25 de febrero de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El también abogado de 22 años ha publicado su primer libro, 'Poemas de un joven poco leído', que recoge cien de sus creaciones poéticas

Carlos Pinedo Texidor, uno de los jóvenes poetas: "Este género literario es el que tiene más difícil perder su esencia"

Carlos Pinedo Texidor.
Carlos Pinedo Texidor.
Carlos Pinedo Teixidor, joven abogado de 22 años, ha publicado su primer libro 'Poemas de un joven poco leído', donde recoge 100 de sus creaciones poéticas. Pinedo Teixidor habla con 'Elcierredigital.com' sobre su libro, la situación actual del género de la poesía y sus planes inmediatos en lo literario.

Carlos Pinedo Texidor nació en Madrid en la primavera de 1998. Desde muy pequeño y estimulado por su familia se interesó por todo tipo de libros, emulando al escribir a los autores que leía. Quiso estudiar Arqueología e Historia, pero se acabó enamorando del Derecho, carrera que terminó en 2020. Quienes le conocen saben de su pasión por el Atlético de Madrid, heredada de su abuelo, quién además de enseñarle a jugar al ajedrez en la isla de Mallorca, le regalaba todos aquellos libros que pedía. Actualmente está cursando un doble máster de acceso a la abogacía bilingüe, actividad que compagina con la lectura y la escritura. Ahora ha dado el salto a publicar su primer poemario, Poemas de un joven poco leído.

¿Por qué escribir poesía?

Realmente no pensaba en hacerlo. Yo siempre he escrito poemas, pero para mí, nunca pensé en hacerlos públicos. Cada vez que tengo un hueco me pongo a escribir. Mi iPhone está lleno de notas con poemas escritos, es un libro escrito con iPhone. Con esos poemas quería hacer un regalo a una amiga mía. Cuando estaba unificando parte de ellos me di cuenta de que podían formar un libro. Estuve un par de días dándole vueltas. La idea fue en caliente. Ahora está toda mi intimidad publicada. No es lo mismo leer algo que has escrito para ti que leerlo sabiendo que cualquiera lo puede hacer. Ahora veo matices que no percibía por el feedback de la gente que lo está leyendo. Estoy ganando perspectiva.

¿Por qué titular el libro como Poemas de un joven no leído?

He estudiado derecho y una de las manías de los abogados es tener algo que nos respalde. No es mi caso con la literatura. En el colegio y el instituto te dicen que tienes que conocer a los anteriores autores, a la generaciones que te han precedido. Yo pienso que ese acto mata la creatividad de mucha gente. Creo que no he leído tanto como otros, pero que eso me permite transmitir con cierta ingenuidad. Humildemente, escribo sin saber y haciendo una oda a la creatividad.

En su prólogo dice que usted hace rimas que se atreve a llamar poemas.

Sí, porque nos han enseñado que los poemas tienen unas determinadas estructuras, medidas... Yo sólo sé hacer rimas. No lo llamo poemas porque no tengo el conocimiento suficiente para hacerlo, no sé seguir esas normas. En el libro no hay un consonantismo entre los poemas. Cada uno es de su padre y de su madre. En unos años seguramente echaré la vista atrás y me sorprenderá porque, evidentemente, este es el primer poemario y se va a notar en muchas cosas.

Portada del libro. 

Le dedica un poema a Gil de Biedma. ¿Por qué?

Yo salí del colegio muy rebotado con la literatura moderna española. No acababa de entenderlo. Años después, me compré un libro de Gil de Biedma en una librería y leyéndole descubrí que cada poema contaba una historia distinta de forma diferente. Me habían dicho que la poesía es matemática y no es así.

En ese sentido, también sus poemas son diferentes en forma y fondo unos de otros.

Es que están escritos en momentos distintos. Durante un viaje largo en avión, un receso en un juicio...Se nota cuál está escrito más desde la chispa del momento y cuál es más reposado. Al releerlos es cuando descubres muchas cosas.

Gracias a a las redes sociales hay una nueva generación de poetas y este género ha pasado de ser una minoría en las librerías a ser uno de los más reclamados. ¿A qué se debe?

Se juntan muchas cosas. La poesía va de la mano de las redes sociales. Es muy sencillo usarla en un tweet o en una publicación de Instagram. Es muy inmediato. Esas redes hacen, también, que la gente esté muy conectada. Antes tenías que acceder a un libro para eso. Ahora es mucho más sencillo. Tiene que ver también con el auge de las plataformas de contenido digital que están solapando mucho la literatura que leíamos antes. Ahora, el contenido de ficción lo cubrimos con las series y no con las novelas. Sin embargo, la poesía es algo difícil de sustituir. Es el género literario que más difícil tiene perder su esencia.

¿Cómo se combina lo ser abogado y poeta?

Tengo una gran carga de trabajo y en cuanto puedo me siento y escribo un poema. Es una liberación. Es pasar del formalismo al sentimiento puro de un poema, aunque hay textos legales que son preciosos.

A este primer poemario, ¿le seguirán otros proyectos?

Pretendía acompañarlo del salto a la novela y el teatro, pero no creo que sea tan sencillo. No me siento preparado. Lo que sí verá la luz en breve será un segundo tomo de otros cien poemas.

COMPARTIR: