28 de enero de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La cantante estadounidense ha pasado más de trece años tutelada por su padre al ser inhabilitada

Britney Spears celebra su 40 cumpleaños en libertad tras más de una década de 'cautiverio'

Britney Spears.
Britney Spears.
La famosa cantante estadounidense Britney Spears cumplió 40 años el pasado día 2 de diciembre de 2021. Después de ser tutelada durante más de trece años por su padre, Jamie Spears, la artista goza de su plena libertad.

Britney Spears cumplió el jueves 2 de diciembre de 2021 40 años. Cuatro décadas de vida dedicadas, prácticamente al completo, a la música y a los espectáculos. La princesa del pop, quien fuera una niña prodigio durante su infancia, llegó a ser el sustento económico de su familia a finales de los 90. Su madre, Lynne Bridges, era entonces la encargada de acompañar a su hija a todas partes, desde audiciones hasta grabaciones.

Según se ha podido saber, Bridges se divorció en 2002 de Jamie Spears, el padre de la cantante, tras años de convivencia violencia por su adicción al alcohol. Años después, tras su paso por varias clínicas de rehabilitación, Jamie y Lynne se reconciliaron.

El crecimiento de Britney

El padre de Britney Spears no fue una figura de peso en los años más importantes de la carrera musical de la princesa del pop, que crecía como la espuma. Y es que, en el año 2000, una jovencísima Britney, de apenas 19 años, ya contaba con dos discos de estudio: Baby one more time y Oops!... I did it again.

Britney Spears en concierto, 1999.

Pero la cantante no solo crecía como artista, sino también como persona. A finales de 2006, Britney ya era madre de sus dos hijos y sería poco después, en 2007, cuando pediría el divorcio de su por entonces marido, Kevin Federline.

A partir de ese momento, Britney comenzó a comportarse de manera extraña en público, llegando a perder la custodia de sus dos hijos. En los medios de comunicación se hablaba constantemente de su locura. Britney tenía evidentes problemas de salud mental.

Su peor momento

A principios de 2008, y después de negarse a entregar a sus hijos a la asistente de su exmarido, la policía consideró que Britney Spears debía ser internada en la clínica Cedars-Sinai. Un día después, la princesa del pop perdió los derechos de visita a sus hijos, fue enviada a un centro de rehabilitación y empezó a ser tutelada, en materia legal y financiera, por su padre.

Ante tal decisión, la propia madre de Britney consideró que Jamie Spears no era la persona más adecuada para tutelar a su hija, sobre todo teniendo en cuenta sus antecedentes, íntimamente ligados a varias adicciones y a comportamientos violentos. Aun así, no hizo nada, pues era impensable que pudiera alargar la tutela de su hija durante trece años.

Tutelada por su padre

Tras años de “protección” por parte de su padre y unas cuantas declaraciones de la cantante en las que expresaba su discrepancia con respecto a su guarda y custodia, Britney es libre. Sin embargo, no ha sido hasta principios de 2021 cuando se ha conocido que su padre no solamente tomaba decisiones legales y financieras, sino que ha controlado cada paso que Britney ha intentado dar en su vida.

Jamie Spears, padre de la cantante, a la salida del juicio en el que perdió la tutela de su hija.

Según las versiones más discordantes, Spears se ha aprovechado de la cantante: ha manejado su fortuna adjudicándose un sueldo por “cuidar” de ella y se ha asignado un porcentaje por cada espectáculo o por merchandising. Para alegría de la cantante, Jamie Spears ha perdido finalmente su derecho de tutela.

Y es que, a pesar de años alegando que temía a su padre y que no era la persona ideal para encargarse de su vida, los distintos jueces no daban valor a sus declaraciones y alargaron la situación hasta el pasado 29 de septiembre, cuando el #FreeBritney – que encabezaron sus fans – fue un hecho.

Britney Spears celebra su 40 aniversario, y después de trece años y nueve meses, lo hace en libertad. Tras tanto tiempo en el que su opinión no contaba y no le era permitido tomar sus propias decisiones, es libre. Después de más de una década, se puede afirmar que la vida de la cantante está en sus propias manos.

COMPARTIR: