santiago, también es el protagonista de la festividad de este 25 de julio. Una fiesta que tuvo sus inicios en el año 1630, bajo el reinado de Felipe IV, cuando se declaró a Santiago Apóstol como único patrón de España. En 1646, el rey institucionalizó el Voto de Santiago, es decir, una ofrenda que los reyes, príncipes y el arzobispo de Compostela tenían que llevar a la Catedral de Santiago cada 25 de julio.

Casi 400 años después, este día sigue siendo festivo en Galicia y en aquellas comunidades autónomas que lo decreten así. La figura de Santiago Apóstol también continúa siendo un reclamo cada vez más internacional.

Santiago el Mayor, uno de los doce apóstoles de Jesús

Santiago Apóstol, también conocido como Santiago el Mayor, nació en Betsaida, Galilea. Hijo de Zebedeo y Salomé, Santiago se dedicaba a la pesca antes de que Jesús le pidiera ser uno de sus doce apóstoles junto a su hermano Juan.

Catedral de Santiago de Compostela.

Al morir Jesús, los apóstoles tenían la misión de difundir y promover el evangelio, y según se cuenta, Santiago Apóstol escogió España para difundir la palabra de Jesús. Este sería el supuesto inicio del Camino de Santiago y sus diferentes rutas, que corresponden a las que siguió el apóstol hasta llegar a Galicia.

Pero no todos eran partidarios del cristianismo, y el hecho de ser divulgador de esta fe acabó con la vida de Santiago Apóstol cuando llegó a Jerusalén para ver a la Virgen María antes de su muerte. Algunas teorías afirman que Santiago fue el primer apóstol que murió por el cristianismo.

La muerte de Santiago Apóstol y su sepultura en Compostela

Hay muchas teorías sobre la muerte de Santiago. Sin embargo, todas ellas parecen coincidir en que fue asesinado y martirizado por orden de Herodes Agripa I debido a sus creencias. Pudo haber sido lapidado o arrojado desde un templo, pero la teoría que cobra más fuerza es la de que fue decapitado.

Tras su muerte, las leyendas cuentan que dos de sus discípulos se marcharon de Jerusalén en barco —uno que no tenía ni timón ni vela y que se guiaba por los designios del difunto— para transportar el cuerpo hasta Santiago de Compostela. La reina de aquellas tierras por aquel entonces, Lupa, intentó impedirlo y eso hizo que Santiago fuese enterrado en una montaña en Iria Flavia.

No obstante, las hazañas que hubiera podido conseguir Santiago no lograron que se convirtiera en la figura que es ahora de inmediato. Sus restos reposaron tranquilamente hasta el siglo IX, cuando —según cuentan las leyendas— un ermitaño vio unas luces que venían del bosque. Concretamente, desde la supuesta tumba de Santiago.

Tumba de Santiago Apóstol en Santiago de Compostela.

Acudió al misterioso lugar con el obispo de Iria Flavia, que ayudó a deducir que los tres cuerpos que encontraron en la sepultura eran los del apóstol Santiago y sus dos discípulos. Así fue como se lo comunicaron al rey Alfonso II, que viajó hasta el lugar —que comenzó a denominare Campo de Estrellas, lo que acabó derivando en Compostela— y ordenó construir un templo, antecesor de la catedral de Santiago de Compostela.

Muchas teorías y pocas pruebas sobre Santiago Apóstol

Toda esta información son las mitos que envuelven a la figura de Santiago Apóstol. Unas teorías avaladas por la Iglesia católica y que permiten seguir creyendo en la historia que hace posible el peregrinaje hasta su tumba. Sin embargo, algunos estudiosos se muestran en contra de todas ellas.

Entre las teorías que los historiadores barajan es que Santiago Apóstol nunca llegó a pisar España y que, en realidad, los restos que alberga la tumba de la Catedral de Santiago son los del hereje Prisciliano.

Santiago y Prisciliano compartirían que ambos fueron decapitados aunque con tres siglos de diferencia. Prisciliano fue el fundador de una comuna asceta que tenía como principios la igualdad sexual y el culto a la naturaleza. Fuertemente criticada por la Iglesia, el emperador Teodosio ordenó ejecutar a Prisciliano. Sus seguidores habrían seguido la ruta, según cuentan estos estudiosos, hasta Iria Flavia, donde también se sitúan los restos de Santiago.

A pesar de la existencia de esta otra teoría, la Iglesia católica no ha querido realizar pruebas a los restos que reposan en la catedral y que confirmarían su antigüedad y, por tanto, si las teorías sobre Santiago son ciertas o, simplemente, se quedan en leyendas.

COMPARTIR: