29 de enero de 2023
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La actriz tuvo una intervención programada hace unos días en el Hospital de la Milagrosa debido a una disectomía y artrodesis lumbar y está bien

La 'musa del destape' María José Cantudo se recupera ya en su casa de Madrid de una operación de vértebras

El Cierre Digital en Maria José Cantudo junto a varios familiares.
Maria José Cantudo junto a varios familiares.
La que fuera musa del destape y una de las actrices más exitosas del cine español se recupera favorablemente de la intervención programada a la que fue sometida hace unos días en el madrileño Hospital de La Milagrosa. María José Cantudo se encuentra en su residencia del barrio de los Austrias junto a su hermana Paqui. La modelo acarreaba varios problemas de salud desde hace meses y decidió pasar por el quirófano por recomendación de sus médicos.

La  vedette María José Cantudo se recupera favorablemente de la intervención programada a la que fue sometida hace unos días en el madrileño Hospital de La Milagrosa. La que fuera musa del destape tuvo que ser operada a causa de una disectomía y artrodesis lumbar. El doctor Manuel De la Torre, especialista en Neurología y médico militar, estuvo al frente de la operación y fue quien  advirtió a la actriz sobre la gravedad de la situación, pues  si no se sometía a la intervención "se quedaba en silla de ruedas".

La actriz se encuentra fuera de peligro junto a su hermana Paqui, quien no se ha separado de su lado y se ha trasladado a la residencia de la vedette en el barrio de los Austrias de Madrid.

Los 71 años de una de las musas del destape

La vida de María José Cantudo habría sido otra de no haber protagonizado La Trastienda (1975) de Jordi Grau. Había llegado a Madrid a principios de los 70 desde su Andújar natal y la Cantudo empezó en las fotonovelas luciendo su palmito de adolescente andaluza.

Ella ponía su fotogenia al servicio de las versiones en foto de las historias de Sautier Casaseca o Corín Tellado. De ahí, poco a poco al cine. Sobre todo hizo mucho cine de terror como Autopsia. Y luego ya, la televisión y la fama. Fue Valerio Lazarov quien se la llevó a TVE para formar parte de su escudería de azafatas/presentadoras de Señoras y señores. De ahí saldrían también Norma Duval, Ángela Carrasco o Marcia Bell.

EFEMÉRIDES DE FIN DE SEMANA | El Faro

Maria José Cantudo.

En esos años también conoció a su primer marido y padre de su único hijo, Manolo Otero. Por entonces conocido como 'el bello Otero', uno de los pocos galanes masculinos que conoció fortuna el destape. 

La Trastienda rompió una tendencia en el cine español. Por primera vez desde 1936 se veía un desnudo integral. A penas dos segundos sirvieron para que la película hiciera una taquilla de 180 millones de pesetas. En la calle se hablaba del "felpudo de la Cantudo", pero los exhibidores la renombraron como "el pubis de oro". La cinta coincidió con la muerte de Franco, el inicio del proceso de Transición y fue el pistoletazo de salida de la moda del destape.

Ya antes de este desnudo, en los últimos momentos del franquismo, habían aparecido en pantalla los pechos de Ana Belén, Amparo Muñoz, Concha Velasco o Carmen Sevilla pero nunca un desnudo integral. Hasta la película de Grau se ponían en práctica las famosas 'dobles versiones'.

Se grababan dos veces las películas. Con desnudo para el extranjero y con ropa interior para el mercado nacional. Con La Trastienda se acabó esa forma hipócrita de realizar el cine. Era el momento propicio. La película, sin ser ni mucho menos de género erótico, abrió el fenómeno del destape y María José Cantudo quedó unida para siempre a ese momento del cine y la sociedad española.

A partir de ese momento se desató la fiebre por el destape y Cantudo pasó a ser una de sus exponentes y también la principal en crear la justificación por su paso por el fenómeno. Frases como "me desnudo por exigencia del guion" quedaron sempiternamente colgadas de la boca de la Cantudo, que sería pasto de los humoristas patrios durante años.

En los años 80 y 90 protagonizó y produjo obras como Doña Mariquita de mi corazón, Ya tenemos chica, Mariquilla Terremoto, Ventolera o El baile. Desde 2004 no se ha vuelto a subir a un escenario a pesar de que, en ocasiones, se ha especulado con su vuelta. Viviendo junto a su perrita en el centro de Madrid, Cantudo ha sabido invertir el dinero y vive sin apuros un retiro dorado.

Ahora, María José Cantudo se recupera favorablemente en Madrid de su reciente operación junto a la compañía de su hermana Paqui.

COMPARTIR: