16 de abril de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Tras la proclamación del monarca Federico X, la productora Sam Productions y la cadena TV2 reflejara la intrahistoria de la dinastía

Celos, infidelidades y romances prohibidos: El fenómeno televisivo 'The Crown' llega a la familia real danesa

La familia real danesa.
La familia real danesa.
El fenómeno 'The Crown' ha llegado a Dinamarca. La familia real danesa será protagonista de la ficción que ya se encuentran preparando la cadena televisión danesa TV2 junto a la productora Sam Productions. Este proyecto llega tras la proclamación de Federico X como nuevo rey de los daneses y protagonista del ya conocido como 'Genovevagate'. El proyecto reflejará la intrahistoria de los Glücksburg marcada por celos, infidelidades, romances polémicos y malas relaciones.

La Monarquía de Dinamarca es una de las más longevas de toda Europa. También una de las más polémicas. Desde este pasado 31 de diciembre, día en el que Margarita II de Dinamarca anunció su abdicación en su tradicional discurso de fin de año, la casa real danesa ha copado portadas de la prensa internacional. No solo por la nueva era que inaugura el ya soberano Federico X, sino porque en última instancia su ‘amistad’ con la filósofa Genoveva Casanova ha vuelto a la palestra mediática. Este pasado miércoles la revista Lecturas destapaba que tanto el monarca como la excondesa de Salvatierra han mantenido dos años de relación. Una historia que, tal y como recogía la cabecera, ha finalizado para que el primogénito del príncipe Henrik “pudiera ser rey”.

Portada - Lecturas

Portada de la revista 'Lecturas'.

El supuesto romance que habrían mantenido el monarca y la exmujer de Cayetano Martínez de Irujo sería uno de los muchos episodios que podrían aparecer en la ficción que se encuentra preparando la cadena televisión danesa TV2 junto a la productora Sam Productions. Una ficción al más puro estilo ‘The Crown’. "Es la historia de una familia, una institución y un anacronismo que luchan por seguir siendo relevantes en la era moderna", ha afirmado Pernille Bech Christensen, productora ejecutiva del canal danés. La serie, cuyo rodaje comenzará en 2025, llevará el nombre de ‘Af Guds nåde’ (Por la gracia de Dios) y la cual comenzara en 1940 año en el que nació Margarita de Dinamarca. 

Aficionada a la pintura y fumadora empedernida

Fue el 14 de enero de 1972 cuando la entonces princesa Margarita, primogénita de los reyes Federico IX e Ingrid de Suecia, fue proclamada como nueva reina de los daneses. Además de Margarita, los monarcas dieron la bienvenida a otras dos hijas más, la princesa Benedicta y la reina Ana María de Grecia, esposa del rey Constantino II de Grecia. La entonces princesa ascendió al trono dado que el 27 de marzo de 1953 se produjo un cambio de legislación por la que se permitía la sucesión femenina ya que hasta entonces tan solo podían reinar los varones. 

Durante más de cinco décadas Margarita de Dinamarca se convirtió en una de las monarcas mas admiradas y muy querida por el pueblo danés cuya vida personal ha estado marcada por aficiones al ganchillo o la pintura. La madre de Federico X firmaba sus obras bajo el seudónimo de Ingahild Grathmer y, de hecho, fue ella quien firmó las ilustraciones de la edición danesa de la obra ‘El Señor de los anillos’. Otra de sus facetas menos conocidas es su afición al diseño, en concreto, el diseño de vestuario. Fue la monarca quien diseñó los estilismos que llevó el reparto del Ballet Real Danés en Un cuento popular o de las cintas ‘Los cines salvajes’ así como ‘Ehrengard. El arte de la seducción’, estrenada este pasado 2021 en la plataforma Netflix y por la que ha obtenido una nominación en los Premios de cine daneses.

Margarita II en su juventud.

Además de firmar diseños de vestuario para cine o teatro, Margarita II también acostumbra a confeccionarse algunas de las piezas que componen su fondo de armario, no obstante, a lo largo de su reinado acostumbraba a lucir estilismos de diseñadores como Pierre Balmain o Erik Mortesen. Los looks que ha lucido la nuera de la reina Mary no pasan desapercibidos y también son criticados, uno de ellos el que lució durante los actos de proclamación de su hijo Federico X ya que hizo uso de estolas así como abrigos de piel. Un hecho que desató la polémica entre algunos de los sectores de la sociedad danesa por la utilización de pelo de animal para la confección de complementos. 

Además de ser conocida como la ‘reina más cool de Europa’, Margarita II de Dinamarca es también conocida como la ‘reina del cenicero’, es más, tal y como declaró en diversas ocasiones “fumaba allí donde hubiera ceniceros”. La madre del príncipe Joaquin encendió su primer pitillo a los 17 años de edad y fue este pasado 2023 tras someterse a una operación de espalda cuando abandono el hábito del tabaco. 

Tras 52 años en el trono, la reina Emérita ha sido una de las más admiradas de toda Europa y quien es una de las figuras más relevantes de la dinastía de los Glücksburg. Una dinastía marca por un flechazo en los Juegos Olímpicos, rivalidades, celos y un matrimonio real polémico. 

Un matrimonio de cara a la galería

Ningún matrimonio del panorama real está exento de polémicas. Y el de la Emérita danesa y un conde de origen francés convertido en príncipe a la sombra de su mujer no se libró. Margarita II creció en el seno de una familia real en la que las mujeres tenían el poder y, desde pequeña, siempre tuvo claro cual era su lugar y su futuro como reina de los daneses, por lo que, servir a su país siempre fue una prioridad para ella. Fue durante su formación académica en la Escuela de Economía y Ciencia Política ubicada en la ciudad de Londres donde conoció a un joven diplomático de ascendencia nobiliaria francesa.

Margarita de Dinamarca, la ex reina que vivió un escandaloso amor al estilo  de su hijo Federico

El Príncipe Henrik y Margarita II.

El flechazo con Henrik de Laborde de Monpezat, quien trabajaba como tercer secretario en la embajada francesa en la Ciudad del Támesis, culminó en boda real el 10 de junio de 1967 en la iglesia Holmen de la ciudad de Copenhague. A pesar de la intensidad y el amor que se profesaba la pareja, el ya príncipe Henrik nunca llevó bien su papel a la sombra de reina e incluso de su hijo Federico quien, a lo largo del reinado de su madre, la sustituyó en diversas ocasiones provocando los celos de su progenitor que llegó a declarar "durante años, he sido el número dos en Dinamarca, un papel con el que estoy satisfecho. Pero después de tantos años no quiero verme degradado al tercer rango. Yo soy el primer hombre y no mi hijo". 

El príncipe Henrik era una figura de lo más polémica en el panorama ‘royal’ europeo. Le costó adaptarse a las costumbres de Dinamarca, aunque paulatinamente se fue ganando el cariño del pueblo danés. El príncipe consorte con fama de provocador, no aceptaba su papel como “segundón” y su fama de ‘playboy’ llegó a hacer mella en el matrimonio a causa de las constantes infidelidades que protagonizaba. No obstante, su matrimonio fue superando obstáculos y tras vivir un tiempo distanciados, hasta el fallecimiento del príncipe el 13 de febrero de 2018, residieron en el Palacio de Amalienborg.

Federico X, el ‘príncipe que nunca quiso ser rey’

Un año después de la boda entre Margarita II y el príncipe Henrik, llegó el esperado heredero a la corona. Nacido el 26 de mayo de 1968, el futuro rey de los daneses fue educado desde su infancia para continuar el legado de su progenitora aunque “nunca quiso ser rey". Llegada la adolescencia se convirtió en uno de los 'solteros de oro reales’. Y como uno de los solteros más demandando por el público femenino, no estuvo exento a tener un amplio currículum amoroso mucho antes de que llegara una joven abogada australiana llamada Mary Donaldson.

Su primer amor lo vivió, durante su etapa como estudiante en la escuela de educación secundaria Øregård Gymnasium, junto a una joven de apariencia nórdica llamada Mie Egmont. Pero todo se quedó en eso, en un simple affaire de la adolescencia. Posteriormente, y ya como estudiante universitario cuando conoció a Nina Klinker Jorgensen. Ella estudiaba un grado en derecho y él ciencias políticas en la universidad danesa de Aarhus. Al igual que junto a Egmont, aquello no trascendió más allá de los muros de la institución educativa. 

Fue Malou Aamund quien marcó un antes y un después en la vida del heredero al trono danés puesto que con ella protagonizó una de las polémicas que minó su popularidad. Durante la madrugada de la nochevieja de 1992 el príncipe, quien por aquel entonces contaba con 24 años de edad, fue detenido junto a Aamund tras regresar de una fiesta. La joven, quien estaba en estado de embriaguez, conducía un vehículo cerca de palacio a gran velocidad sin carnet de conducir en el que el primer hijo de la monarca danesa iba sentado en el asiento del copiloto, también bebido. Como consecuencia de aquel episodio, la casa real danesa emitió un comunicado en el que pedía disculpas por el comportamiento del heredero durante la noche de fin de año y, fruto de las críticas, los monarcas tomaron la determinación de enviar al heredero a estudiar a la universidad de Harvard.

Dos años después del final de su relación con Aamund, el príncipe Federico volvía a enamorarse. Esta vez de Katja Storkholm, una joven modelo de lencería con la que, según afirman diversos cronistas reales, quiso casarse en 1996. Una decisión la cual desató una firme negativa por parte de la monarca quien nunca aceptó aquel romance. El final de la década de los noventa trajo al heredero danés un nuevo amor.

La boda 'maldita' de Mary Donaldson y Federico de Dinamarca: un pistoletazo  de salida bajo la sombra de Letizia

Federico X y la reina Mary.

Fue junto a la cantante de rock danesa Maria Montell con quien mantuvo una nueva historia amorosa e incluso se la llegó a presentar don Juan Carlos I ya que durante aquel verano se escaparon al archipiélago balear de Mallorca. No obstante, aquella relación duró tan solo un año. Fue durante la celebración de las Olimpiadas en la ciudad australiana de Sydney que tuvieron lugar en el año 2000 cuando el principie Federico de Dinamarca conoció al que sería el amor de su vida. En el evento deportivo surgió una historia de amor junto a una joven abogada australiana llamada Mary Donaldson quien, previamente a conocer al heredero, desarrolló una carrera laboral admirable. Desempeñó cargos como ejecutiva de cuentas en empresas como empresa Rapp Collins Worldwide, Young&Rubicam, Love Branding o Belle Property. Posteriormente, cuatro años antes de su enlace real, la joven abogada se trasladó a Dinamarca para trabajar como consultora de proyectos, comunicación y marketing para la empresa Microsoft. Ambos se encontraron en una fiesta a la que Mary acudió en el último momento y el flechazo fue inmediato. Tras ese primer encuentro, el contacto se estableció mediante mails y cartas, hasta el año 2002 cuando fueron 'cazados' por la prensa danesa. Un hecho por el cual se vieron obligados a hacer público y oficial aquel romance ‘real'.

El valioso y significativo regalo de Federico X a sus hijos ...

Los reyes de Dinamarca junto a sus hijos.

Un flechazo que, tras el anuncio de compromiso el 8 de octubre de 2003, culminó en una boda con la asistencia de miembros de la realeza y la presentación en sociedad de la entonces futura princesa de Asturias Letizia Ortiz enfundada en un vestido rojo de Lorenzo Caprile  que se hizo eco en la prensa internacional. La boda dejó anécdotas para el recuerdo como las lágrimas del príncipe Federico ante la entrada de la novia, el vestido de novia elegido por su suegra o la reina Margarita como una feliz madrina. El matrimonio ha dado la bienvenida a cuatro hijos, el príncipe Christian, futuro soberano, y los príncipes Isabelle,  Josephine y Vicent. Desde su juventud el rey Federico ha mostrado una gran afición por el motociclismo así como por el automovilismo o la música, puesto que el monarca danés también probó suerte como DJ en la emisora de radio danesa P3. 

El príncipe Joaquín, el eterno ‘segundón’

Un año después de la llegada del rey Federico X,  el 7 de junio de 1969 nació el príncipe Joaquín quien desde pequeño siempre ha estado considerado como el eterno ‘segundón’. Fue en 2020 cuando el segundo hijo de Margarita II se plantó e hizo unas declaraciones a la prensa de su hartazgo por no tener el lugar que le correspondía. Un hecho que desde su juventud ha provocado en él celos y envidia por no ser el rey de los daneses. Junto al monarca danés mantiene, hoy en día, una compleja relación en la que reina la tensión tanto entre ellos como entre las cuñadas y la cual ha aumentó en el año 2008.

El príncipe Joaquín podría reconciliarse con su hermano Federico tras ser  proclamado nuevo rey de Dinamarca?

El rey Federico X y el príncipe Joaquin.

La revista "Svensk Damtindning" publicó en una de sus ediciones y en portada una imagen en la que el príncipe Joaquín intentaba besar, bajo los supuestos efectos del alcohol, a su cuñada la reina Mary en una fiesta. Un escándalo que provocó los celos y el 'odio' de la princesa Marie hacia la monarca danesa. Es más, tras esta imagen diversos medios de comunicación daneses afirmaron que, supuestamente, "el príncipe Joaquín siempre ha estado enamorado Mary Donaldson”. 

Los continuos romances esporádicos con mujeres también han al príncipe Joaquin de Dinamarca a ser portada de algunas de las revistas de la prensa rosa danesa. Hasta 1989 cuando comenzó un noviazgo con la modelo Iben Kadziola. El hermano de Federico X conoció a la joven en una fiesta y el 'flechazo' fue inmediato, es más, la entonces reina Margarita llegó a conocerla. Un hecho que solo se ha producido cuando la monarca consideraba que el romance iba en serio. No obstante la relación finalizó en 1994 y en 2015, el príncipe Joaquin quedó desolado tras la muerte a los 48 años de Kadziola, víctima de un cáncer de intestino. Fue a mediados de los noventa cuando el hermano de Federico X conoció durante su período laboral en Hong Kong a la joven Alexandra Manley, actual condesa, un hecho que supuestamente provocó su ruptura con la joven modelo.

Joaquín y Marie de Dinamarca se mudan a Washington tras la retirada de los  títulos de sus hijos | Vanity Fair

El príncipe Joaquín, la princesa Marie y sus hijos.

La boda llegó el 19 de noviembre de 1995 y, posteriormente, el matrimonio daría la bienvenida a sus dos vástagos, los condes Nicolás y Félix. En 2004, anunciaron su divorcio y la princesa confesaría que uno de los motivos eran los problemas con al alcohol del príncipe Joaquín, una adicción por la que incluso llegó a recibir ofertas de diversos centros de rehabilitación daneses para que ingresara. No obstante y pese a esta adicción, muchos medios de comunicación apuntaron a una joven economista francesa como motivo de la ruptura. Corría el año 2002 cuando Marie Cavallier regresó a Europa tras haber vivido durante varios años en Nueva York. En diciembre, la joven fue invitada a una cacería en Dinamarca, a la cual asistió sin imaginar que sería allí donde conocería al amor de su vida. 

Por aquel entonces el príncipe Joaquín de Dinamarca todavía estaba casado con su primera mujer, la condesa Alexandra, por lo que se llegó a rumorear sobre una posible infidelidad por parte del hijo del príncipe Henrik. No obstante, aquello se quedó en un encuentro aunque el flechazo se había producido. Durante meses coincidieron de manera intermitente. En 2005 Marie en Ginebra, ciudad en la que había estudiado, y el segundo hijo de Margarita de Dinamarca se puso en contacto con ella durante una visita a París tras firmar el divorcio de su primera mujer. Aquel encuentro dio lugar a una historia de amor que culminó el 24 de mayo de 2008 en una boda celebrada en la iglesia de Møgeltønder, situada en la localidad danesa de Tønder. La boda, en la que el príncipe Joaquín no pudo reprimir las lágrimas de emoción, reunió a la familia real danesa al completo así como a miembros de otras casas reales. Un año después de aquel enlace, el 4 de mayo de 2009, el matrimonio daba la bienvenida a su primer hijo, el conde Enrique de Monzepat y el 24 de enero de 2012 llegaba al mundo Atenea, condesa de Monzepat

Tras más de una década en Dinamarca, en 2019 el matrimonio anunciaba su traslado a París por motivos laborales del príncipe Joaquín, quien debía de continuar con un curso liderazgo estratégico y relaciones internacionales para oficiales en la Escuela Militar de la capital gala. Aquella estancia se prolongó hasta el verano de 2020 y fue en julio de aquel año cuando el hermano de Federico X sufrió un ictus, por el que tuvo que ser operado de urgencia. Desde este pasado 2022, el príncipe Joaquin disfruta de un retiro mediático en la capital de los Estados Unidos donde desempeña el cargo de agregado de la Industria de Defensa en la embajada de su país. En la actualidad, mantiene una compleja relación con su familia y, en especial, con su madre Margarita dee Dinamarca a raíz de la retirada del título de príncipes a sus cuatro hijos Nicolás, Félix, Enrique y Atenea. Un hecho que ha avivado la estela de 'segundón' del hermano del nuevo rey de los daneses. 

COMPARTIR: