08 de julio de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Barry Cunliffe nos relata en su libro los continuos esfuerzos desde el paleolítico al siglo XVI por dominar los mares e interconectar personas

'Océano': La apasionante narración de la interconexión entre el Mar Mediterráneo y las aguas del Atlántico

El hombre, desde el principio de los tiempos ha buscado expandirse e interrelacionarse, si nos centramos en nuestra civilización más cercana, la occidental, este esfuerzo ha tenido muchas veces como epicentro el mar. Mediterráneo y Atlántico, unos mundos aparentemente separados, pero como muestra con maestría el autor, desde hace milenios interconectados

En estas semanas, en las que muchos han puesto en entredicho la globalización o el mundo “hiperconectado” un libro como Oceano, del catedrático emérito de Arqueología de la Universidad de Oxford Barry Cunllife, que edita de manera magnífica Desperta Ferro, en una calidad en su presentación, imágenes y riqueza de cartografía difícil de encontrar actualmente. Todo en ello en una obra muy innovadora y con una riqueza de información en la que repasa milenios de nuestra historia más cercana.

Una visión rompedora

Conocí en persona a Barry Cunliffe hace casi dos años en un antológico curso de verano de la Universidad Complutense en San Lorenzo del Escorial sobre el mundo celta y que dirigieron los insignes Gonzalo Ruiz Zapatero y Martín Almagro Gorbea.

Barry Cunliffe es uno de los mayores especialistas mundiales del apasionante mundo celta y creador de una muy interesante teoría en la que defiende que origen del mundo celta está en el Atlántico (que rompe con la clásica que lo sitúa en la Cultura de La Tène en centro de Europa) que resume en su obra “Celtic from the west”.

Oceano es ante todo la historia de hombres que buscaron en el mar como interconectar y prosperar

Esta visión alternativa y su enorme conocimiento de sociedades interconectadas desde la prehistoria la traslada a Océano. Este apasionante viaje desde la prehistoria a la época de los descubrimientos y grandes navegaciones del siglo XVI es ante todo la historia de hombres que buscan interrelacionarse, prosperar, descubrir, desde que empezaron los primeros grandes viajes en el Mediterráneo Oriental hasta que el Atlántico nos abrió un nuevo mundo.

De hecho, una de las cosas que más sorprenderá al lector es como en su excelso trabajo cartográfico nos muestra el mundo de Este a Oeste y no de Norte a Sur como tradicionalmente vemos en los mapas. Esta era la perspectiva hasta que los descubrimientos nos mostraron a los occidentales una inmensidad hasta entonces desconocida y ayuda enormemente en su hilo narrativo.

La forma de mostrar la cartografía de Este a Oeste es un recurso poderoso para explicar los progresos en la navegación

Esta forma de aproximarnos tan novedosa le acompaña un soporte historiográfico y arqueológico soberbio, en la que la historia de nuestra Península Ibérica, como punto de encuentro entre dos mares, desde las culturas del bronce, los fenicios a la época de los grandes descubrimientos tienen un lugar destacado.  Todo ello narrado de tal forma en la que traslada su pasión al lector y, aunque no es un libro corto (más de 600 páginas en un formato grande) es difícil que dejes de leerlo y con toda seguridad se convertirá en una obra de referencia.

COMPARTIR: